(La resucitada) Polaroid presenta el último capricho en fotografía instantánea

Después de casi 20 años del cierre de Polaroid, cuando se declaró en bancarrota, hoy esta marca mítica de cámaras vuelve a estar entre nosotros. Y no precisamente por haber hecho un esfuerzo por competir con las nuevas tecnologías, sino porque el formato de cámaras instantáneas vuelve a ser tendencia en el mundo de la fotografía. La clave estaba en aprovechando ese filón producirlas con algunas innovaciones. En ese preciso punto está ahora Polaroid pues acaba de presentar su último capricho: la POLAROID NOW.

Polaroid Now
Diseño en los 5 colores de la marca: amarillo, rojo, naranja, verde y azul, además del negro y blanco.

25 de abril de 2020,

Eso sí, en lo referente a la recuperación del nombre Polaroid, sí ha costado más. Tras muchos años de lucha, por fin “The Impossible Project” -nunca mejor dicho- logró recuperar la marca. Esta compañía polaca compró la última fábrica de Polaroid, situada en Holanda, en 2008, y desde entonces ha venido produciendo películas instantáneas no sin tener bastantes dificultades hasta obtener una de calidad. Poco después vinieron las cámaras, aunque alguna más parecida a una cámara digital compacta que a la famosa Polaroid de los años 70.

El estadounidense Edwin Land, fundador de Polaroid, presentó la primera fotografía instantánea del mundo en 1947, con una cámara que revelaba y positivaba la imagen en 60 segundos.
El estadounidense Edwin Land, fundador de Polaroid, presentó la primera fotografía instantánea del mundo en 1947, con una cámara que revelaba y positivaba la imagen en 60 segundos.

Y ahora después de varios modelos lanzados tras su regreso, la empresa presenta su nueva cámara instantánea, la Polaroid Now. Quizás en este momento con medio mundo confinado en sus casas no sea el mejor para anunciar un nuevo producto, y mucho menos una cámara instantánea que supone estar cerca de las personas y compartir experiencias. Pero eso no ha impedido que Polaroid nos presente esta nueva cámara.

Es la Polaroid de la infancia de muchos, pero actualizada a los tiempos que corren. Por fuera, mediante colores potentes y con los bordes redondeados de la cámara original. Y por dentro, con la misma esencia pero incorporando algunas mejoras respecto a los modelos anteriores, como autofocus, temporizador, flash mejorado y batería más duradera. El resultado es un mayor control creativo, un diseño limpio y un color de imagen vibrante.

Al lado de móviles y cámaras digitales de diseño, esta cámara parece de juguete. No pesa y es de plástico. Pero esto es parte de su gracia. Luego está que este tipo de cámaras no ofrecían mucha calidad comparándolo con las cámaras de carrete de entonces, y ya ni hablar con las digitales de ahora. No puedes esperar los mismos resultados en nitidez, color, etc., tampoco la posibilidad de imprimir a distintos tamaños, pero lo mismo, todas esas limitaciones son parte del atractivo de una Polaroid.

Porque a pesar de todo ello, hay algo entrañable, incluso irresistible, en las cámaras instantáneas

Y aunque el móvil sigue siendo el rey en fotografía cotidiana, las cámaras instantáneas -en especial, la emblemática Polaroid- se han hecho un hueco en el mercado y se han convertido en un regalo apetecible para cualquier aficionado a la fotografía.

Polaroid Now
No pesa y es de plástico. Parece una cámara de juguete. Pero todo ello es parte de la gracia de esta analógica.

Fotos en solo unos minutos

Porque muchas veces acumulamos fotos y más fotos en la galería del teléfono que no volvemos a ver, no está de más recuperar la antigua costumbre de hacer álbumes y ponerlas en marcos de fotos. Hacerlo nos supone “cero” trabajo, es hacer la foto y en un momento tener la imagen en la mano. Perfecto para el “aquí y ahora” de la vida moderna.

“Apunta, dispara y espera unos segundos para captar la vida tal y como la vives”, apuntan desde Polaroid

Y por supuesto, ello con el estilo de las antiguas fotografías instantáneas por el característico borde de las Polaroid de los años 70. Además ahora, junto con el tradicional borde negro o blanco, se puede revelar con el borde en diferentes colores vibrantes y con un sutil acabado en degradé.

Cada marco, decorado con una onda de color vibrante.
Cada marco, decorado con una onda de color vibrante.

Mejoras en prestaciones y utilidades

Con las limitaciones ya comentadas respecto a los móviles y la “primera liga” de la fotografía: las cámaras digitales reflex, Polaroid en esta cámara mejora la fotografía instantánea con una serie de prestaciones y utilidades. Estas son: un sistema de doble objetivo, uno para acercamientos y el segundo para tomas a distancia. Incluye un sistema de autoenfoque que elige entre uno de los dos objetivos para encontrar la mejor toma, incluso sin el flash, que por cierto se ajusta con más precisión a las condiciones de iluminación.

Una peculiaridad curiosa es poder conseguir dos fotogramas en una sola fotografía. Algo extraño a priori pero perfecto para añadir el punto artístico a la fotografía.

Dos capturas en una fotografía.
Dos capturas en una fotografía.

Por último, destacar también que la cámara cuenta con un contador en la parte posterior que permite ver cuántas tomas quedan. Y un temporizador de 9 segundos para unirse el fotógrafo a la foto.