Mantis Q, el dron con reconocimiento facial y control por voz para que le siga allí donde vaya

En un mundo donde los selfies, las fotografías y vídeos se han convertido en una manera de documentar la vida diaria de millones de personas, a muchos les puede fascinar la posibilidad de tomarse fotos desde el aire, simplemente pidiéndoselo a su dron, y poderlas compartir inmediatamente después en redes, directamente desde su aplicación. Esto es lo que hace el Mantis Q, un dron de viajes plegable que integra un sistema de control por voz y tecnología de reconocimiento facial para que sólo tenga que preocuparse de sonreír, pues su fotógrafo personal le seguirá allí donde vaya.

 

Con el comando de voz, el pequeño quadrocopter escucha sus instrucciones.
Con el comando de voz, el pequeño quadrocopter escucha sus instrucciones.

 

El Mantis Q es el último dron que ha presentado la compañía china Yuneec, un equipo plegable -ideal para viajes- que se mantiene hasta 33 minutos en el aire y captura fotografías y vídeos excepcionales.

Son excepcionales porque cuenta con una resolución de 13 megapixels para fotos (las toma en formato jpeg o dng) y 4k para vídeos, y porque aprovecha la tecnología de estabilización electrónica de la imagen (EIS) para que “queden perfectos”, según explica la compañía en un comunicado.

Pero no sólo eso, tiene la comodidad añadida de que mediante el control de voz pueda darle órdenes sencillas: para el encendido y el apagado, así como para que aterrice o despegue y para hacer fotografías y vídeos.

Es más, simplemente sonría a su dron, que éste realizará una fotografía en cuanto identifique su rostro mediante la tecnología de reconocimiento facial. Para ello, únicamente tendrá que tener activado este sistema y tan pronto como “vea” su cara en una distancia de hasta 4 metros, disparará la foto.

Y para completar la faena, cuenta con una función integrada con la que compartir en las redes sociales los vídeos y fotos tomadas.

La cámara se puede inclinar hasta 20° hacia arriba y 90° hacia el suelo durante el vuelo, lo que le otorga un gran ángulo de visión.

Foto: @zurandenis
La imagen en vivo puede ser vista con una latencia de menos de 200 ms en tu teléfono, que está conectado al control remoto. Foto: @zurandenis

 

Por su parte el mando del dron se controla de forma intuitiva. Desde éste su propietario puede, si lo desea, limitar el radio de acción de sus 800 metros de distancia fácilmente con un cerco virtual, al igual que hacer que el dron regrese al punto de partida y aterrice de forma completamente automática con solo pulsar un botón, entre otras posibilidades.

El Mantis Q alcanza velocidades de hasta 72 kilómetros por hora. Es, además, compacto, con unas dimensiones de 168 x 96 x 58 mm, y ligero, con un peso de algo menos de 500 gramos. Utiliza un software basado en el código abierto PX4, e integra un registro de zonas excluidas al tráfico de drones (‘No Fly Zones’) que evita que el dron vuele dentro del espacio aéreo próximos a los aeropuertos internacionales. A nivel seguridad, este dron no transmite datos sobre las fotografías, vídeos o la telemetría a servidores externos. Y todos los ajustes y las actualizaciones del software se llevan a cabo a través del smartphone.

Para los vuelos con cámara de vídeo, el Mantis está equipado con tres modos de vuelo automáticos: Journey, Point of Interest y Return Home. De esta manera es fácil e intuitivo para hacerlo volar incluso sin entrenamiento previo. Con el primer modo, volará hacia arriba siguiendo una trayectoria lineal para obtener una imagen espectacular y luego regresará automáticamente. Con el modo Punto de Interés (Point of Interest), el usuario selecciona un objeto y el dron hará un círculo alrededor del mismo automáticamente. El modo de Regreso a Casa (Return Home) permite que con solo pulsar un botón el Mantis Q regrese automáticamente a un punto cercano a su posición inicial, donde aterrizará.

También es adecuado para vuelos en espacios interiores, donde ni los satélites GPS ni GLONASS están disponibles, tomando el control de posicionamiento sus sensores IPS y ultrasónicos. Aquí puede alcanzar velocidades de hasta 15 km/h con la tranquilidad de que los sensores evitan obstáculos.

Mantis Q en espacios interiores

 

Con todo ello, el Mantis Q es un buen fichaje para viajeros geeks de los drones. ¿Esa increíble foto selfie al atardecer? Simplemente sonría a su dron, que este se pondrá en posición y tomará la instantánea por usted.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=g3BaouOQk0k