Speedmaster FIRST OMEGA IN SPACE de edición numerada: ese toque de oro

Hace casi 53 años, el 3 de octubre de 1962, el astronauta Walter M. «Wally» Schirra se convirtió en el quinto americano en el espacio durante la misión Atlas 8 en la cápsula espacial Sigma 7 del programa espacial Mercury. Para la ciencia, se abría un importante capítulo de la exploración espacial. Para Omega, por puro azar, comenzaría una larga colaboración con la NASA cuando Schirra decidió llevarse al firmamento su propio reloj Speedmaster de Omega. Aquel reloj se convertiría en un icono, en el primer Omega del espacio. Más de medio siglo después de aquel hito, Omega lanza su Speedmaster “First OMEGA in Space” de edición numerada, una versión clásica y más lujosa que su predecesor gracias al toque de oro Sedna™, la lujosa aleación de oro, cobre y paladio de la relojera.

 

Un clásico, ahora con un toque de oro irresistible.
Un clásico, ahora con un toque de oro irresistible.

 

Esta elegante pieza está muy inspirada en el Omega Speedmaster Professional Moonwatch, aunque por supuesto las diferencias están ahí. Y la más evidente es que en la versión de 2015 la caja y las agujas han sido actualizadas con la elegancia del oro Sedna™ de 18 quilates. Un detalle que, estamos seguros, entusiasmará a los coleccionistas que valoren los sutiles, pero significativos matices que proporcionan al reloj un aspecto mucho más formal que su hermano mayor, de acero, con un alma sport más casual. La caja, en cualquier caso, mantiene su aspecto clásico original, con asas simétricas y el medallón del hipocampo de 1962 grabado en el fondo. La esfera central presenta diferencias con el anterior FOIS (siglas del «First Omega in Space»), ya que mientras este lucía un barnizado en negro, la versión nueva de edición numerada sigue el esquema dial panda, con protagonismo de un tono opalino.

Oro y detalles
Y más detalles. Si nos acercamos y observamos el anverso, veremos que el Speedmaster “First Omega in Space” luce un exclusivo aro de bisel en cerámica marrón pulida y una escala de taquímetro en nitrito de cromo mate. Este lujurioso tono marrón está también en las subesferas de PVD y en la escala de minutos. Ambas agujas, minutero y segundero, son también de oro Sedna™ de 18 quilates y alternan los estilos alpha y baton.

Speedmaster First Omega in Space_Sedna gold_2

Si lo giramos y observamos el fondo de la caja, podremos apreciar otra de las diferencias que hacen que esta nueva edición sea tan deseada. Aparecen grabadas las frases «The First Omega in Space», «October 3, 1962» y el número de edición. La pulsera también es especial, en piel marrón con pespunte beis e incorpora el calibre OMEGA 1861, similar movimiento que el Moonwatch.

Con el lanzamiento de esta pieza, Omega presenta tributo a su larga historia como reloj oficial de las misiones tripuladas, algo que sucedería solo dos años y medio después de que el piloto Schirra confiase en su Speedy para orbitar por la tierra y abriera una sólida relación entre el espacio y la casa suiza. Porque no solo se ha limitado a proporcionar los relojes elegidos por las agencias espaciales y los astronautas, sino que se ha unido a la historia. Icono. Signo. De hecho, el 21 de julio de 1969 el Speedmaster se convirtió en el primer reloj utilizado en la luna, después de que la NASA lo sometiera a unas exigentes pruebas que el cronógrafo de Omega fue el único en superar. Y desde entonces, lo han lucido en nuestro satélite, ayudó a la tripulación del Apollo 13 a salvar la vida y acompañó a Eugene Cernan en el último viaje lunar. Lo tenemos claro: con un Omega tocamos el cielo y casi podemos sentirlo.

Más información en imágenes con motivo del lanzamiento del nuevo Speedmaster First Omega in Space, tributo a las misiones tripuladas: