Las cinco ideas más fáciles y rápidas para organizar una cena en casa con amigos

Nadie duda que ir de restaurante con amigos es un plan excelente, pero nada se compara con una agradable cena en casa. La velada es más cercana, divertida y no solo eso: ¡podrás poner a relucir tus dotes como anfitrión!

Brochetas de queso crujiente y salsa de frutos rojos. Foto: revista Pronto

Si vas a organizar una cena con amigos es importante tener preparada una lista de aperitivos fáciles y elegantes que te hagan salir airoso del compromiso. Ahora bien, debes considerar otros aspectos… ¿eres de los que aman la cocina o por el contrario no eres muy bueno en los fogones? ¿te agobian los preparativos? ¿te estresa convertirte en el anfitrión? Piénsatelo un poco y responde con sinceridad, porque ante todo la idea es divertirse.

Pues bien, si la gastronomía no es lo tuyo, no te desanimes, hay opciones muy sencillas que dejarán a todos encantados.

Una cena temática con amigos

¡Esta es una alternativa genial y estamos seguros de que a tus invitados les encantará! Las cenas de gastronomía de otros países son coloridas, vistosas, sorprendentes y los huéspedes suelen pasarlo muy bien. No te asustes, optar por platos de otros países y ambientar la velada con elementos del país -música y algún adorno, por ejemplo-, no tiene por qué convertirse en un inconveniente.

Solo basta investigar un poco y conseguirás bocados sencillos que preparar en casa sin ninguna dificultad. Por ejemplo, si te agrada la idea de hacer una velada al estilo mexicano, nada mejor que unos nachos para compartir con los amigos. También puedes optar por servir algunas salsas fáciles de preparar, como un delicioso guacamole. ¡Flautas, quesadillas, tacos y no olvides el tequila!

Típicos tacos mejicanos

¡Todos a compartir con una deliciosa fondue!

Esta es una alternativa que nos viene de Suiza y en los días de invierno puede resultar sencillamente genial. Si lo que deseas es una opción deliciosa, sencilla y rápida en la que todos participen, la fondue es el camino.

Se trata de colocar en un recipiente especialmente diseñado para ello algunos ingredientes con los cuales puedas crear una salsa o crema caliente en la cual sumergir trocitos de pan o fruta –lo tradicional-, u otras opciones que se te ocurran. La fondue tradicional, la original, es la de queso. También es muy popular la de chocolate. Otra idea es poner a disposición de tus invitados aceite caliente en el cual freír al momento croquetas, trozos de carne o pollo, aderezados con salsas especiales y otros ingredientes.

Si optas por la fondue de queso, piensa en todas las deliciosas combinaciones a las que puedes recurrir, desde los tradicionales trozos de pan y las patatas hervidas, a con carnes, mariscos o con verduras. Si por el contrario te apetece más la fondue de chocolate, no olvides seleccionar varias frutas -las fresas no pueden faltar-, así como trozos de bizcocho que puedas sumergir en él.

La tradicional fondue de queso

¿Sin ánimos de cocinar? ¿Por qué no una raclette?

Esta alternativa es muy similar a la de la fondue y últimamente tener una raclette en casa se ha convertido en una opción muy popular, especialmente si estás pensando en una velada para volver a reunirte con los buenos amigos después de las fiestas.

Lo primero que debes tener en cuenta es ofrecer a tus invitados el queso de raclette. Lo demás prácticamente se hace solo. Podrás poner a disposición de todos patatas, verduras y por supuesto piezas de carne tierna o brochetas.

Raclette derritiéndose el queso

De tu parte quedará la selección de los ingredientes, tus invitados pondrán todo el sabor. ¡Es una alternativa sencilla, deliciosa y la diversión está 100% garantizada!

Un clásico: las pizzas

Tratándose de una cena en casa con amigos, las pizzas son una opción que jamás falla. Lo mejor de esta alternativa es que no necesariamente tendrás que cocinar, podrías pedir la comida a domicilio y dejar a todos más que satisfechos.

Una pizza es siempre un acierto

Si por el contrario deseas hacer alarde de tus talentos en la cocina y quieres hornear tus propias pizzas, recuerda los gustos de cada uno de tus invitados. No estará demás una opción vegetariana para los que deseen una comida más ligera.

¡Quesos y vinos!

La tabla de quesos es otra de las alternativas más elegantes y sencillas que puedes encontrar para compartir con los amigos. Haz una buena selección de tus quesos favoritos, combínalos con frutos secos y no olvides las uvas. ¡Recuerda hacer un buen maridaje con un buen vino!

Con unas cinco o seis variedades de buena calidad el éxito está garantizado

Cualquiera de estas opciones te garantizará una velada en casa con los amigos que ninguno olvidará y que seguro que varios querrán repetir. ¿Estás listo para ganarte el título de mejor anfitrión?

ACERCA DE Aircrew Lifestyle Redacción