Shimokitazawa, el nuevo barrio hípster y creativo de Tokio

Conocido por los tokiotas como “Shimokita”. Al oeste de Tokio y a 10 minutos desde Shinjuku en el tren rápido, es un barrio en auge por su ambiente entre bohemio, alternativo y creativo. Con un montón de edificios antiguos de máximo 3 plantas, el barrio ha atraído a pequeños emprendedores en los últimos años y se ha convertido en una incubadora efervescente de nuevas ideas.

 

Shimokitazawa
Shimokitazawa ¿ciudad o pueblo?

 

Consecuentemente, sus callejuelas están llenas de cafeterías, bares, restaurantes y tiendas que reflejan la personalidad de sus propietarios. Y es precisamente este ambiente del barrio lo que atrae a más músicos, artistas, escritores y diseñadores. Hoy en día, Shimokitazawa es un barrio lleno de bares con música en vivo, salas de conciertos y estudios de grabación. De hecho, la mitad de los residentes de la zona son músicos, sobre todo de estilo indie. Dos recomendaciones de clubs con música en directo son Shelter. Para teatro, el Ekimae Gekijo y el Honda Gekijo. Y para cine, la pequeña sala Cine de Cortometrajes Tollywood.

Aquí ni centros comerciales ni grandes almacenes ni tiendas de lujo. Aquí encontrará galerías de arte y librerías hípster, ropa vintage y de segunda mano de marcas bien conocidas. Y los locales suplen la falta de inversión económica por ingenio y creatividad. También por supuesto, tiendas de discos de vinilos y cds. Los grandes coleccionistas de vinilos hacen una visita a Discunion Club Music Shop (Disk Union). Esta tienda es una mina de oro para los aficionados al hip-hop.

 

Disk Union Shimokitazawa
Disk Union, el templo del vinilo en el barrio.

 

En Shimokitazawa tampoco faltan las tiendas frikis, las de videojuegos, máquinas de purikura y de gashpon (esas bolas de plástico con regalos sorpresa en su interior que en Japón son súper populares). Señores, no olviden que ¡estamos en Tokio!

Pocos turistas se ven por aquí y menos que se alojen en el barrio. De hecho, en Shimokitazawa  la oferta hotelera es muy pequeña. Una idea alternativa es reservar un apartamento o habitaciones en casas de familias a través de aplicaciones tipo Airbnb. Se ofrece algún que otro pequeño apartamento de diseño minimal para dos, hecho de hormigón y madera y diseñado por un arquitecto japonés.

Salir a comer o cenar por Shimokita es en general más barato que en los distritos del centro. Los garitos de sushi utilizan un sistema de precios muy sencillo e intuitivo, por los colores de los platos que hacen de código de precios. En la pared tienen colgados los diferentes colores con sus precios correspondientes. La mayoría de restaurantes son de cocina japonesa, algunos de ellos con un cierto ambiente hippie, hípster o alternativo. Y los cafés, lo mismo, muchos con una ambientación más o menos cuidada. Como el Deli&Baking Co. en el que, nada más entrar, las tortitas, los bizcochos y muffins, entre otras dulces tentaciones que preparan en este local, le darán la bienvenida. Son postres caseros y recién horneados cada mañana. Esta cafetería ofrece el entorno perfecto para su té o café de la tarde.

 

bares en Shimokitazawa
Uno de los gastrobares de Shimokitazawa. Sencillo y casual.

 

Desde luego, el encanto de esta zona está en que parezca que no hay prisas, en su estética desaliñada y en ese ambiente cultural ecléctico. A lo largo de su paseo, se cruzará con músicos en bici con sus instrumentos musicales a cuestas y cafés decorados con materiales reutilizados. Muy hípster, ¡sin duda!

Otros distritos recomendables para el viajero que busca el Tokio más dinámico y evolucionado o el más auténtico y tradicional:

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar