Nuestra selección de libros para este verano

Todavía queda mucho verano por delante (y mucha jornada reducida para un buen número de afortunados). Por eso, si las vacaciones, los niños y las series han consumido la mayor parte de su tiempo libre estival, queda el consuelo de que aún tiene muchos días por delante para retomar el buen hábito de la lectura. En Aircrew Lifestyle hemos elaborado una lista con nuestros propios ejemplares, clásicos y modernos, para todos los gustos e incluso, muchos de ellos, para todas las edades. «Selección de libros para este verano» al canto. ¿Le apetece?

 

selección de libros para este verano
En estas vacaciones de verano láncese a la lectura. Libros de cualquier tipo y género. Pero lea.

 

Títulos para gourmets sibaritas

Noah Gordon – La Bodega (2007): no somos muy aficionados a los escritores de bestsellers, pero la verdad es que el señor Gordon es una excepción. Nos gustó mucho su trilogía de El Médico, y con La Bodega nos ofrece una novela perfecta para incrementar nuestro conocimiento sobre el vino. Está ambientada en la Cataluña del siglo XIX, y cuenta la historia de un viticultor con un paladar fantástico y unas ganas de superación únicas.

Álvaro Cunqueiro – La cocina cristiana de occidente (1969): no son pocas las editoriales que están recuperando la fantástica obra de este periodista y gastrónomo mindoniense, uno de los grandes escritores gallegos del pasado siglo. La Mesa de Occidente es un libro que hay que leer para conocer los fundamentos culinarios actuales, escrito de forma maravillosa, y que resume el peso de melitones, reyes, hombres de armas y estado en la historia gastronómica occidental. De diez.

John Dickie – ¡Delizia! La historia épica de la comida italiana (2007): Divertidísimo repaso por la historia de la cocina italiana de manos de este profesor británico especialista en estudios del país transalpino. Se carga algunos cuantos mitos arraigados, como lo de que fue Marco Polo quien trajo la pasta a los italianos desde China, y desvela que se debe a los árabes, entre otras muchas cosas que no queremos desvelarle.

Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi – El gourmet solitario (1997): novela gráfica (¿o manga?) que nos introduce en las costumbres y usos de la gastronomía actual japonesa. Como lectores, acompañaremos a un solitario personaje que no perdona una izakaya, restaurante refinado o puesto de comida de calidad, y para el que el momento de comer es más que un ritual. Una manera muy visual de conocer la amplia cultura culinaria del país oriental.

 

¿Ha leído alguno de nuestros libros de esta estival gastro-selección literaria?
¿Ha leído alguno de nuestros libros de esta estival gastro-selección literaria?

 

Ficción de calidad

Richard Ford – Canadá (2012): Premio Príncipe de Asturias, el autor  estadounidense es, sin duda, uno de los mejores escritores actuales de su país. Canadá es un fascinante y adictivo relato sobre la pérdida de la inocencia y infancia rota de Dell Parsons, un adolescente quinceañero que huyen de la casa familiar en Montana después de que sus padres ingresen en prisión por robar un banco. Huirá a Canadá para buscar una vida mejor, aunque un oscuro y violento personaje será el encargado de mostrarle la dureza de la madurez.

Caitlin Moran – Cómo se hace una chica (2012): el libro arranca narrando cómo Johanna Morrigan, una inquieta jovencita, se masturba junto a su hermano pequeño, con mucho siglo para no despertarlo. Háganse una idea del espíritu de esta divertida y gamberra novela, en la que acompañamos a la protagonista por su camino a la madurez hasta convertirse en una crítica musical que tenía todas las papeletas para ser una loser. Desde luego, comparte no pocas cosas con la autora, que en 2012 escandalizó a muchas mentes biempensantes con su libro Cómo ser mujer, donde habla sin tapujos del aborto, la menstruación o la depilación femenina.

 

Un libro. Sol. Vacaciones. ¿Hay mejor plan?
Un libro. Sol. Vacaciones. ¿Hay mejor plan?
Homenajes a los maestros

Rafael Chirbes – Crematorio (2007): se acaba de cumplir un año de la repentina muerte de este genial escritor. Por eso, si aún no lo ha hecho, le recomendamos vivamente sumergirse en la lectura de Crematorio, su obra más conocida, una feroz crítica al urbanismo salvaje, la corrupción y la degradación moral en un imaginario pueblo levantino. Actualísimo, por desgracia. A veces, las digresiones morales de los personajes pueden hacer la lectura un poco complicada, pero la prosa es tan bella que ayuda. Para alternar con otro ejemplar.

Miguel de Cervantes – Don Quijote (1605): 2016 ha sido el año de celebración de los 400 años de la muerte de nuestro más excelso escritor. Sea sincero: ¿Se ha leído El Quijote? ¿Realmente completo? ¿No cree que es momento de hacerlo sin la presión escolar, disfrutando de toda su profundidad y su humor? Dé ejemplo a sus hijos y nietos y sumérjase de nuevo en este placer, que a muchos nos metieron por la fuerza a una edad inadecuada.

William Shakespeare – El Sueño de una noche de verano (1595 aproximadamente): como bien saben, también se celebran los cuatrocientos años del deceso del gran dramaturgo inglés. Es difícil elegir un título entre los muchos que tiene, pero nuestro favorito, desde luego, es esta comedia onírica y llena de fantasía y humor. Mucho más digerible, desde luego, que los tremendos dramas, más sesudos, que el gran público español conoce mejor.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar