Tal día como hoy, hace 50 años, el Omega Speedmaster llegaba a la luna

Hace 50 años, el 20 de julio de 1969, la misión espacial Apolo 11 con tres astronautas llegaba a la Luna. Seis horas y media después de haber alunizado, ya día 21, dos de ellos caminaban por primera vez sobre la superficie de la Luna. Neil Armstrong fue el primero en descender del módulo lunar Eagle y pisar el polvoriento suelo lunar. Sin embargo, Buzz Aldrin fue el primero en llevar un reloj a la luna: el Omega Speedmaster Professional, ahora conocido como «Moonwatch«. Con tal motivo y de la mano de la plataforma Chrono24, exploramos el espíritu y diseño de este reloj y presentamos una mirada retrospectiva de este legendario cronógrafo para que elijas tu propio Moonwatch, el que más encaje en todas “las misiones” de tu vida.

 

El Omega Speedmaster es el único reloj utilizado en todas las misiones espaciales tripuladas de la NASA
El Omega Speedmaster es el único reloj utilizado en todas las misiones espaciales tripuladas de la NASA.

 

20 de julio de 2019,

Este momento, hito histórico, se retransmitió a todo el planeta. Cuatro días después, el 24 de julio, los tres astronautas lograron un perfecto amerizaje en aguas del Océano Pacífico, poniendo fin a la misión.

Conseguir esta proeza fue un largo camino, incluso para un reloj, que no deja de ser un útil de trabajo más para los astronautas. El proyecto de la NASA que debía culminar con el alunizaje de la misión Apolo 11 era de tal magnitud que se dividió en tres programas sucesivos: Mercury, Gemini y finalmente Apollo. Los tres programas tuvieron la ventaja de poder basarse en la experiencia adquirida en las fases anteriores. Durante la misión Mercury-Atlas 8, en 1962, el astronauta Wally Schirra usó una versión anterior del Omega Speedmaster (la primera se lanzó en 1957). El reloj superó sin problemas la ausencia de gravedad, todo el proceso de lanzamiento y la entrada de nuevo en la atmósfera. Hasta entonces, este reloj no formaba parte del equipo oficial de la NASA. No fue hasta 1964 que se inició un proceso oficial de adquisiciones para obtener, entre otras cosas, un reloj robusto con función de cronógrafo para las siguientes misiones Gemini y Apollo.

La NASA sometió a los relojes de las relojeras Omega, Rolex, Longines-Wittnauer y Hamilton a largas (hasta once) pruebas de resistencia al frío, al calor, a la presión y a la vibración. El Omega Speedmaster fue finalmente el vencedor. Desde junio de 1965, este modelo ha sido certificado oficialmente por la NASA para su uso en misiones espaciales tripuladas.

Desde entonces, Omega ha lanzado numerosos modelos del mundialmente aclamado «Moonwatch», incluyendo muchos modelos de aniversario, pero también nuevas y sobrias reinterpretaciones.

Por qué Armstrong no llevaba reloj

¿Por qué si fue Edwin E. Aldrin, apodado Buzz, el primero en llevar el Omega Speedmaster a la Luna si Neil Armstrong fue el primero en pisarla y también estaba equipado con un Speedmaster? Lo que sucedió fue que durante el alunizaje con el módulo lunar «Eagle», se observó un mal funcionamiento del reloj a bordo de la nave espacial. Por razones de seguridad, los astronautas decidieron dejar uno de sus relojes en el módulo lunar a fin de poder contar con un reloj de trabajo en caso de necesidad y regresar a la Tierra con seguridad. El resto es historia…

Ejemplares de época

En páginas como Chrono24, dedicadas a relojes de lujo nuevos y de segunda mano, los coleccionistas de relojes y los entusiastas del mundo aeroespacial pueden encontrar este modelo icónico Moonwatch en distintas ediciones por las que ha pasado a lo largo de estos 50 años hasta la actual de 2019, el Speedmaster Professional Chronograph. Incluso todavía es posible hacernos con un ejemplar de la edición de 1964.

No en vano numerosos modelos de la larga historia del Omega Speedmaster se han convertido en una interesante inversión, entre ellos el «Moonwatch» original que Buzz Aldrin usó en la luna en 1969. En 1964, el modelo se vendió a un precio de 495 marcos alemanes (el equivalente a unos 1.000 €). Actualmente, los ejemplares de ese año tienen un coste de hasta 12.000 €, dependiendo del estado. Y los modelos conservados en excelentes condiciones pueden ser aún más caros.

Moonwatch_Seleccion

Omega Speedmaster Professional (1964): el primer reloj utilizado en la Luna, dotado de un robusto movimiento de cuerda manual 321 y un plexiglás resistente a las bajas presiones. Precio estimado por Chrono24: aprox. 12.000 € (dependiendo del estado).

Omega Speedmaster Professional Apollo-Soyuz (1976): modelo especial creado con motivo del acoplamiento de una cápsula americana Apollo a una cápsula soviética Soyuz. La esfera luce el logotipo rojo y azul de la misión, así como el correspondiente grabado en el reverso. Precio estimado por Chrono24: aprox. 40.000 € (dependiendo del estado).

Omega Speedmaster Professional Japan Racing (2004): edición especial limitada producida para el mercado japonés. La aguja del mecanismo de parada de segundero y los elementos en la esfera son de color naranja, facilitando así la lectura de los tiempos cronometrados y recordando el origen del Speedmaster: un reloj para los deportes de motor. Precio estimado por Chrono24: aprox. 11.000 € (dependiendo del estado).

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award (2015): el perro Snoopy, del cómic Charlie Brown, fue mascota y amuleto de la suerte en las misiones Apollo. Este modelo es un tributo a los peligros superados del Apollo 13. Durante la corrección manual de la trayectoria de la cápsula averiada, el Speedmaster jugó un papel crucial en la medición del tiempo de combustión del motor. La versión con esfera blanca luce el amuleto Snoopy en la pequeña subesfera. Además, el reloj contiene una cita que describe perfectamente la alta solvencia demostrada por el equipo del centro de control para salvar la misión: «Failure is not an Option!“ (Fracasar no es una opción). Precio estimado por Chrono24: unos 20.000 € (dependiendo del estado).

Omega Speedmaster Professional Chronograph (2019): la versión que más se acerca al «Moonwatch» original. Equipado con plexiglás y movimiento de cuerda manual, prácticamente el mismo movimiento de recarga manual en que confiaron sobre la Luna los astronautas de la NASA. Además sigue siendo el único reloj cualificado por la NASA para su uso en EVA (Extra Vehicular Activity).

Con su esfera negra y escala de taquímetro, el diseño de este cronógrafo de 42 mm sigue encarnando aquel espíritu pionero de los años 60. Los índices y las agujas horarias centrales están revestidos de Super-LumiNova y un cristal hesalite protege la esfera, realzada por un contador de 30 minutos, otro de 12 horas y un pequeño segundero. La caja, en acero noble, incorpora un brazalete a juego o una pulsera de piel negra. Su precio en la página de la casa relojera Omega es de 4.700 € (Precio de venta recomendado) y el precio de segunda mano, estimado por Chrono24, es de unos 3.000 € (dependiendo del estado).

moonwatch-pro-watch
Este reloj sigue encarnando aquel espíritu pionero de los años 60.