Pablo Ortega

Soy un apasionado de los aviones desde la más tierna infancia. En todos los viajes familiares, exigía un peaje: pasar un rato en los aeropuertos de cada destino para ver despegar y aterrizar los aviones. Tengo muchísimas horas de vuelo, diría que miles, en simuladores. Acabo de cumplir 20 años y he terminado mis estudios de Estructuras Aeronáuticas. Lógicamente, aspiro a trabajar en el sector de la aviación. O del espacio.
Botón volver arriba