Boutique de Frank Muller en Madrid. Mucho más que una joyería

Imagina un espacio muy atractivamente decorado donde conviven joyas relojeras con champagne, vinos, tapas gourmet y postres delicatesen. Alta relojería y gastronomía en un mismo espacio. A primera vista, algo chocante pero ¿no es una idea realmente apetecible?

Se trata de la nueva joyería que de la mano de Suárez (su distribuidor oficial en España desde 1994) ha abierto en Madrid Frank Muller, la relojera genovesa, símbolo de la audacia y la creatividad en la alta relojería.

Mucho más que una joyería, es un espacio de espíritu abierto, en el que los aficionados a la relojería, a la cultura del vino y al preciosismo en general, podrán pasar un rato agradable sin la expresa necesidad de adquirir un reloj.

Ubicada en la principal zona del lujo en Madrid, el barrio de Salamanca, recurre en su interiorismo a los códigos estéticos de la marca y al estilo Art Decó para crear una atmósfera lujosa en un entorno cosmopolita y rompedor al mismo tiempo. En su interior predominan los tonos cálidos, destacando la majestuosidad del techo en forma de bóveda catalana, que también se encuentran en muchos edificios emblemáticos de Nueva York. El responsable del resultado, el interiorista Lázaro Rosa-Violán. Creador del interiorismo de locales tan conocidos en Madrid como Punk Bach y Casa Mono, Boca Grande en Barcelona o Ibérica London en la capital británica, entre muchos otros dentro y fuera de España.

Boutique Frank Muller

Las características estéticas que otorgan a los relojes Frank Muller una personalidad propia son la geometría con formas rectas y curvilíneas, y sus icónicos números estilo “vintage” de la esfera.

Todos sus relojes tienen una característica técnica añadida que les hace diferentes. Por eso es una de las firmas preferidas de los coleccionistas de Relojes. Frank Muller tiene el record de complicaciones aplicadas en un mismo reloj. Complicaciones son todas las funciones distintas (y mecanismos para ello) a simplemente indicar la hora. Cuando un reloj tiene al menos tres de estos mecanismos se le denomina de “gran complicación”. Destacar el modelo Franck Muller Aeternitas Mega 4 que incorpora hasta 36 complicaciones. Para el desarrollo de dichas complicaciones el reloj utiliza 1.483 componentes y cinco años de trabajo.

A lo largo de la colaboración entre Frank Muller y Suárez, han nacido numerosas ediciones especiales para el mercado español. La última es el CR7, homenajeando a Cristiano Ronaldo, se distingue por el número 7 engastado en diamantes talla brillante.

Modelo CR7 edición especial. Número 7 engastado en diamantes talla brillante.
Modelo CR7 edición especial. Número 7 engastado en diamantes talla brillante.

Mucho más que una joyería, también un bar

La boutique alberga en su interior un bar, el Complications Bar. Nace de la filosofía del propio Franck Muller, que idea cada modelo de reloj con una complicación mecánica propia de una exigente tecnicidad.

De esa premisa surge este nuevo concepto «relojería-lounge» que Suárez ha implantado en esta boutique y que se aparta de lo convencional. Siguiendo la filosofía de Frank Muller, en este proyecto como dicen en Suárez les ha gustado complicarse. “Hacer cosas diferentes y con esta apertura hay un espacio en Madrid para ello” palabras del equipo de Suárez Joyeros.

Es un nuevo punto de encuentro en Madrid para tomar algo. No solo se puede acceder al espacio con la intención de adquirir un reloj Franck Muller, es el espacio para disfrutar de una copa de vino o champagne en pleno Barrio Salamanca. Algo rápido a media mañana o el break perfecto para comer algo sin detenernos en exceso.

Complications Bar

Su oferta gastronómica, diferente y cambiante, propia del espíritu inconformista de  Ciboullete Catering, los responsables de la carta. Quienes desde hace más de 15 años, trabajan una propuesta gastronómica basada en la calidad del producto y el toque de una presentación muy cuidada, ¿complicada?

Su apuesta para Complications Bar es una carta sencilla, pero que acierta con cada bocado. Tapas frías a base de blinis y tostaditas, y tres únicas tapas calientes pero muy bien elegidas, y postres como Tarta Árabe o el Lingote de chocolate con coulis de vainilla, a maridar con champagne (con la particularidad de que lo sirven por copas), vinos de la bodega Marqués de Murrieta, cerveza seleccionada Estrella Galicia 1906 y el vodka Absolut Elyx, de Pernod Ricard.

Mucho más que una joyería, también un Jazz Club

Pero tampoco es solo una boutique con bar… Franck Muller es también un Jazz Club. Apoyado en la filosofía de un espacio cambiante y en un entorno ideal para tomar algo, cada tarde del último jueves de mes se convierten en cita obligada para la música con un concierto de jazz de acceso libre.

Resumiendo,

La nueva boutique de Frank Muller en Madrid es una propuesta de espacio innovadora en España según el concepto cosmopolita de grandes capitales como Nueva York o Londres de local dedicado a compras, gastro y algo más en un entorno muy cuidado y atractivo.

ACERCA DE aircrew

aircrew
Aircrew lo forma el equipo de redacción de la propia revista, el cual genera contenidos en base a temáticas interesantes para el lector.