Pangaea Day Date: amar el tiempo

El tiempo es algo precioso. Y no solo porque siempre precisamos más, sino porque es el continente de nuestros mejores recuerdos. Y también de los más importantes, aunque puedan ser los más prosaicos como la temida cita con el dentista o esa reunión que podría haberse ahorrado alguien enviando un mail. Hoy, para los amantes de los relojes, soñamos con el Pangaea Day Date, el modelo plano con día y fecha, que MeisterSinger lanzó con un grandísimo éxito en 2013 y que ya se ha convertido en todo un referente. Hoy queremos tentarle con un modelo al que las mentes más prácticas y los amantes de los monoagujas difícilmente dirán “no”. Utilidad, simplicidad y belleza, de un solo vistazo.

 

Cuesta acostumbrarse a su lectura, pero resulta impecable.
Cuesta acostumbrarse a su lectura, pero resulta impecable.

 

Pongamos la lupa sobre este modelo, lejanamente emparentado con el modelo Perigraph de la misma firma, algo que es fácilmente perceptible al fijarnos en la esfera, que se coloca por encima del anillo abierto de fecha. Es, ciertamente, uno de los elementos que más definen el estilo a la hora de diseñar de la casa germana. Eso, y por supuesto, el empleo de la monoaguja, otro rasgo distintivo de esta joven relojera afincada en Münster. Y esto puede parecer algo chocante para aquellos que estén acostumbrados al diseño más clásico.Pero se trata de un ejemplar excepcional, galardonado con el Red Dot Award y el premio de Diseño Alemán por su pionera concepción.

En este modelo, hay marcadores que se alinean en el borde exterior de la esfera que corresponden a cada minuto, con indicadores alargados cada cinco minutos y marcadores numéricos en cada hora. Y aunque, de entrada pueda parecer algo complicado, al final cualquiera puede acostumbrarse. Y lo cierto es que aporta un plus de elegancia y distinción. Nada que ver con lo de siempre. Sus dos anillos de día y hora, que se deslizan en direcciones inversas, nos ayudarán a tener una legibilidad perfecta. Cuando nos habituemos, claro.

Funcional y cómodo

El Pangaea en azul a la derecha. A la izquierda, el modelo Perigraph.
El Pangaea en azul a la derecha. A la izquierda, el modelo Perigraph.

 

Lo cierto es que, más allá de esta pecularidad, es un modelo profundamente funcional, que nos permite conocer la fecha y el día de la semana (situados junto a las doce, con un distintivo rojo) sin despistarnos y viendo, a la par, la hora o los otros días. Además de su carácter práctico, es sumamente confortable gracias a sus escasos 3,6 milímetros. Tan fino y etéreo que se adapta a cualquier muñeca y el hecho de que su diámetro de esfera sea de cuarenta milímetros contribuye a reforzar esta sensación. Su caja, de acero inoxidable y fondo a la vista, es resistente al agua hasta cincuenta.

Con maquinaria Sellita SW 220-1 (suiza, para más señas) y cristal de zafiro, resulta un complemento perfecto tanto en aquellos estilismos más deportivos como en los más cuidados. Hay hasta cuatro colores: blanco, marfil y negro (los primigenios) y en azul zafiro desde el pasado marzo 2015. En 2014, MeisterSinger se lanzó a utilizar colores más atrevidos, por lo que era un paso natural que uno de sus modelos más celebrados, como es el Pangaea Day Date, contara con una tonalidad especial.

Lo cierto es que, con el Pangaea Day Date, MeisterSinger ha conseguido posicionarse como un referente del coleccionismo a pesar de su corto recorrido. Porque no hay que olvidar que presentó en el Baselworld 2001 sus primeros relojes. Quince años después, cada vez cuenta con más fieles que rinden sus muñecas a los beneficios de la monoaguja. ¿Se anima a probar?