Vinos de altos vuelos (1ª parte)

¿Quién ha dicho que un vuelo no es un momento perfecto para disfrutar (con moderación, siempre con moderación) de las bondades de un buen vino? ¡Siempre que no seas piloto o personal de cabina, claro! Para muchos pasajeros, los trayectos por el aire con un momento de descanso y relajación, y cada vez son más las compañías que han entendido que una oferta gourmet acorde con los gustos de un público cada vez más exigente se traducen, forzosamente, en que a una buena carta de comidas le acompañen buenos vinos que armonicen. Hoy hablaremos de los caldos que podemos probar a bordo de diferentes aerolíneas, aunque nos parece un tema tan interesante que prometemos nuevas entregas. ¿Brindamos?

Un servicio de Vino a bordo de un Avion de Qatar Airways.
Un servicio de Vino a bordo de un Avion de Qatar Airways.

 

Emirates

Los pasajeros de todas las cabinas de Emirates pueden degustar más de sesenta vinos, champañas y oportos de los mejores viñedos en once países entre los que se incluye España, que contribuye con ocho interesantes referencias. Lo cierto es que la apuesta de esta aerolínea por el mundo del vino es de las más interesantes del sector. De hecho, tiene previsto invertir a largo plazo más de quinientos millones en su programa de vinos, que consideran acompañamiento fundamental de la experiencia gastronómica a bordo. En su bodega de Borgoña almacenan 1,2 millones de botellas, algunas de las cuales no alcanzarán su punto óptimo para la consumación hasta dentro de una década. Allí aguardan, tranquilas, el momento de embarcar.

En lugar de depender de intermediarios, Emirates cuenta con un equipo de expertos que establece relaciones directas con los vinicultores para elegirlos con todo el mimo y detalle necesarios. En lugar de adquirir grandes lotes, se adquieren partidas más pequeñas, pero de mejores caldos, de forma que los pasajeros tengan a su disposición caldos verdaderamente buenos. De hecho, a veces los adquieren en primeur, a menudo incluso antes de que se hayan embotellado y puesto a la venta. La planificación en este sentido es tan exacta que según Sir Tim Clark, Presidente de Emirates Airline, la compañía sabe qué vinos se servirán en cada clase de una determinada ruta con cuatro años de antelación.

Si tienes la suerte de viajar en Primera Clase o Business en uno de sus modelos A380, podrás disfrutar de tu vino, otra bebida o un snack en su Onboard Lounge, un espacio perfecto para socializar y conocer la dimensión del lujo que la compañía ofrece a sus clientes más exclusivos.

Qatar Airways

Esta aerolínea dispone de una premiada carta con selectos caldos del mundo, entre los que se sirven algunos españoles como Viña Bujanda 2010 (disponible en clase turista). Su carta de vinos es elaborada por expertos enólogos reconocidos como Masters of Wine. Sus sumilleres se reúnen dos veces al año en Frankfurt para seleccionar los mejores vinos teniendo en cuenta, cómo no, la variación de sabor que pueden sufrir en grandes altitudes. Hay vinos para todos los gustos: para los pasajeros que prefieren suaves añejos como para los que desean tintos afrutados, blancos secos o espumosos refrescantes. Su carta ha recibido premios tan reconocidos en el sector como Cellars in the Sky o Wine on the Wings.

Además, en julio de 2015 incorporará en clase Business el excelente vino español Muruve Élite 2010. Con denominación de origen de Toro, estará disponible para los pasajeros durante tres meses y es uno de los más sofisticados y exclusivos de esta bodega, que solo ha producido 4.000 botellas de este caldo fermentado en roble francés. Cuenta, además, con altas puntuaciones en diferentes publicaciones de prestigio.

Si tenemos la suerte de viajar en primera, encontraremos una cuidada selección de champañas como La Grande Dame Champagne 1996 o el Grand Siecle, así como delicados vinos franceses de diferentes procedencias como el Meursault Genevrieres Domaine Latour Giraud de 2004 o el neozelandés de la Château Brane Cantenac o el Domaine Georges Michel Pinot Nior 2005 (Nueva Zelanda). Merece la pena echar un ojo a su selecta oferta.

Una azafata sirve vino en el Onboard Lounge de los A380 de Emirates.
Una azafata sirve vino en el Onboard Lounge de los A380 de Emirates.

 

Delta

La sommelier Andrea Robinsones la encargada de realizar la selección de caldos que se pueden degustar a bordo de la clase Business Elite en vuelos intercontinentales y transcontinentales. Ya que el proceso de cata está fuertemente condicionado por cómo la altura puede influir en el aroma y sabor de los vinos, esta compañía realiza la criba a bordo. La oferta actual es corta pero interesante: dos blancos (Simi Chardonnay de California, 2009 y un Louis Latour ‘Chanfleure’ Chablis de Francia, 2011); dos tintos (un Viña Ardanza reserva de La Rioja del año 2000 y un Château Lestruelle Cru Bourgeois de Francia, 2009), una champaña gala (Jacquart Brut Mosaique, Francia) y dos vinos dulces: uno de Oporto (Tawny Quinta do Noval 10 años) y otro de Australia, concretamente el Chambers Rosewood Muscadelle.

Iberia

La propuesta de su Clase Business Plus incluye caldos de las principales bodegas de nuestro país con opciones de vinos tintos, blancos y cavas de las denominaciones de origen más prestigiosas. Las cartas cambian por trimestres y, además, cada mes hay una recomendación que hace Vinoselección, partner de la compañía. De hecho, puedes adquirir cinco botellas de la bodega de Iberia Plus por 60 euros. Entre los vinos de este trimestre, encontramos referencias tan famosas como Reserva de los Canónigos Solideo, un reserva de 2008 de la D.O Ribera del Duero, o el blanco Pozo Baión, un Albariño de las Rías Baixas fresco y frutal. En la carta aparecen las notas de cata y una pequeña introducción para entender mejor los caldos ofertados.

“Vinos de altos vuelos” – galería de imágenes:

ACERCA DE Rosalía Martínez

Rosalía Martínez
Aunque mi nombre es Rosalía Martínez, todo el mundo me conoce como Piti. Periodista gastronómica de profesión, tengo igual de inquietos el espíritu y el paladar, así que me apasiona viajar y descubrir sitios fantásticos para comer. Y contarlo y recomendar, claro. Epicúrea convencida. Cuando no como o viajo, leo y veo series.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>