Por su 100 aniversario, Bentley resucita al mítico Corniche de 1939

Mulliner, el departamento de vehículos especiales de Bentley, acaba de resucitar el icónico Corniche, que aunque nunca salió a la luz a causa de la II Guerra Mundial, dio forma a toda la saga de la casa automovilística de lujo. Lo ha devuelto a la vida utilizando planos y piezas originales para una recreación exacta del modelo de 1939. El reluciente vehículo se presenta este fin de semana en el Salón Privé de Oxfordshire.

corniche-Bentley
El nuevo Corniche supone una forma de mediación y conciliación del tiempo. La fuerza y elegancia se mantiene a pesar de los 80 años que le separan del primer ejemplar.

6 de septiembre de 2019,

El Corniche de 2019 es un homenaje a la propia marca que celebra su 100 aniversario este mismo año. El modelo hace su primera aparición pública en el Salón Privé, un festival de coches que se está celebrando desde ayer jueves 5 de septiembre al domingo 8 en el Palacio de Blenheim en el condado de Oxfordshire. De esta majestuosa edificación decir que fue la casa de Winston Churchil, y que fue construida para celebrar la victoria del duque de Marlborough en la batalla de Hochstad, apoyando a los Borbones dentro de la guerra de Sucesión Española.

Bentley aprovechará este Salón Privé para celebrar diferentes actos dentro de los festejos de 100 aniversario. Fue el 10 de julio de 2019, cuando Walter Owen Bentley creara el primer prototipo en la ciudad de Crewe, y desde entonces el mundo goza de las creaciones de esta casa automovilística extraordinariamente potentes y exquisitamente elaboradas.

Tras su puesta de largo, el Corniche se unirá a la flota Heritage de Bentley para ser utilizado y exhibido en eventos en todo el mundo.

Un superdeportivo adelantado a su tiempo

La idea de este modelo partió del encargo que hizo el piloto griego André Embiricos. Se trataba de un Bentley deportivo para su propia colección. Los ingenieros y la dirección de la casa automovilística vieron posibilidades de convertir este encargo particular en algo más y así a finales de los años 30, Bentley diseñó el Corniche, un modelo que iba a ser su gran berlina superdeportiva, muy avanzada tecnológicamente para la siguiente década.

En la casa de automóviles de lujo fundada en Inglaterra en 1919 gustó la idea y se decidió realizar una serie superdeportiva del MkV con un chasis más ligero y un motor y caja de cambios específicos.

corniche-3
El coche con una carrocería de líneas suaves supuso un giro en el diseño de automóviles de la época.

En verdad fue un paso adelante radical respecto a sus coches de los años 20 y 30, introduciendo el “Streamlining” para ayudar a ofrecer mayor velocidad y rendimiento. El diseño con unas líneas suaves, lo mismo, también se adelantaba a su tiempo. La carrocería sin pilares y con puertas con bisagras delanteras y traseras, era extremadamente innovadora para la época, y las complicadas curvas de las aletas delanteras y los largos barridos de las traseras estaban muy lejos de los diseños típicos de la época.

El coche se completó en mayo de 1939 y se probó en el circuito de carreras de Brooklands, condado de Surrey, donde alcanzó una velocidad de más de 160 km/h, una mejora significativa con respecto al MkV estándar.

En agosto de 1939, el Corniche empezaba sus sesiones de pruebas finales en Francia. Pero cuando los ingenieros de la marca iniciaban las pruebas, durante una de ellas el vehículo sufrió un accidente de tráfico. El Corniche tenía que exhibirse en el Salón del Automóvil de Earls Court y en París a finales de ese año, por lo que no había tiempo que perder. La carrocería fue retirada del chasis, y el chasis regresó a la fábrica en Inglaterra, mientras que la carrocería fue a un taller de reparación local en Francia.

En agosto de 1939 el Corniche sufrió un accidente en Francia donde iba a ser presentado en París a finales de ese año.
En agosto de 1939 el Corniche sufrió un accidente en Francia donde iba a ser presentado a finales de ese año en París.

Una vez reparada se transportó a la ciudad de Dieppe, en la costa francesa del canal de la Mancha, para ser enviado a casa en Reino Unido. Sin embargo, mientras la carrocería del Corniche estaba almacenada esperando ser enviada, fue destruida en un bombardeado durante la II Guerra Mundial. Ahí acabó la historia de este vehículo.

Fiel al modelo original

Más de sesenta años después, en 2001, el historiador de la automoción y ex director de Bentley, Ken Lea, junto con un grupo de voluntarios, inició un proyecto para recuperar este mítico modelo.

Para ser lo más fiel posible al modelo de 1939 decidió utilizar incluso piezas originales como base para la construcción del modelo. Así se puso en marcha el plan de recuperación buscando planos y piezas originales en colecciones privadas, de especialistas y entusiastas de la marca que habían comprado las piezas cuando Bentley las vendió en 1970.

En 2008, la marca británica dio el visto bueno a convertir el proyecto en una restauración oficial y a petición del Presidente y Director General, Adrian Hallmark, comenzaron los trabajos por Mulliner. Se trata de la división de vehículos especiales de Bentley, que desde los años 70 construye vehículos únicos, y proporciona los recambios originales, para coleccionistas, la realeza, o grandes mandatarios.

La carrocería del nuevo Corniche ha sido creada a partir de los dibujos que ha proporcionado la familia del diseñador original del modelo, George Paulin. Y se han utilizado componentes mecánicos originales del Corniche y MkV y su carrocería e interior es idéntica a la del original.

Así con cada pieza y detalle se ha querido reproducir exactamente los del diseño original. Todo, a través de un trabajo hecho manualmente como se hacía en la época. Por ejemplo, las mezclas de color original, el Imperial Maroon y el destello lateral Heather Greyel, a las que el laboratorio de pintura dedicó muchas horas a producirlas a partir de las limitadas descripciones disponibles. O los asientos y los adornos de las puertas derivados de una investigación histórica detallada utilizando el cuero Connolly Vaumol, la tela del Oeste de Inglaterra y la alfombra de un rollo que se descubrió guardado en el lugar recóndito. Así como las secciones de madera para los alrededores de las ventanas interiores, que han sido moldeadas en una cabina de vapor diseña por el maestro carpintero de Mulliner, Gary Bedson, para que les permitía doblarlas y conseguir la curvatura del diseño original.

Todo este trabajo ha dado lugar al modelo 2019 que se presenta en estos días dentro del Salón Privé de Oxfordshire.

Los asientos y los adornos de las puertas derivados de una investigación histórica detallada.
Como todo en este coche, los asientos y los adornos de las puertas resultan de una investigación histórica detallada.

Celebraciones del centenario

El 10 de julio de 2019 marcó el centésimo cumpleaños de Bentley, un hito logrado por solo unas pocas empresas de automoción. Además de la presentación del Corniche en Oxfordshire se están llevado a cabo una serie de actividades especiales de un año de duración, con celebraciones en eventos en todo el mundo.

Muestran la evolución automovilística de Bentley en los últimos 100 años, destacando su éxito mundial hoy y el futuro emocionante de la innovación por delante.

El Salon Privé se está celebrando en estos días en
El Salon Privé se está celebrando en estos días en el Palacio de Blenheim, en el condado de Oxfordshire.

 

ACERCA DE Patricia Palomar