Los 5 restaurantes que parece imposible que sean estrellas Michelin

Cuando pensamos en estrellas Michelin, los máximos galardones que reconocen a los mejores restaurantes del mundo, pensamos en lujo, calidad y una presentación cuidada. Espacios cuyas fachadas rezan “estrella Michelin” y que animan a probar, a unos precios a veces sólo accesibles para unos pocos, sus platos. Sin embargo, no todas las estrellas Michelin relucen en unos locales brillantes. Algunas se encuentran en medio de la nada, otras en un paraje de ensueño y otras, sencillamente, podemos probarlas por menos de dos euros. Continuamos con el recorrido por los Michelin, como ya hicimos con los restaurantes recónditos en España, y esta vez elaboramos una pequeña lista con los más sorprendentes del mundo, los que no creerá que puedan contar con un galardón.

 

Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice and Noodle
El restaurante Michelin más barato del mundo es un puesto de comida. Foto: CNBC

 

Schwarzwaldstube: En el fondo de la Selva Negra alemana, escondida tras la vegetación, se erige el restaurante Schwarzwaldstube, con tres estrellas Michelin. Situado en Baiersbronn, una ciudad de 14.000 personas en medio del vasto bosque alemán que se esparce hasta llegar a la frontera con Francia, es la primera parada de este recorrido por los Michelin más curiosos. Aunque resulte poco creíble encontrar tres estrellas Michelin en medio del bosque, Baiersbronn presume de tener ocho estrellas en total (un restaurante de dos y dos espacios galardonados con tres). La región se ha convertido en la cuna de la excelencia gastronómica germana.

El restaurante en cuestión, lo encontramos en el hotel The Traube Tonbach, que abrió sus puertas en 1789 para dar cobijo y alimento a los trabajadores de la industria de la madera de aquel momento. Schwarzwaldstube se inauguró en 1977 y en poco tiempo contrató a Harald Wohlfahrt, una eminencia culinaria en Alemania que logró las tres estrellas Michelin para este restaurante, de las que presume desde hace 25 años. El secreto de sus platos reside en el producto, utilizando alimentos de la región que van cambiando en función de la temporada. La posibilidad de hospedarse tras una experiencia gastronómica de tal calibre y la zona tan especial que rodea al establecimiento hacen que cope el número uno en nuestra clasificación.

 

Schwarzwaldstube
En el centro de la Selva Negra se esconden tres estrellas Michelin y una localidad que ya cuenta con ocho. Foto: Andy Hayler

 

Faviken: No sabemos cómo habrán llegado los jueces a este lugar, pero se fueron de allí con tan buen sabor de boca, que Faviken presume de dos estrellas Michelin. El restaurante se encuentra en medio de la nada. “La nada”, en concreto, es Järpen, una pequeña localidad en Suecia muy fría que está casi todo el año cubierta de nieve. Faviken es uno de los restaurantes Michelin a los que es más complicado acceder geográficamente, ya que se encuentra aislado de todo.

A pesar de estas condiciones extremas, su chef, Magnus Nilsson, ha logrado dos galardones gracias a su cocina. Usando productos locales y preparando los alimentos basándose en la tradición sueca. La ubicación de Faviken también es digna de mención, ya que se encuentra en un antiguo granero del siglo XVIII, dentro de una finca de caza de casi un centenar de kilómetros cuadrados. Su secreto se basa en continuar el legado de las granjas de Jämtland, la provincia sueca a la que pertenecen, intentando ser autosuficientes. En Faviken se disfruta de la cocina nórdica auténtica, preparada con ingredientes propios. Aunque eso sí, hay que estar dispuesto a ir al centro de la nada para degustarlo.

 

Este es el restaurante estrella Michelin al que es más complicado acceder geográficamente. Foto: Faviken.
Este es el restaurante estrella Michelin al que es más complicado acceder geográficamente. Foto: Faviken.

 

Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice and Noodle: Probar una comida con estrella Michelin es apto para todos los bolsillos. En julio de 2016 hubo un detalle que llamó la atención más que en otras ocasiones cuando se concedieron los galardones. Un puesto de comida de Singapur se alzaba con una estrella y daba una lección de humildad al resto del mundo. El Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice and Noodle ofrece su comida por 1,60$.

El humilde chef Chan Hon Meng, propietario del puesto, no cuenta con una amplia selección de platos ni con una presentación cuidada, pero la calidad y el sabor de su comida convenció a los jueces. En el menú se incluyen pollo cantonés con salsa de soja y cerdo a la barbacoa. Antes de su reconocimiento mundial el chef vendía una media de 180 pollos diarios y la cola que se formaba para poder comer en su establecimiento daba la vuelta a la manzana. No queremos imaginarnos cómo será la cola desde que cuenta con una estrella Michelin.

 

Hong Kong Soya Sauce
Comida michelin a 1,60$. Es posible gracias a este puesto de comida de Singapur. Foto: Daniel’s Food Diary

 

Sukiyabashi Jiro Honten: Reconocido como el mejor sushi del mundo, el maestro Jiro Dreams cocina sus creaciones de tres estrellas, casi milagros para los japoneses, en el Sukiyabashi Jiro Honten (Tokio). El restaurante adquirió fama mundial a través del documental Jiro Dreams of Sushi, que seguía las técnicas del chef de 92 años, a quien se le considera un artista y el mejor maestro de sushi del mundo.

Lo más llamativo de este local es su localización, situado entre una estación de metro muy transitada, que reduce el espacio para los comensales, haciendo que sólo unos pocos afortunados puedan degustar las creaciones cada vez. Además, reservar en Jiro Sukiyabashi es una tarea casi imposible y en la red se pueden encontrar hasta consejos o guías para lograr un sitio frente al maestro sushiman, declarado en Japón “tesoro nacional”. Parece una misión imposible, pero la recompensa es tan grande como el mejor maestro de sushi del mundo sirviendo la cena.

 

Sukiyabashi Jiro Honten
El “tesoro nacional” de Japón, el mejor chef del mundo, sirve sus creaciones en este local, situado en el metro de Tokio. Foto: Eric Vokel

 

The Sportsman: Al igual que Faviken, The Sportsman es un lugar apartado de la civilización, concretamente en Seasalter, una localidad en el distrito de Kent (Reino Unido). A cerca de 6,5 km de la costa se divisa un pub que a primera vista no tiene nada que envidiar a cualquiera de la zona. Pero The Sportsman lleva desde 2008 presumiendo de tener una estrella Michelin.

Visitar el local es toda una aventura, ya que implica un viaje en coche por un camino de tierra que acaba en una especia de parking. Un vez pasado el aparcamiento, una duna se interpone en el camino hasta llegas a una playa de rocas. Y a unos cuantos pasos, se encuentra uno de los mejores restaurantes de Reino Unido. Intuimos que los jueces no le otorgaron la estrella por su localización, sino por su oferta gastronómica. En The Sportsman usan productos de la zona, aunque parezca imposible que algo comestible crezca alrededor. La climatología del lugar, la geografía y su humedad, ofrecen un pescado y unas verduras de excelente calidad. Este pub con pinta de no ser nada del otro mundo en medio de la nada es la mayor sorpresa de Reino Unido.

 

The Sportsman
Alejado de la civilización, en un ambiente marítimo y quizás algo deprimente se divisa The Sportsman, con una estrella. Foto: YouTube