Volotea conectará Madrid con Lyon en verano 2023


Será a partir de abril con una frecuencia de dos vuelos semanales cuando la aerolínea opere Madrid con Lyon. Esta nueva conexión se sumará a las 3 rutas que ya tiene desde el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Aeropuerto Saint Exupéry de Lyon


Volotea lanza una nueva ruta que enlazará Madrid con el Aeropuerto Saint Exupéry (Lyon) en la temporada de verano 2023. Será a partir de abril de 2023. Esta conexión, que ofrecerá alrededor de 120 vuelos al año y 22.000 plazas, comenzará a operar con una frecuencia de dos vuelos semanales, los lunes y viernes. Además, Volotea prevé continuar con los vuelos a Nantes y Toulouse desde el aeropuerto madrileño.

Otras nuevas conexiones para verano serán la de Asturias con Milán y Lisboa, Bilbao con Roma.

“Es un orgullo para todo el equipo y para mí presentar nuevas rutas internacionales para el año 2023. Desde que fundamos esta compañía en 2011, hemos tenido vocación de crecimiento para ofrecer nuevas conexiones a nuestros clientes. Esta ruta entre Madrid y Lyon es un ejemplo del crecimiento constante de la compañía y de nuestras ganas de seguir trabajando por poder aportar alternativas de transporte más variadas a todos los ciudadanos de Europa.” ha comentado Gabriel Schmilovich, director general de Estrategia de Volotea.

España es un mercado clave para Volotea ya que, tras presentar su mayor oferta de plazas y rutas en 2022, la aerolínea va a ofrecer este año más de 2 millones de asientos, lo que equivale a un 40% más que en 2019. Asimismo, transportará 1,9 millones de pasajeros y efectuará cerca de 13.000 vuelos a destinos nacionales e internacionales. Por otro lado, Volotea emplea a más de 480 personas en toda España, lo que supone un 30% de la plantilla total de la compañía.

La ciudad

Caminar por el Vieux Lyon, el barrio medieval y renacentista de la ciudad, por sus callecitas estrechas con edificios renacentistas, casas con tejado anaranjado, la catedral gótica de Saint-Jean y los traboules (pasajes) es un atractivo indespensable. De estos últimos, hay hasta 500 pasadizos que atraviesan uno o varios edificios para conectar una calle con otra.

Edificio del Ayuntamiento de Lyon.

Otros imprescindibles son subir hasta la explanada de la Basílica Notre-Dame de Fourvière en el funicular, acercarse al distrito de Croix-Rousse, el antiguo barrio de los fabricantes de seda, y adentrarse en el mercado Les Halles de Lyon – Paul Bocuse para compar en sus puestos desde quesos y panes, macarons, embutidos, quenelles hasta calamares, todos productos cien por cien franceses.

M´ás opciones, sentarse a descansar en el Jardin du Palais Saint-Pierre, probar la tarte à la praline, que es una deliciosa tarta con almendras trituradas recubiertas de azúcar de color rojo. Llegar hasta la confluencia de los ríos Saona y Ródano, y pasar por la península fluvial llamada Presqu’île con la Place Bellecour, la Ópera, el Palais de la Bourse, el antiguo Hôtel de Ville, laPlace des Jacobins y el Museo de Bellas Artes. Sin olvidar tener dos encuentros con dos iconos culturales de la ciudad francesa, los Hermanos Lumière, en realidad con su antigua y elegante casa que hoy funciona como museo de cine; y con Antoine Saint-Exupèry, el creador de «El Principito» y que aquí está tan presente que incluso el aeropuerto toma su nombre, Aeropuerto de Lyon-Saint Exupèry.