Bell & Ross homenajea al desierto y al espíritu militar con dos nuevos relojes

Las novedades se celebran mejor si vienen por pares. Por eso, Bell & Ross ultima el lanzamiento de dos exclusivos relojes impregnados de carácter, espíritu militar y funcionalidad como marcan los cánones de la casa. Hablamos de los modelos BR03-92 Military Type y el BR 03-92 Desert Type, dos interpretaciones de un clásico para los que, más que un reloj, anhelan una herramienta de precisión sin renunciar al diseño y a la exclusividad.

 

BR03-92 Military Type, un reloj que homenajea el espíritu castrense.
BR03-92 Military Type, un reloj que homenajea el espíritu castrense.

 

El arte del camuflaje militar

El camuflaje militar es el punto en común de estos dos relojes. Pasar desapercibido, mimetizarse en el entorno y negar información al enemigo son sin duda exigencias imprescindibles en cualquier contienda militar para evitar ser derribado. Como muestra este artículo, las técnicas de camuflaje son complejas y complicadas. Y Bell & Ross, verdadero conocedor de este desafío, ha querido honrarlo con sus dos nuevos modelos, el BR03-92 Military Type y el BR 03-92 Desert Type.

Todas las cosas tienen un comienzo. Así que empecemos hablando del BR03-92 Military Type, una máquina diseñada por los relojeros de Bell & Ross para homenajear a los militares, que fueron los primeros profesionales que utilizaron los relojes de pulsera como elementos clave en el desempeño de sus misiones. Esta versión de su BR 03 Ceramic es intrínsecamente castrense en forma y fondo. Y es por eso que se adapta al uso profesional, porque ante todo estamos frente a un aparato preciso y riguroso, fiel a las especificaciones técnicas del pliego de condiciones militar. Su esfera caqui, por ejemplo, garantiza una legibilidad perfecta de día y de noche. El cristal de zafiro de su esfera no puede ser rayado y, además, su movimiento está ajustado con toda la precisión de lo que se le exige a un reloj suizo.

Realizado íntegramente en cerámica, sus creadores han pensado en todos los detalles para emular el espíritu militar en esta nueva creación. Como sucede en los relojes militares auténticos, podemos apreciar un símbolo rojo serigrafiado en la esfera (en este caso, las iniciales MT de Military Type), que indica el uso de un revestimiento fotoluminiscente que facilita la lectura en la oscuridad. Hablamos del pigmento Superluminova, que junto al color de la esfera, permiten que siempre podamos contar con nuestro BR 03. A la par, el negro mate de la caja evita los reflejos de la luz. La hebilla nos permite alternar entre el acabado de caucho negro, más elegante, y la tela sintética, más informal. Con un gran rendimiento, ligero e inalterable en su color (ya que el pigmento fue aplicado en la masa), el propietario de este aparato disfrutará de todas las funcionalidades de un reloj de camuflaje altamente preciso junto con el diseño de un Bell & Ross. El coste de este reloj de es 3.400 euros

El calor de la arena
desierto1

El BR 03-92 Desert Type es el otro estreno de la casa relojera franco-suiza, que nos transporta a las campañas africanas y a las eternas lomas. Su esfera beige, clara alusión a las arenas, ofrece un poderoso contraste con la oscura caja de acero pavonado de 42 mm, una medida mucho más práctica en comparación con los otros modelos de la colección, de 46 mm. Este reloj posee funciones de movimiento automático y presenta un pigmento fotoluminiscente en los números, índices y manecillas para que la oscuridad no sea un problema a la hora de echar mano de nuestro reloj. Tampoco, sin duda, lo será el exceso de luz, ya que el cristal de zafiro de su esfera es antirreflejos. Como el otro modelo, el usuario puede elegir entre dos correas según gusto y ocasión: cuero envejecido o bien un tejido negro sumamente resistente. Para los centauros del desierto con el mejor gusto. El reloj cuesta 3.300 euros y solo se han fabricado 250 unidades.

 

ACERCA DE Rosalía Martínez

Rosalía Martínez
Aunque mi nombre es Rosalía Martínez, todo el mundo me conoce como Piti. Periodista gastronómica de profesión, tengo igual de inquietos el espíritu y el paladar, así que me apasiona viajar y descubrir sitios fantásticos para comer. Y contarlo y recomendar, claro. Epicúrea convencida. Cuando no como o viajo, leo y veo series.