Más allá del lujo, récords de velocidad y largo alcance en Aviación Ejecutiva

Volar por encima de la velocidad del sonido solo lo han conseguido hasta la fecha los cazas y el Concorde. Pero el sueño supersónico sigue ahí. Actualmente hay varios prototipos y conceptos al respecto. Algunos para aviación comercial y otros para ejecutiva donde el mercado también demanda superar sus propios récords de velocidad para satisfacer su imprescindible escala global. Pero mientras este deseo todavía no acaba de llegar, y centrándonos en la ejecutiva, año tras año los fabricantes presentan novedades en las ferias más importantes de este sector con modelos más rápidos y de mayor alcance. Hacemos un repaso por la actualidad de los aviones privados más rápidos del mundo para recorrer el mundo entre el lujo y la velocidad.

 

El Dassault Falcon 8X es el 4º avión ejecutivo más rápido. Alcanza una velocidad máxima de 1.110 km/h y una autonomía de 11.945 kms.
El Dassault Falcon 8X es el 4º avión ejecutivo más rápido. Alcanza una velocidad máxima de 1.110 km/h y una autonomía de 11.945 kms.

La nueva generación de supersónicos: un futuro no lejano pero incierto

Con algunas aeronaves subsónicas que ya vuelan por encima de los 1.000 km/h, el siguiente gran paso son los vuelos supersónicos, que alcancen los 1.235 km/h –velocidad a la que se rompe la barrera del sonido- para reducir a más de la mitad el tiempo de ruta actual. En este objetivo están inmersos cuatro proyectos: el X-59 QueSST de la NASA encargado a Lockheed Martin, el Aerion desarrollado junto con Boeing, el S-512 de Spike Aerospace y el XB-1 de Boom Supersonic. Por ejemplo, el XB-1 podría transportar pasajeros desde Londres a Nueva York en algo más de tres horas frente a las siete actuales, y, además, sin hacer el característico estruendo de la rotura del sonido, pues estará diseñado para generar ondas de choque y minimizar su efecto acumulativo, produciendo un ruido sordo.

Cuatro empresas quieren recuperar los vuelos por encima de la velocidad del sonido

Aerion, el jet privado supersónico en el que está invirtiendo Boeing, podrá volar a velocidades de hasta Mach 1.4.
Aerion, el jet privado supersónico en el que está invirtiendo Boeing, podrá volar a velocidades de hasta Mach 1.4.

 

Sin embargo, hacer volar aviones supersónicos comerciales y ejecutivos todavía es un paso de gigante por coste y por eficiencia de consumo. Se ha publicado mucho al respecto, indicando incluso fechas en las que los veremos surcar los cielos, tan próximas como 2021-2023, pero son solo “cantos de sirena”. La realidad es que de momento solo hay diseños que no han salido del tablero de dibujo, y en el mejor de los casos ya se han desarrollado algunos componentes pero no hay todavía ningún prototipo construido. Curiosamente, el proyecto de velocidad supersónica que más solidez tiene hasta la fecha es en vuelos espaciales. Se trata del emprendido por la empresa de turismo espacial Virgin Galactic, del multimillonario británico Richard Branson, que ya completó un vuelo estratosférico de prueba en 2018.

De manera que hasta que llegue el día en que podamos ver en el cielo un reemplazo del recordado Concorde, y que sea además capaz de mantener a raya el consumo de combustible y el ruido, ambos sectores buscan aviones subsónicos más rápidos y con mayor alcance que batan los anteriores récords.

Récords de velocidad en aviación ejecutiva

Desde que en diciembre de 1903 los hermanos Wright realizaran el primer vuelo, el volar se ha convertido en un aspecto primordial para el hombre, quien cada vez quiere volar más lejos y más rápido. Si añadimos el deseo de privacidad e independencia tenemos la conjunción que define precisamente a la aviación ejecutiva.

Con el tiempo la aviación ejecutiva ha ido evolucionando a aviones cada vez más grandes, rápidos y con mayor alcance. Año tras año surgen novedades de los fabricantes que se presentan en las ferias más importantes de este sector en todo el mundo, como el EBACE de este año, donde se comprobó que desde el Cirrus VisionJet G2 o los Pretor y el Global Bombardier 5500 y 6500, hasta el Gulfstream G600, o el recién llegado Global 7500, además de los Neo de Airbus y el propio MAX BBJ de Boeing, hay nuevos tipos de aeronave para cada clase de vuelo, y algunas veces se realizan records de velocidad y distancia con estas aeronaves.

