#OmegaPreBasel2018: Seamaster Olympic Games, para celebrar su rol como cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos

En menos de dos semanas comienza en la ciudad de Basilea (Suiza), Baselworld 2018, la feria de relojería más importante a nivel mundial. En ella se reúnen muchos de los grandes de la alta relojería para mostrar sus colecciones del próximo año. Como es tradicional, antes de cada certamen las marcas muestran un pequeño adelanto para ir abriendo boca de las novedades con las que van a tentar al mundo entero una vez arranque la feria. En Air Crew Lifestyle nos hemos fijado en el aperitivo pre-Basilea que OMEGA ha dispuesto este año. En concreto, nos ha llamado la atención una edición limitada de su Seamaster dedicada a los juegos olímpicos, la Seamaster Olympic Games Collection.

 

Omega celebra su papel continuo como cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos con una edición limitada de Seamaster inspirada en cronómetros antiguos
Omega celebra su papel continuo como cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos con una edición limitada de Seamaster inspirada en cronómetros antiguos.

 

El año pasado OMEGA anunció que extendía su acuerdo con el Comité Olímpico Internacional como el Cronometrador Oficial hasta 2032, año en el que cumplirá 100 años de cronometraje olímpico. Desde 1932 y hasta hoy, han sido ya 27 Juegos en los que OMEGA ha desempeñado un rol tan importante como medir los tiempos con precisión que determinarán a los deportistas ganadores. Así pues, para conmemorar su relación y honrar ese gran legado centenario, la marca lo celebra presentando en Baselworld 2018 la colección Seamaster Olympic Games compuesta por cinco modelos que se producirán en ediciones limitadas.

Cinco modelos porque cinco son los colores de los famosos aros olímpicos. Así la colección incorpora relojes en negro, amarillo, verde, azul y rojo. A nivel de diseño, la casa relojera se ha inspirado en varios cronómetros suyos antiguos, especialmente los que se utilizaron en los Juegos Olímpicos celebrados en Montreal e Innsbruck en 1976.

El crónometro antiguo vs el reloj 2018.
El crónometro antiguo vs el reloj 2018.

 

Gracias al diseño limpio de esta inspiración, la hora se lee perfectamente de una simple ojeada. Así sobre una esfera convexa, OMEGA juega con el contraste de color blanco y negro. Sobre el fondo negro las agujas deportivas y los números que marcan las horas contrastan en blanco. Y a su vez, sobre la corona circular externa blanca, la escala de minutos en negro son fácilmente legibles.

A su vez, como contraste a esta dualidad de blanco y negro, aparece en escena el color correspondiente del aro olímpico que representa cada reloj. Lo encontramos en la delgada línea circular perimetral -el pulsímetro-, en la representación del logotipo de los Juego Olímpicos, en la aguja del segundero, y por supuesto, en la correa de piel microperforada. El pulsímetro está dividido en tres intervalos de 20 segundos ligeramente separados entre sí para que sea más fácil calcular las pulsaciones por minuto.

Juegos Olimpicos
La dualidad de blanco/negro facilita la lectura y potencia el efecto del color del segundero, la línea circular perimetral y el dibujo de los aros olímpicos.

 

La caja de los Seamaster Olympic Games, de acero noble, tiene un diámetro de 39,5 mm y su interior alberga el calibre Master Chronometer 8800. En el reverso de la misma, un aro de aluminio anodizado incluye todas las ciudades anfitrionas y las fechas de las correspondientes actuaciones de OMEGA, de Los Ángeles 1932 hasta Los Ángeles 2028.

Solo se han creado 2032 ejemplares de cada modelo (color), número que coincide con el año en el que se cumplirá un siglo de la firma como la cronometradora de los Juegos Olímpicos. El número correspondiente de la Edición Limitada está grabado en el canto de la caja. Y el precio de este modelo es de 5.100€.