Los 13 libros para recorrer el mundo sin moverse del sofá

Al igual que un amante de la literatura, un viajero vive por y para sorprenderse constantemente descubriendo nuevos lugares y, aunque el bolsillo y el tiempo no siempre sean favorables, viajar puede ser tan fácil como dejarse embaucar por los libros. Para dejar volar la imaginación y recorrer mundo sin moverse del sofá hemos seleccionado las obras que todo amante de los viajes debería tener en su estantería.

Lecturas de viajes
Recomendaciones literarias para quienes quieran viajar sin moverse de casa. Foto: Anew Traveller

 

“Hacia rutas salvajes”, Jon Krakauer (1996)

Chris McCandless, un chaval de 24 años, se embarcó sin apenas provisiones y en completa soledad en un viaje por Alaska en abril de 1992. Chris rompió cualquier lazo de unión con su familia nada más graduarse y cuatro meses después unos cazadores encontraron su cuerpo sin vida dentro de una furgoneta en medio de la montaña. Esta fascinante historia cautivó a Jon Krakauer que, investigando sobre el tema, reportajeó la aventura imposible de aquel chico en este libro. Hasta Sean Penn se enamoró de la historia y dirigió la película homónima (muy recomendable) en 2007.

“Resistencia, un año en el espacio” (2017), Scott Kelly

Un año en el espacio (o casi). Ese es el tiempo que el astronauta Scott Kelly pasó en el espacio. De esa experiencia nace un libro sobre el existencialismo y la soledad. Una prueba de resistencia en la que Kelly fue una especie de cobaya humana, ya que su misión era pasar fuera de la Tierra 340 días y determinar si el cuerpo humano podría soportar un viaje a Marte. Al volver, la NASA estudió la reacción de su cuerpo al viaje comparándolo con el de su hermano gemelo, que no subió a ninguna nave. El libro acaba de llegar a las estanterías y promete ser la mayor lección de soledad y aventuras que nadie ha sentido fuera de la órbita terrestre.

“En el camino”, Jack Kerouac (escrita en 1948, terminada en 1951 y publicada en 1957)

Destacamos tanto baile de fechas porque las obsesiones y manía del autor retrasaron continuamente su publicación. Kerouac, maníaco y obseso del orden, llevaba consigo pequeños cuadernos en los que anotaba apuntes que servirían para la creación posterior de la novela. El libro está considerado como la obra definitiva de la generación beat y alterna soplos de jazz, poesía y drogas entre sus páginas para crear un retrato romántico y bohemio de la vida. La novela es en parte autobiográfica del propio Jack Kerouac, quien se embarcó en un viaje con sus amigos por los Estado Unidos y México entre 1947 y 1950, poniendo sobre el mapa la mítica ruta 66. “En el camino” es el reflejo de toda un generación que atrapa al lector mientras le lleva por los caminos que recorren Norteamérica.

Hacia rutas salvajes
“Hacia rutas salvajes” cuenta la historia de Chris McCandless, quien con 24 años se embarcó en un viaje por Alaska sin apenas dinero ni provisiones. Este autorretrato es la última foto que se tiene de él, tomada en sus últimos días.

“Vagabonding: El arte de viajar por el mundo”, Rolf Potts (2013)

Vagabonding hace referencia a: la acción de dejar atrás la rutina para viajar de manera independiente por un largo periodo; la manera de viajar haciendo hincapié en la creatividad, , la aventura, la independencia y el crecimiento espiritual; y la actitud vital que permite la libertad del viaje. El autor pasó una década en la carretera y de su curioso proyecto de vida y estado de ánimo permanente nace este libro en el que mezcla citas, información práctica para recorrer mundo, experiencias personales o testimonios de viajeros que se cruzó por el camino. Es la obra perfecta para dar ese pequeño empujón y atreverse a embarcarse en la aventura de toda una vida, un billete de ida sin vuelta programada.

“Cruising Attitude”, Heather Poole (2013)

Una lectura en inglés imprescindible para TCPs de vuelo. Heather Poole lleva 15 años trabajando como auxiliar de vuelo y lo ha visto casi todo. En el libro comparte las historias y anécdotas más locas que pueden ocurrir en las alturas, describe la soledad implícita de la profesión, quejas y halagos sobre los pasajeros que se han cruzado por su camino… Una descripción de primera mano de lo que es la vida a bordo de un avión contada con un toque de humor que engancha y hace que valoremos aún más el trabajo que realizan personas como Poole.

“Estambul”, Orhan Pamuk (2003)

Si va a viajar a Estambul, este es el libro que busca. Un retrato tan íntimo como panorámico de la ciudad europea en la que se mezclan las vivencias del propio autor. Pamuk comienza la historia contando su infancia en el país y cómo fue consciente de la magia que rodeaba a su bella ciudad. Con este libro pretende describir en todos los aspectos y juntando lo mejor y lo peor que puede ofrecer Estambul. Viejos y hermosos edificios en ruinas, callejones estrechos o villas desiertas por las que se mueven las figuras relevantes del país (pintores, asesinos y escritores) en el relato que teje Pamuk.

Vagabonding Rolf Potts
Rolf Potts (en la imagen) escribió “Vagabonding” o el arte de dejarlo todo y vivir para viajar. Foto: Nomadic Matt

 “Rumbo a la aventura”, Richard Halliburton (1923/2016)

Uno de los clásicos libros de viajes de principios del siglo XX que fue reeditado en 2016 en español. Halliburton, quien por entonces era un joven de 23 años, se embarcó en una aventura que le llevó durante nada más y menos que 600 días desde Gibraltar hasta el Fujiyama. Similar a la historia de Chris McCandless, ambos se marcharon sin apenas equipaje ni dinero para vivir su sueño. El libro demuestra que, a pesar de haber sido escrito en 1923, el anhelo por descubrir mundo y perderse en la amplitud del globo lleva en el ser humano desde siempre.