De hecho, este mismo año 2019, hemos sido testigos de dos récords de aviación ejecutiva. El 4 de febrero, un Bombardier Global 7500 voló sin escalas durante 8.152 nm (15.764 km), despegando del Aeropuerto Singapore Changi en Singapur y aterrizando en el Aeropuerto Internacional de Tucson (TUS), Estados Unidos. Y el segundo de ellos en el pasado mes de julio, cuando un Gulfstream G650ER logró completar la circunnavegación más rápida de la Tierra a través de los Polos Norte y Sur en un tiempo de 46 horas y 40 minutos, a una velocidad promedio de 465 nudos (861 km/h). 

El anterior récord de velocidad media de la FAI (Fédération Aéronautique Internationale) se mantuvo durante 11 años en manos del capitán Aziz Ojjeh con un Bombardier Global XRS, por lo que es una “competición” que sigue interesando mucho a la aviación ejecutiva y a los propios fabricantes, cuyo prestigio crece para los posibles compradores al demostrar las capacidades de vuelo de sus aeronaves.

Además del imprescindible lujo, los compradores buscan, como ya indicábamos, modelos más grandes y de mayor alcance, por lo que los fabricantes se están centrando en la producción de aviones casi en su totalidad en el segmento de tamaño medio y superior. En los próximos cinco años, es muy probable que muchos clientes opten por los jets grandes en lugar de los ligeros, a medida que las necesidades de los viajeros de negocios evolucionan a una escala más global.

Un Gulfstream G600.
Un Gulfstream G600.
Bombardier Global 8000.
Bombardier Global 8000.

Es sin lugar a dudas, un sector en constante desarrollo, y que augura una proyección emocionante para los años venideros.

La creciente demanda de aviones de largo alcance (10-12 horas de vuelo), con precios superiores a los 50 millones de euros representan un 57% de las ventas, y su valor financiero un 85% del total financiado. Se estima que unos 8.600 aviones ejecutivos serán vendidos los próximos 20 años, con una perspectiva de financiación de 255.000 millones de dólares para la demanda mundial.

Signo de este desarrollo, por ejemplo, es la nueva apertura reciente de la terminal de aviación corporativa y general en el Aeropuerto Internacional de Malpensa, Italia, el pasado día 23 de julio. Una terminal que según dijo Chiara Dorigotti, CEO de SEA Prime, “está preparada para recibir a los pasajeros de la aviación de negocios a través de los dos puntos de entrada a la ciudad y a la región -Linate y Malpensa- con niveles de servicio de clase mundial, consolidando el liderazgo de Milán en Italia y su posición como la quinta ciudad más grande de Europa por volumen de tráfico». Se espera atender aproximadamente 50 llegadas de aviones de aviación general al día debido a eventos deportivos y de moda de alto perfil -Milán es una de las ciudades del mundo más importante en el sector moda- programados en la ciudad.

Terminal de aviación ejecutiva en el Aeropuerto Internacional de Malpensa.
Terminal de aviación ejecutiva en el Aeropuerto Internacional de Malpensa.

 

Esto da una buena idea de cómo crece y se desarrolla el sector en Europa en este momento. Los resultados muestran que la industria continuará creciendo en tamaño, escala y fuerza durante los próximos cinco años, alcanzando casi 30.000 millones de dólares anuales en ingresos para el año 2023, y se espera que la flota de la aviación de negocios crezca un 12,1% en el mismo periodo de tiempo. Igualmente, también para el 2023, se pronostica cuatro veces más transacciones de aeronaves segunda mano que nuevas entregas, debido principalmente a la creciente propuesta de valor de estas aeronaves.

Y tras este repaso a la actualidad, queda hacer una clasificación de los cinco aviones ejecutivos que mayor alcance y velocidad tienen actualmente:

  1. Bombardier Global 8000 – 982 Km/h – 14.631 KM
  2. Bombardier Global 7500 – 982 Km/h – 14.260 Km
  3. Gulfstream G600 – 1133 Km/h – 12.038 km
  4. Dassault Falcon 8X – 1110 km/h – 11.945 km
  5. Cessna Citation X – 993 km/h – 6,410 km

Sin duda vienen tiempos apasionantes para la aviación ejecutiva y seguro que pronto veremos otra aeronave de este tipo realizando otro record de distancia y velocidad.