Las islas de la costa centroamericana: para “perderse” o “encontrarse”

Recorremos con usted los rincones más exóticos de las islas de Belice, Honduras y Nicaragua para “perderse” o “encontrarse” durante estas vacaciones de verano. Vida reposada o quemar adrenalina, silencio o fiesta, reactivar cuerpo o mente, adentrarse en la cultura del lugar o explorar sus atractivos naturales… opciones en la costa centroamericana, muchas. Usted decide.

 

Cayo Espanto (Belice): una exclusiva isla con 7 villas y todos los servicios de un hotel de gran lujo.
Cayo Espanto (Belice): una exclusiva isla con 7 villas y todos los servicios de un hotel de gran lujo.

 

Le proponemos desde disfrutar de hoteles sublimes o realizar todo tipo de actividades en las playas más paradisiacas, a placeres sencillos como sentir la arena fina mientras camina por las playas salvajes, inspirarse mientras contempla la puesta de sol sobre un mar calmado, mantener una enriquecedora conversación con una persona local, dar largos paseos entre caídas de agua en medio del bosque, o atreverse a escalar un volcán de 1610 metros de altura. Empezamos…

Guanaja, un secreto bien guardado (Honduras)

Fue en Guanaja donde Cristobal Colón desembarcó en 1502, durante su cuarto y último viaje de expedición a América, antes de llegar al continente. Al ser el primer territorio hondureño descubierto por el almirante, el país lo guarda como uno de sus tesoros históricos más importantes.

Es una de las tres islas que componen el archipiélago de las Islas de la Bahía y puede presumir de ser una isla poco visitada por turistas. Y en verdad es uno de los lugares que no suelen encontrarse en las guías turísticas.

Muy cerca está otro edén: el archipiélago Cayos Cochinos, formado por dos pequeñas islas y 13 cayos más. La mayoría están deshabitados, sólo paran por allí los pescadores. Son unas pequeñas porciones de paraíso que en 2011 National Geographic las calificó junto con Guanaja, Utila y Roatán como uno de los diez mejores destinos mundiales para visitar en verano. Tal es la belleza escénica de Cayos Cochinos que se ha convertido en el lugar de grabación de muchos realities internacionales (entre ellos, el español Supervivientes).

 

Cayo Cochinos es la viva estampa de paraíso caribeño.
Cayo Cochinos es la viva estampa de paraíso caribeño.

 

Guanaja destaca por su abundante y bien conservada biodiversidad. Cuenta con un paisaje montañoso de extensos pinares, diversidad de especies de orquídeas y saltos de agua, además de cayos paradisíacos cubiertos de arena blanca y palmeras. Tanto su vegetación como sus aguas son parte de una reserva biológica que se ha conseguido mantener en perfecto estado. Desde un entorno tan cuidado se pueden contemplar los más bellos atardeceres de la región. No tenga ninguna prisa en detenerse a mirar la escena.

La isla está muy vinculada al mar, de hecho la gente de aquí son en su mayoría pescadores. De alguna manera, la influencia británica está presente todavía (fue colonia británica en el XIX). Es simpático que su acento al hablar tenga un deje inglés. Pero aún con ello, el espíritu aquí es caribeño, la gente habla alto y ríe, se toman la vida con filosofía y tienen un don para el baile.

La localidad principal es Bonacca, un cayo de Guanaja completamente abigarrado de pequeños edificios y viviendas. Es conocida como la Venecia de Honduras por los caminos de agua que serpentean por su extensión. El Festival del Caracol es la celebración más esperada en este municipio que recuerda la llegada de Colón a este lugar. Es el momento en el que la isla recibe más turismo atraídos por las distintas celebraciones que se organizan. Diversión, alegría y entretenimiento, ritmos caribeños como el merengue, el calipso y el reggae se apoderan de las playas durante esos días. Un último dato, aquí se moverá en taxi-lancha.

Islas del Maíz, un paraíso para los deportistas (Nicaragua)

A 70 kilómetros de la costa sur nicaragüense se encuentran 12,9 km² de territorio repartido entre dos islas. Es un archipiélago de playas vírgenes y arenas blancas, palmeras y bosques de cocoteros, listo para ser explorado con total tranquilidad y seguridad. O simplemente para relajarse disfrutando de la vista.

Pero la belleza de las Corn Island o Islas del Maíz no se queda sólo en la superficie. Sus arrecifes están llenos de vida. De aguas translúcidas, el fondo marino está habitado por mantas, rayas, tiburones, e incluso barcos hundidos de la época colonial. Es tan espléndido que vale la pena explorar cada rincón subacuático. Para ello dedíquese al snorkelling, el buceo, la pesca en alta mar, o a navegar.

