Las mejores pizzerías de Roma (para comer sentado)

Es un alimento, todo un signo de Italia (y en parte de Estados Unidos) y un icono de la cultura pop. Hablamos de la pizza, un pan cubierto de nutritivos ingredientes que genera tanta adicción como las drogas; o eso es al menos lo que afirma un curioso estudio de la Universidad de Michigan. Lo cierto es que, bien elaborada, es normal que enganche, porque es el mejor estandarte de la cocina del país: sana, sencilla y dando el máximo protagonismo al producto. Hoy, con espíritu y estómago, nos desplazamos hasta Roma para conocer los mejores lugares a los que van los romanos a tomar este placer redondo, cuya pizza, algo más fina y crujiente que la napolitana, es una auténtica delicia. Con las manos, o con cuchillo y tenedor. Y con poca moderación: así nos gusta a nosotros. Con ustedes, una selección de las mejores pizzas de Roma para comer sentado. Porque Roma hay que caminarla y caminarla.

 

En Sforno las pizzas son una delicia (imagen de su web).
En Sforno las pizzas son una delicia (imagen de su web)

 

Baffetto: (Via del Goberno Vecchio, 114): El mejor rincón para disfrutar de la pizza con mayúscula a solo unos pasos de la Plaza Navona. Todo un clásico el del señor Volpetti, que lleva años haciendo salivar a los romanos y a turistas. Desde hace poco más de una década cuentan con otro local regentado por Anna, que continúa la tradición familiar en Bafetto 2 (Piazza del Teatro di Pompeo, 18), donde sí se admiten reservas. En el local primigenio las colas pueden ser exasperantes, pero su Margarita dicen que lo merece. Pero hay otros 25 tipos de pizza para dudar… todas exquisitas.

Panattoni Ai Marmi: Conocida como L’Obitorio (tanatorio) entre los romanos por el mármol blanco de las mesas y mostrador, que puede tener un aire un poco mortuorio que, sin embargo, nada tiene que ver con el bullicio de este clásico sitio donde se degustan unas maravillosas y asequibles pizzas. Junto a estas, hay dos especialidades que debes probar: el filete de bacalao (baccalà) y los supplì al telefono, un plato romano clásico que consiste en una bola de arroz hervido cocido en caldo de carne, rebozada en huevo y frita.

 

La fachada de La Montecarlo, una de las pizzerías más típicas de Roma.
La fachada de La Montecarlo, una de las pizzerías más típicas de Roma.

 

La Montecarlo: Otro clásico muy cercano a la Plaza Navona con casi treinta años de trayectoria y las mismas ganas y buen ambiente de siempre. Pizza romana como mandan los cánones, esto es; sumamente crujiente y fina, y desde luego deliciosa, que apreciarán los amantes de este plato en un entorno popular y abarrotado. También tienen justa fama sus calzoni y el tiramisú.

Sforno: Ingredientes frescos, originalidad y buena cerveza artesanal. Son las tres columnas básicas de otro de esos imprescindibles de la pizza de la Ciudad Eterna. Sfornare significa en italiano «sacar del horno», y lo cierto es que es buen nombre para definir la esencia de este restaurante donde se cocina de todo… y muy bueno. Entre las pizzas (de inspiración napolitana), se recomienda probar la pizza Cacio e Pepe, la Greenwich, la Testarossa y la Iblea. Además, Antonio y Stefano, enamorados de la buena mesa, ofrecen una selección de vinos y cervezas poco vistas, perfectos para «armonizar» tan deliciosa experiencia.

 

Ovaladas y llenas de sabor: así son las pinsas. (Imagen de La web de La Pratolina).
Ovaladas y llenas de sabor: así son las pinsas. (Imagen de La web de La Pratolina).

 

La Pratolina: nos encontramos aquí con una simpática pinsería. Sí, como lo leen. La especialidad de este rincón del elegante barrio de Prati es la pinsa, una preparación netamente romana pero con algunas diferencias con respecto a la tradicional. La forma es elíptica y la masa, además de incluir harina de trigo, incluye también de arroz y soja. La masa leva durante 48 horas y resulta una auténtica delicia fácil de digerir y de devorar.

Dar Poeta: En una calleja del Trastévere se encuentra este local asequible y muy auténtico donde se disfrutan de unas sabrosas pizzas finas y crujientes, gracias a la maestría en el manejo de su horno de leña. Desde hace no demasiado cuentan con otro local en la calle Appia Nuova, en la zona del Appio Tuscolano, donde también hay estupendos platos romanos.

La Fraschetta: También en el encantador Trastévere, es un restaurante donde sirven pizzas excelentes y primmi piatti (platos principales) de buena pasta al estilo de las trattorie de siempre. El local es un poco oscuro, bullicioso y las mesas están muy justas, pero es una opción estupenda.

Algunas imágenesas más de las mejores pizzerías de Roma (para comer sentado):

 

ACERCA DE Rosalía Martínez

Rosalía Martínez
Aunque mi nombre es Rosalía Martínez, todo el mundo me conoce como Piti. Periodista gastronómica de profesión, tengo igual de inquietos el espíritu y el paladar, así que me apasiona viajar y descubrir sitios fantásticos para comer. Y contarlo y recomendar, claro. Epicúrea convencida. Cuando no como o viajo, leo y veo series.