Una ruta de hamburguesas gourmet en Barcelona

El otoño ha llegado y queda oficialmente institucionalizado el cultivo tradicional de la lorza y el relajo de las costumbres nutricionales más saludables y ligeras (y tristes, muy tristes) del verano. Protegidos por la ropa de entretiempo, podemos permitirnos más caprichos en esto del buen yantar. Por eso hoy le proponemos una ruta de hamburguesas gourmet en Barcelona, uno de los mejores “gastrodestinos” de España. Si aún no ha sucumbido a esta corriente de exaltación del famoso bocadillo de carne picada, le animamos a que nos siga y descubra con nosotros jugosas carnes, panes artesanos, la mejor materia prima y combinaciones deliciosas. Y deje el McDonald’s en su imaginario adolescente postresaca.

 

Sí a la hamburguesa de autor, hecha con los mejores ingredientes.
Sí a la hamburguesa de autor, hecha con los mejores ingredientes.

 

La Burg: Allá por 2008 nació este restaurante, pionero en ofrecer hamburguesas gourmet en Barcelona. Una de las claves de su éxito está en la carne, de buey de pura raza parda-alpina que traen de León, donde las reses se crían a campo abierto, con una alimentación sin aditivos y, nos aseguran, tienen incluso su propia ficha personal de ADN (¿qué diría Grissom?) El resto de ingredientes, incluido el pan, artesano, comparten esta filosofía de excelencia. Y en la misma línea se encuentra El Filete Ruso, otro local de referencia hamburguesera, de los mismos dueños, con un montón de deliciosas hamburguesas, además de tartares y filetes rusos, claro. Pero siempre desde la excelencia.

Bernie’s Diner Grill and Bar: Se trata de uno de esos diners imprescindibles de la ciudad, y no solo por su decoración, tan retro y original que uno esperaría encontrarse a Danny Zuco y a los otros malotes de los T-Birds. La especialidad, obviamente, son las hamburguesas a la parrilla, con alternativas tan apetitosas como la de cordero lechal de Burgos con Denominación de Origen de Castilla y León. También hay platos caseros de cocina estadounidense, ricas patatas caseras y otro montón de bocados con filosofía slow food y alma artesana.

 

Una de las sabrosas propuestas de La Royale, la hamburguesería de autor de Paco Pérez en Barcelona.
Una de las sabrosas propuestas de La Royale, la hamburguesería de autor de Paco Pérez en Barcelona.

 

La Royale: Paco Pérez es uno de los cocineros más conocidos de la ciudad condal y un empresario que no para de crear y abrir nuevos espacios y formatos para acercar la alta cocina (tiene varias estrellas Michelin) al gran público. La Royale es su hamburguesería de autor, donde un numeroso equipo de chefs pone auténtico mimo en los detalles. A su local llegan las piezas de carne enteras, que se pican a 0 grados para no romper la cadena de frío. Mientras, se recepcionan los otros ingredientes, muchos de ellos de huertas cercanas y de procedencia ecológica. La jugosidad está garantizada porque no utilizan prensadoras, sino que moldean a mano las hamburguesas, que coronan con panes artesanos sin aditivos. Además de un completo menú, puedes maridar tu comanda con las recomendaciones que salen de su Vodka Bar o con unos excelentes Gin Tonics, diseñados por el bartender Rafa Barrera.

LomoAlto: Una de las últimas tendencias en gastronomía gira en torno a la maduración extrema de carnes de bovino de máxima calidad y de las mejores razas ibéricas. Y es el leit-motiv de este restaurante de Carles Tejedor, donde sus piezas pueden llevar oreando (bajo estrictísimos controles) hasta más de un año. El precio no lo hace algo popular, habida cuenta de los 220,00 euros, por ejemplo, que sale el kilo de chuletón. No obstante, en la planta baja encontramos LomoBajo, una fórmula mucho más asequible que gira en torno a carnes maduradas y panes ecológicos. Tienen una hamburguesa deliciosa, de buey con queso, lechuga, tomate y cebolla a la brasa por unos muy asequibles 14 euros. Además de rolls de pan inglés, pepitos, acompañamientos y postres.

 

Nos relamemos ante las hamburguesas de Maillard. Imagen de su página de Facebook.
Nos relamemos ante las hamburguesas de Maillard. Imagen de su página de Facebook.

 

Restaurante Maillard: Es un local tan volcado en la calidad de sus productos que incluso preparan en su obrador sus panecillos. Situado en el corazón de Les Corts, sirve unas estupendas hamburguesas hechas al cien por cien de carne de buey, de pollo o ternera a la parrilla de piedra volcánica. Intentan diferenciarse del resto de locales con detalles como la fabricación casera de sus salsas (ojo a la de buey con mostaza de Dijon y queso brie) y golosos postres y la fusión original de ingredientes de temporada. Además sirven una estupenda cerveza artesana del Montseny.

Filburg: Notarios como somos del mejor comer, damos fe de que las hamburguesas que Filburg son para ponerles un piso en Torrelodones de lo buenas que están. Y si no, asómate un fin de semana por cualquiera de sus dos locales y comprueba las colas que se forman… La verdad es que se nota el mimo casero y el respeto al concepto del Slow Food. Además de buenos entrantes, carpaccios y tartares y las hamburguesas de ternera, nuestras favoritas son las que se salen de lo común, como la inspirada en Japón (atún rojo, algas wakame, huevas salmón y salsa wasabi), la de sepia con cebolla caramelizada, tomate, lechuga y alioli suave de ajos asados o una a base de butifarra del Pallars que no puede estar más buena.

 

En un local tan bonito imposible que no se coma bien. Imagen de la web de Meat Packing Bistro.
En un local tan bonito imposible que no se coma bien. Imagen de la web de Meat Packing Bistro.

 

Meatpacking Bistro: Nueva York es una referencia imprescindible de la mejor hamburguesa, y en este bistró se han imbuido del espíritu de la ciudad que nunca duerme para ofrecernos un local donde desayunar, comer y cenar y sentirnos como en ese trocito de los USA. Y no por este amplio horario pierden calidad. De hecho, todos sus platos  son caseros, elaborados cada día con productos Kilómetro Cero (de productores cercanos) y las carnes, además, no tienen hormonas y su trazabilidad está demostrada. Además, los panecillos de las hamburguesas son de Turris, uno de los obradores más populares de Barcelona, parada obligatoria para cualquier panarra. Así que hincarle el diente a alguno de sus bocadillos de carne picada es un planazo. Y si es usted de brunchs, aquí son particularmente recomendables.

Timesburg: El sueño de tres amigos era tener una hamburguesería gourmet en la que poner mucha atención a los detalles, servir las mejores hamburguesas y ofrecer el mejor ambiente. Y les ha ido tan bien que cuentan ya con cuatro locales en Barcelona y acaban de inaugurar uno en Madrid, otra ciudad donde gusta mucho este plato. Además de buenas carnes, en todos sus restaurantes puedes elegir el tipo de pan (molletes, amapola, etc) que marcan uno a un a fuego. Puede elegir también entre diferentes carnes (waygu, ecológica, opción vegetariana…) y un montón de complementos. Somos fans de sus patatas fritas.

Guardar

Guardar

2 Comentarios

  1. Tienen todas una pinta espectacular, creo que este fin de semana nos vamos a animar a hacer alguna en casa.

    Saludos desde Hamburguesa Casera