El turismo sostenible y la gastronomía: las grandes apuestas de Las Islas Baleares en 2022

Las Islas Baleares -Mallorca, Menorca, Formentera e Ibiza- dirigen sus proyectos para este año marcados por el turismo sostenible y la gastronomía local como ejes principales, potenciando los atractivos de cada isla y aplicándolo incluso en el turismo de negocios. E indudablemente manteniendo siempre las máximas garantías de seguridad ante la Covid.

Campos de Menorca. Foto: Arxiu AETIB
17 de febrero de 2022,

MALLORCA

“Mallorca es MICE” es el lema de la presentación de las novedades de la isla para 2022. La excelencia de Mallorca como destino MICE es evidente, para empezar porque los atractivos de la isla son un reclamo sin parangón para eventos de empresa, reuniones y cursos. Y juegan completamente a su favor la experiencia, la profesionalidad, la seguridad y la calidad que caracterizan a la oferta hostelera y de restauración de Mallorca. Algo que es fundamental para el turismo MICE.

Turismo MICE en Mallorca. Foto: mallorcadiario.com

A las más de 300 instalaciones específicamente preparadas para MICE de la isla, se suman otras infraestructuras y entidades de reconocimiento internacional por su trayectoria e innovación en el sector, como el parque empresarial de Biotecnología y Biomedicina (ParcBit); la Universidad de las Illes Balears que ofrece actividades I+D; y tres escuelas de investigación combinadas de reconocido prestigio en Europa: IMEDEA, IFISIC e INAGEA.

Una propuesta innovadora y cosmopolita que va unida a toda la oferta cultural de Mallorca, donde museos, galerías y centros de arte tienen mucho que decir unidos a un patrimonio histórico único en el Mediterráneo. Patrimonio y cultura que, si bien la sostenibilidad (desde el punto de salvaguardar) viene intrínseco a la esencia de ambos términos, este año en la isla van a potenciar su cuidado en clave sostenible evitando la temida masificación y la pérdida de autenticidad. Se pretende que el turismo no afecte negativamente a la vida cotidiana de los residentes, la cultura y el patrimonio local. De la misma manera, la perspectiva de la Agència D’estratègia Turística De Les Illes Balears en cuanto al turismo de negocios de grandes reuniones y eventos, es de abordarlo con el mínimo impacto en el entorno.

Palau de Congressos Palma
La catedral de Palma de Mallorca, conocida como La Seu. Foto: Eduardo Miralles Arxiu – AETIB

MENORCA

En 2022 Menorca disfruta de su título de Región Europea de la Gastronomía, una buena excusa para viajar a la isla a disfrutar de la cocina local y de los pequeños placeres que ofrece durante todo el año.

La campaña turística de la isla por tanto de este año une a los grandes atractivos del territorio -como sus playas de agua cristalina o sus paisajes incomparables-, su gastronomía, quizás todavía por descubrir por muchos. Algo que sucede con la gastronomía de todas las islas Baleares.

Todo ello sin dejar de lado el patrimonio cultural de Menorca, que se remonta hasta la prehistoria y aspira a entrar en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

La chef Silvia Anglada recupera recetas de Menorca que ya estaban olvidadas

IBIZA

Esta isla Pitiusa apuesta este año por potenciar su turismo deportivo organizando este 2022 un total de 8 grandes competiciones deportivas de Interés Turístico Insular: Vuelta a Ibiza en BTT, Vuelta Cicloturista a Ibiza, Ibiza Marathon, Ibiza Media Maratón, Ibiza Trail Maratón, Ibiza Half Triathlon, Ruta de la Sal y 3 días de Trail.

Del 8 al 10 de octubre, la Vuelta cicloturista a Ibiza 2022. Foto: santjosep.net
Torre de Ses Portes, en isla de Es Penjats. Foto: Jon Izeta

FORMENTERA

Seguridad y sostenibilidad son los dos conceptos clave para este año. La isla para 2022 continuará apostando por un crecimiento sostenible, mediante proyectos que garantizan el turismo seguro.

Uno de los proyectos más importantes en este ámbito es el Formentera.eco, que iniciado en 2019 para restringir el número de vehículos en circulación en la isla, ha conseguido aumentar el uso del transporte público, la bicicleta y las rutas verdes, y su objetivo es reducir el techo máximo de vehículos en un 16% hasta el 2023 en pro de una movilidad más sostenible. Asimismo, iniciativas como el Save Posidonia Project siguen en marcha para concienciar sobre la vital importancia de la conservación de la posidonia y del entorno natural único de Formentera.

Nuevo carril bici hacia el puerto de Formentera. Foto: diariodeibiza.es