Las doce experiencias que no hay que perderse en Francia al comenzar el otoño

Ya casi acabado el verano y las vacaciones para la mayoría, comienza un nuevo tiempo en el que no pueden faltar las ganas de seguir viajando. Aunque hay mil motivos para viajar al país vecino, este otoño nos centraremos en tres grandes reclamos que, sin duda, atraen a todos: paisajes naturales, cultura y gastronomía, o como dicen aquí “art de vivre”, una definición genial.

Castillo de Chenonceau en el Loira

Antes de entrar de lleno en materia, importante recordar que Francia se muestra abierta a los viajeros de todas partes, sin apenas limitaciones salvo las lógicas medidas de seguridad con las que, probablemente, tengamos que vivir durante mucho tiempo.

Naturaleza, cultura y gastronomía renovadas muestran su cara más apetecible en otoño

Empezamos esta peculiar trilogía con el capítulo dedicado a planes en espacios naturales de Francia que bien merecen una visita con su cara otoñal:

Tres contundentes entornos naturales de Francia para planes de otoño

Seguir leyendo…

Y seguimos con destinos culturales e históricos que descubrir y redescubrir y museos que visitar. A Francia no le faltan sitios. Algunas opciones menos conocidas pero bien interesantes son estas:

Cuatro destinos franceses para cultura e historia vividas desde otro ángulo

Seguir leyendo…

La pasión por lo sostenible que inunda Francia llega también a la gastronomía e incluso los alojamientos. En esta última entrega presentamos destinos que inspiran a los viajeros por sus productos locales de la buena mesa:

Cuatro destinos gastro (en Francia) sostenibles

Seguir leyendo…