TAG HEUER Y SU PRIMER RELOJ INTELIGENTE

TAG Heuer se acaba de unir al “club” de las relojeras suizas que están apostando por la revolución tecnológica de los relojes inteligentes. Porque, aunque algunos puristas relojeros todavía lo ven como dos mundos antagónicos, lo cierto es que cada vez son más los que quieren tener lo mejor de ambos universos en su muñeca. Y esta marca parece tener claro en qué bando está. Así, el TAG Heuer Connected es el reloj con el que se ha lanzado a conectar la alta relojería con los smartwatches.

TAG Heuer Connected
El reloj TAG Heuer Connected combina los 150 años de artesanía relojera con el potencial ilimitado de la tecnología wereable.

 

Su reloj inteligente lo ha presentado a principios del mes de Noviembre y en Nueva York, y lo ha hecho junto a sus partners, Google e Intel Corporation. Porque el nuevo TAG Heuer Connected está diseñado por TAG Heuer, fabricado con tecnología Intel y goza además de todo lo que el universo Android Wear puede ofrecer.

A la cita no quiso faltar ni el mismísimo Bernard Arnault, presidente y CEO de LVMH, el mayor grupo mundial del lujo y al que pertenece TAG Heuer. Durante la presentación a prensa, Brian Krzanich, CEO de Intel Corporation, hizo hincapié en que “nuestra tarea en esta colaboración es hacer realidad experiencias increíbles gracias a una tecnología inteligente y conectada”. Google a través de la última versión de Android Wear se ocupa de proporcionar al usuario la información adecuada en el momento y lugar preciso. Y TAG HEUER, por su parte y como no podía ser de otra manera, ha sido el encargado de diseñar este producto deportivo y elegante.

 

Rueda de prensa de presentación TAG Heuer Connected

El TAG Heuer Connected tiene un tamaño de 46mm y está construido en una caja de titanio de grado 2, un material que garantiza una mayor ligereza y resistencia frente a los golpes; la esfera digital, con una resolución de 240 pixeles por pulgada, está recubierta con un cristal de zafiro para darle un carácter aún más lujoso a este wareable de muñeca. Todo ello, alimentado por una batería de litio de 410mAh que promete una autonomía superior a las 24 horas. El cargador es inalámbrico, simplemente hay que colocar el reloj encima de este para cargarlo. Cuenta con 4 GB de memoria. Utiliza la tecnología de pantallas táctiles. Puede conectarse con Android 4.3+ y es también compatible con iOS 8.2+.

Está inspirado en la línea TAG Heuer Carrera, que también está hecho de aluminio, y aunque de origen viene con la correa de caucho negra, la relojera suiza también ofrece otros seis colores (rojo, azul, blanco, naranja, verde y amarillo) que se podrán comprar por separado para una mejor personalización.

En cuanto a la faceta del universo de la relojería: es la primera vez que TAG Heuer desarrolla tres posibilidades de esferas digitales de reloj: la esfera del cronógrafo, la de tres agujas y la esfera GMT. Todas reproducen fielmente el aspecto y las funciones de una esfera auténtica, incluso con sombras bajo las agujas y hasta un conseguido efecto de rayos de sol. En ellas se visualizará la fecha y estarán disponibles en tres colores a elegir (negro, azul marino o blanco perla). Y dado que el reloj TAG Heuer Connected, por encima de aplicaciones o utilidades wereable, es un reloj, las agujas e índices digitales permanecen visibles en cualquier momento, incluso cuando el reloj se encuentra en modo de ahorro de energía.

Faceta Wereable: aplicaciones, información sobre deportes, alertas, etc. permite disponer de hasta 4.000 aplicaciones en Google Play, como Insiders (estilo de vida), GolfShot Pro (golf), RaceChrono Pro (carreras de motor) y Viewrangers (trailing). Cuenta con monitoraje direccional de viento y clima, compatibilidad con RaceChrono Pro, y Google Fit. A las habituales del mundo wereable, TAG Heuer ha querido incluir las funciones clásicas del universo relojero: un temporizador, un cronómetro y una alarma, con un diseño fiel a los códigos de la marca.

Wereable TAG Heuer Connected
Incluye las funciones clásicas del universo relojero: un temporizador, un cronómetro y una alarma.

 

Más funcionalidades: Intel ha fabricado el sistema inteligente del reloj para permitir una gran cantidad de opciones, incluidas la reproducción en línea de audio, el Bluetooth y el Wi-Fi, y poner a disposición de los usuarios todo el abanico de opciones que ofrece el sistema operativo Android Wear. Por ejemplo, viene equipado con un pequeño micrófono para conectar con el control por voz de Google. Y los singulares temas personalizados permiten numerosas opciones de visualización.

Un dato de interés para todos los amantes de la relojería tradicional: cualquiera que adquiera un reloj TAG Heuer Connected, tendrá la oportunidad de cambiarlo por un reloj mecánico Carrera con un verdadero mecanismo suizo en su interior (al final del periodo de garantía de dos años del reloj). Con un diseño similar, también de titanio de grado 2, que está diseñado y reservado exclusivamente a propietarios del TAG Heuer Connected. Y por último, su precio se ha fijado en 1.350 euros y se puede adquirir en tagheuer.com o en las boutiques TAG Heuer.

Un reloj de estética clásica pero muy deportivo y extremadamente útil, inteligente y funcional, ¿Qué más se puede pedir?