Las Islas del Maíz se encuentran en antiguos mapas con el nombre de “Islas Esqueletos” ya que la habitaban los indios kukras, a los que se consideraba caníbales. No se alarme, hoy sus gentes son muy afectuosos. De hecho, todas las personas que llegan a esta excepcional isla son recibidas con música tradicional afrocaribeña. Es el inicio de las ricas sensaciones que le esperan.

 

Aunque todavía no muy conocido, este paraíso cada día atrae a más viajeros.
Aunque todavía no muy conocido, este paraíso cada día atrae a más viajeros.

Cayo Espanto, el glamour y privacidad de una isla privada (Belice)

Situada en los cayos de Belice, encontramos esta isla privada que no deja de sumar adeptos. Y es que este escondite de siete villas de playa ha sido reconocido y galardonado como uno de los mejores complejos turísticos en islas privadas de todo el planeta por importantes revistas y premios de turismo (como World Travel Awards, Robb Report o Condé Nast Traveller, entre otros).

La isla, bañada por las aguas del Caribe, tiene como principales atractivos la tranquilidad y la exclusividad. Cuando llegue a Cayo Espanto su única preocupación será dónde relajarse primero: en la piscina, al borde del mar o en las tumbonas de su propio muelle. Las villas están situadas de manera que no pueda ver otro huésped durante su estancia. Cumple la promesa de una escapada única donde tener las comodidades de un hotel mientras se siente como si la isla fuera toda suya. Pura exclusividad.

Si bien quiere algo más de actividad, puede escoger entre explorar el segundo sistema de barrera de arrecifes más grande del mundo, donde el buceo es excepcional (según USA Today, Cayo Espanto es uno de los 10 mejores lugares del mundo para hacer snorkel y buceo). A realizar pesca (los pescadores vienen de todo el mundo para la pesca con mosca) y deportes acuáticos como windsurf o catamarán. O participar en tours de observación de aves, rendirse a los placeres de su spa o hacer excursiones a la selva en las islas vecinas.

Sibaritismo o esnobismo aparte, también realizan para usted cruceros privados, excursiones en avioneta a las ruinas mayas cercanas, o en helicóptero para sobrevolar la Barrera de Coral de Belice. Puede optar a que el chef le cree un menú personalizado. Por tener en este hotel, tiene hasta un ayudante personal asignado en exclusiva para usted para hacerle la vida más fácil, que ya es decir!

Todo este universo de felicidad tiene un precio. A modo de ejemplo, cinco días en Cayo Espanto empiezan en 7475 dólares.

 

Islas de Centroamérica que visitar
En Cayo Espanto han estado personas como Robert De Niro, Harrison Ford, Tiger Woods, Shaquille O’Neil, Tom Cruise o Brad Pitt.

Ometepe,  la isla volcánica en agua dulce más grande del mundo (Nicaragua)

Rodeada del lago Cocibolca (o Gran Lago de Nicaragua), esta isla está considerada como la mayor isla volcánica del mundo dentro de un lago. Y a falta de un volcán, Ometepe tiene dos.

Ometepe es naturaleza exuberante, rica en historia y de gentes amables: es el refugio para una importante variedad de especies de animales y plantas, aguas limpias y playas amplias; repleta de vestigios arqueológicos con más de 1700 petroglifos encontrados; y habitada por personas encantadoras y sonrientes, enamoradas de su tierra y dedicadas principalmente a la pesca y la producción agrícola.

Alternativas de planes con las que dejarse encandilar no faltarán.

Por un lado, descubrir “Ojo de agua” que es una piscina natural de agua que proviene de un manantial del volcán Concepción y que está construida con piedras volcánicas. Además de por lo exótico del lugar, los turistas vienen a darse un baño porque sus aguas, cargadas de potasio, fósforo, azufre, calcio, magnesio y sodio, poseen propiedades medicinales.

 

Islas centroamericanas
Agua cristalina en “Ojo de agua” .

 

Por otro lado y para los más deportistas, está la opción de explorar el volcán Maderas, el más grande y el inactivo de los dos gemelos. Comenzando por las faldas del volcán, rodeado de cultivos de plátanos. Realizando el recorrido hasta la cima nos encontramos con gente de la isla que nos relatarán la forma de vida y las costumbres de sus antepasados. La belleza primitiva del entorno convierte a Maderas en una atracción importante de Ometepe.

Otro enclave atractivo es Punta Jesús María.  Una pequeña península en el extremo más al oeste de la isla que en épocas secas se extiende hasta 1 km. Es uy agradable pasear por este bonito estrecho de arena mientras las olas rompen a ambos lados.

Además hay recorridos específicos para contemplar las producciones de plátano o los cafetales. Incluso se puede realizar actividades de ganadería. Una sugerencia que le hacemos es dormir en una hacienda o simplemente oír muchas historias de la isla por sus gentes.