Prada reconvierte la basura de los océanos en su tejido fetiche, el nylon

Los expertos estiman que en 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos. Ante lo escandaloso de esta cifra, Prada se suma a las cada vez más empresas que toman cartas en el asunto lanzando una nueva medida de reciclaje para sus tejidos, Re-Nylon. A partir de ahora su tejido fetiche, el nylon, procederá del reciclaje del plástico recogido en los océanos. Un proyecto sostenible que emprende de la mano de National Geographic, quien iniciará una campaña de videos para su difusión por todo el mundo.

 

Los plásticos recogidos en el mar darán vida a su tejido fetiche, el nylon.
Los plásticos recogidos en el mar darán vida a su tejido fetiche, el nylon.

 

14 de agosto de 2019,

Parece que últimamente la sostenibilidad está moviendo conciencias en el mundo empresarial. Cada vez más marcas se unen a esta ola de compromiso con el medioambiente, no sabemos si simplemente para ganarse a su clientela o por fiel convicción. Sea como sea, el caso es que las acciones ya están ahí, y consecuentemente, de alguna manera la velocidad de «dar libertad» a los plásticos por el mundo se estará reduciendo. Las firmas de lujo no iban a ser menos a este respecto y lujo y sostenibilidad cada vez van más de la mano.

Hace tan solo un mes la casa anunciaba que dejaba de utilizar pieles en sus prendas. Ahora vuelve a cambiar el rumbo de la marca con esta nueva medida sostenible, Prada Re-Nylon. Para este proyecto, el grupo italiano se ha asociado con Aquafil para reinventar uno de sus tejidos más emblemáticos, el nylon. Aquafil es la empresa textil creadora de Econyl, un tejido de nylon reciclado que se obtiene del plástico recogido en los océanos, redes de pesca y otros restos de fibras textiles. Un material tratado y purificado, sin pérdida de calidad.

El nylon se reinventa en una primera colección cápsula

En la primera fase del proyecto, Prada ha empleado el Econyl en una colección cápsula unisex que abre la puerta al movimiento de lujo sostenible. Estará formada por seis piezas entre mochilas, bolsos y una riñonera.

Basura de plásticos reconvertida en artículos de lujo

Pero la marca no solo pretende emplear este nuevo material en una colección, ya que se ha comprometido a sustituir todo el nylon que utiliza en la fabricación de sus prendas y accesorios en el nylon regenerado Econyl para 2021.

La top Adut Akech con una riñonera de Prada Re-Nylon en Camerún.
La top Adut Akech con una riñonera de Prada Re-Nylon en Camerún.

 

Basura de plásticos reconvertida en artículos de firma de  lujo.
Basura -de plásticos- reconvertida en artículos de firma de lujo.

 

Vale la pena indicar que Prada no es la única que se ha asociado con Aquafil. Otras marcas como Stella McCartney o Gucci ya utilizan el Econyl en sus colecciones.

Pero ¿qué supone que una firma como Prada deje de emplear nylon virgen en sus prendas? Lo primero es que se dejarán de utilizar unos 700.000 metros de este material plástico al año. Lo segundo es que por cada 10.000 toneladas que se fabrican de este nuevo material Econyl se eliminan 12,6 mil toneladas de basura del mar y se ahorran 70.000 toneladas de petróleo. Y en tercer lugar, las hebras de Econyl se pueden reutilizar tantas veces como se quiera sin que su calidad disminuya.

“What We Carry” de National Geographic & Prada

National Geographic va a realizar por su parte una labor de difusión de esta iniciativa. Así, bajo el claim de What We Carry, ha producido una serie de cinco vídeos consistentes en un viaje a través de los cinco continentes en el que descubrir la realidad de la situación actual del planeta y todos los procesos de vanguardia detrás de un proyecto como este.

En el primero de los cinco episodios, con el que se lanza Prada Re-Nylon, la actriz Bonnie Wright y la exploradora Asher Jay nos llevan a Phoenix, Arizona. Allí se sitúa la primera empresa de reciclado de alfombras de los Estados Unidos y una de las fuentes de producción del Econyl. En esta planta se reciclan hasta 16.000 toneladas de material al año, que aunque parecezca muchísimo en realidad lo que se recicla es menos de un 3 % de los 1,6 millones de toneladas de alfombras que se desechan cada año en Estados Unidos.

En el episodio 2 el viaje se desarrolla por el lago Ossa en Camerún a través de la mirada de la modelo sudanesa-australiana Adut Akech Bior y el explorador de National Geographic y conservacionista de agua dulce, Joe Cutler, quienes hablando con expertos locales observan otra faceta de la cadena de suministro del proyecto Re-Nylon de Prada.

Para descubrir el resto de vídeos y más información sobre el proyecto Re-Nylon visita la web de National Geographic y de la propia Prada.

ACERCA DE Patricia Palomar