“Un paseo por el bosque”, Bill Bryson (1997)

El autor decide emprender uno de los caminos más espectaculares de toda Norteamérica: el sendero de los Montes Apalaches. Con casi 3.500km de longitud, recorre el este del país a lo largo de 14 estados y atraviesa unos paisajes difíciles de creer. Bryson, amateur en el senderismo y desafiando las condiciones climatológicas más variopintas y duras, se enfrenta a una fauna y un entorno hostil que acaba por descubrirle a él. Con un compañero de viaje, Katz, casi peor en forma física que él, el libro es un clásico de las aventuras de viajes que nos lleva por los senderos más mágicos de la vida.

“La vida de Pi”, Yann Martel (2001)

La película homónima dirigida por Ang Lee ganó cuatro Premios Oscar. El libro cuenta la historia de Pi Pattel, un joven que viven en India y cuyo padre es el propietario y encargado del zoológico de la ciudad de Pondicherry. A los 16 años, este y su familia emigran a Canadá buscando una vida mejor a costa de la venta de los animales. Sin embargo, la travesía se ve truncada por una serie de circunstancias y su barco naufraga, siendo los únicos supervivientes Pi y otros cinco salvajes viajeros: una cebra herida, un orangután, una hiena y un tigre de Bengala. ¿Sobrevivirá Pi a sus acompañantes? Miedo, angustia, ternura y compasión, la obra acaba dando un giro final espectacular que es toda una lección de humildad.

Vida de Pi
Ang Lee llevó el libro “La vida de Pi” al cine, con la que ganó cuatro Oscar. Foto: The New York Times

“Viajes con Charley”, John Steinbeck (1960)

El autor de Las uvas de la ira decide recorrer más de 16.000km con su perro Charley a lo largo de 34 estados en su autocaravana Rocinante. “Mi plan era claro, conciso y razonable, creo yo. He viajado por diversas partes del mundo durante muchos años. En Estados Unidos vivo en Nueva York, o me voy a Chicago o a San Francisco. Pero Nueva York no es más los Estados Unidos de lo que París es Francia o Londres es Inglaterra. Así que descubrí que no conocía mi propio país. Yo, un escritor estadounidense, que escribía sobre Estados Unidos, estaba trabajando de memoria, y la memoria es, en el mejor de los casos, un depósito defectuoso y deformado. No había oído el habla del país, ni olido la hierba ni los árboles ni las alcantarillas, ni visto sus cerros ni sus aguas, ni su color ni la calidad de su luz. Sabía de los cambios sólo por los libros y los periódicos. Pero, aparte de eso, llevaba veinticinco años sin sentir el país”. Una travesía de la que resultó esta increíble obra.

“El gran bazar del ferrocarril”, Paul Theroux (1980)

Cuatro meses recorriendo Europa, Turquía, Irán, Pakistán, la India, Birmania, Tailandia y Camboya, para pasar al Japón y regresar luego a Londres en el tren transiberiano… Y todo en ferrocarril. Es lo que se propuso Theroux como única guía para su viaje: coger todos los trenes que encontrara desde la estación Victoria hasta la estación Central de Tokio.

 “En el aire”, Walter Kirm (2010)

Ryan Bingham vive en los aeropuertos. Su vida más allá de su trabajo no tiene sentido y le lleva a recorrer el mundo despidiendo a gente. Un día, el karma le llega en forma de despido y Ryan se ve obligado a dar un cambio radical a su rutina. Se planteará qué ha hecho con su vida hasta entonces y cómo funciona eso de socializar con el resto sin tener la excusa de coger un avión al día siguiente. También hay una película basada en esta historia, Up in the air, de Jason Reitman.

Up in the air
“En el aire” es una historia sobre el karma y un punto de inflexión para quien su vida son los aeropuertos. Foto: Pandora Magazine

 “La playa”, Alex Garland (1999)

La historia es mundialmente famosa por la película que dirigió Danny Boyle y protagonizó Leonardo DiCaprio. Richard es un turista inglés que se hospeda en un hotel de Bangkok. Todo parece normal, hasta que descubre que en la habitación contigua hay un cuerpo humano que le dejó un mapa de una hermosa playa virgen digna de postal y de la que se rumorea que quien la encuentre habrá llegado al paraíso. Acompañado de una pareja francesa, Ettiene y Françoise, decidirá emprender su peculiar búsqueda del tesoro para aprender que no es oro todo lo que reluce.

“Islandia: La isla secreta”, Xavier Morat (2002)

El escritor y periodista Xavier Morat viaja en el verano de 2001 y en el invierno de 2002 a uno de los países más bellos e inhóspitos de la faz de la Tierra. Islandia es redescubierta por Morat, quien se encierra en la casa del escritor Gunnar Gunnarsson para terminar una novela y con el inocente sueño de poder vislumbrar una bella aurora boreal. Un descanso literario que acabará por engullirle y enamorarle de este país tan peculiar. Perfecto para quien esté deseando visitarlo por primera vez o quien ya lo esté echando de menos.

La playa
DiCaprio interpreta a un turista inglés que va en busca del paraíso en una película basada en la obra de Alex Garland. Foto: YouTube