Vinos que disfrutar durante estos días en casa

No vamos a insistir en las recomendaciones que llevamos escuchado casi desde el primer día ahora que toca quedarse en casa, -como establecer una rutina diaria, aprovechar para poner en marcha alguna cosa que siempre has querido hacer y que nunca veías el momento, entre otras cuantas-. En su lugar, vamos a dedicar estas líneas a algo que no lleve el “apellido” de “esfuerzo”. Porque nos merecemos darnos más de un pequeño placer o capricho durante nuestro cautiverio. Por ejemplo, ¿por qué no abrirte un buen vino antes de comer o cenar, o mientras ves esa peli o serie a la que le tenías ganas, e incluso para brindar con un amigo aunque sea por videoconferencia…?

vinos en casa foto Louis Hansel en Unsplash

26 de marzo de 2020,

Alvear 3 Miradas Cerro Macho, para tomar disfrutando de los días de sol

El próximo domingo cambia la hora y tendremos más tiempo de luz, algo que algunos disfrutaremos desde la ventana y otros (con más suerte) en sus jardines o terrazas. Esa luz y el buen tiempo le van perfecto a este vino, un cordobés de Montilla que pide sol y un buen aperitivo o comida al aire libre aunque sea en modo confinamiento (si es dentro de casa, abre al menos la ventana y que corra la brisa).

Foto: © Louis Mornaud en Unsplash
Foto: © Louis Mornaud en Unsplash

Elaborado con Pedro Ximénez del paraje que le da nombre, ha pasado cuatro añitos reposando en una criadera de las que se usan en la bodega para elaborar el Fino CB, y en contacto con las lías de este fino. El vino desarrolló velo de flor y ahora sale a la calle (es un decir), después de reposar otro año en botella. Mineral, aromático y voluminoso. Es uno de esos vinos que gustan incluso a los más reacios a deleitarse con los vinos del sur, y ello es por su carácter envolvente y su capacidad de combinar con platos arriesgados.

Mas de la Rosa, porque hay mucho que celebrar

Un señor tinto como éste ya es buena excusa para montarse una minicelebración en casa con una cena que sea todo un autohomenaje por lo bien que estás llevando tu confinamiento obligado. Además, aun en esta situación extraña hay mucho que festejar, como es estar vivo y tener salud.

Y que decir si tienes la “suerte” de cumplir años durante el cautiverio de estos días y no puedes celebrarlo con todos tus seres queridos… pues no tienes porqué renunciar a disfrutar de tu día. Haz una llamada grupal y ponte al día con ellos mientras te dejas seducir por este tinto del Priorat, una de las últimas creaciones de Torres que está llamado a ocupar un sitio entre los grandes vinos españoles. De cariñenas y garnachas viejas, es un vino repleto de elegancia. También tiene fuerza y energía suficientes para hacer de tu videocelebración cumpleañera un momento para recordar. Eso sí, la siguiente, ya con tus amigos sentados a tu lado.

Predicador blanco (bodega Contador), viendo “El jinete pálido” de Clint Eastwood

Este vino blanco esencial de la bodega de la Rioja Benjamín Romeo se marca un tanto en el universo del vino, una logradísima mezcla de viura y malvasía, aderezadas con un toque de garnacha blanca y ocho meses de crianza en barricas de roble que el mismo Benjamín, como enólogo y viticultor, busca y selecciona por sus viñas. Bueno de aperitivo y ligeramente fresco, puedes aprovechar para tomar una copa mientras ves la película El Jinete Pálido, producida, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood. Es el actor favorito del enólogo riojano y cuyo papel en esta película da nombre al vino (también en su versión tinto). Por supuesto te acompañará muy bien si decides tomar algo antes de comer, e incluso en las comidas de entre semana, más rápidas y ligeras.

vinos en casa

 

vino predicador blanco

Grimalt Caballero, una edición limitada para compartir con los tuyos

Puedes pensar que no sea el momento de desmantelar tu bodega, pero en serio ¿qué mejor ocasión? Estamos viviendo momentos raros, donde entre la negrura del panorama, suceden y aprendemos cosas imprevistas y bonitas, como es establecer vínculos con los vecinos (algo impensable en las grandes ciudades, donde nadie se conoce ya), incluso sacar lecciones de vida: solidaridad, esfuerzo, conciencia de sociedad, convivencia… y hasta aprender a buscarnos la vida para hacer ejercicio físico en lugares reducidos.

Este tinto de la bodega mallorquina 4 kilos vinícola, de edición limitada a 1000 botellas y elaboración ecológica con las uvas locales baleares callet y fogoneu, te hará sentir la fortuna que tienes por poder descorcharlo y echártelo en una copa para compartirlo con tu pareja, tus hijos (los mayores de edad, of course) o tus compañeros de piso. Un vino completo, redondo, placentero, y que si no fuera tan pequeño el número de botellas que se elaboran por año, completamente adictivo.

grimalt-caballero

Hacienda Monasterio cosecha, para un skype con amigos

Tempranillo aderezado con un acertado toque de cabernet sauvignon y merlot que son finura y potencia en un medido equilibrio. Con una entrada fresca, nítida y con fluidez, cada trago te gustará más que el anterior. Tómatelo despacio mientras compartes una agradable conversación por videoconferencia con tus amigos.

Ariyanas Romé rosado, para el rato de bajón

En estos días habrá momentos más tontorrones, esos en los que a lo mejor se pone a llover y la tarde se torna gris, o cuando llevas ya un tiempo sin hacer mucho y empieza a hacerse un poco cuesta arriba… pues bien, es el instante de abrirte este vino. Un rosado malagueño e inusual, pues está elaborado por una pareja de holandeses con una variedad autóctona y poco conocida de la Axarquía. Destaparlo y disfrutar de sus aromas llenos de flores, te traerá esa primavera cuyo comienzo vas a vivir desde la ventana, y al tiempo te sacará, seguro, una sonrisa. Un vino alegre cuyo equilibrio y sabores llenos de flores y frutas reventonas te devolverá la alegría y te levantará el ánimo.