Kike Sarasola: “Soy muy competitivo, viene de mi época de deportista”

Cinco veces campeón de España de Hípica, Kike Sarasola abandonó su carrera de jinete para ponerse a galopar en el también competitivo territorio empresarial. Su proyecto no ha llegado aún a la meta, pero va a un trote espectacular, hasta el punto de que piensa añadir 60 hoteles más a los 40 que gestiona a través de las marcas de Room Mate Group. Ahora añade The Rooms of the World, que se estrena con un proyecto ubicado en Roma, en un palacio del siglo XVII, rehabilitado y decorado nada menos que por Jean Nouvel, el arquitecto que amplió el Museo Reina Sofía. Siempre está con la maleta a cuestas, porque no para de viajar. Y se considera un hombre feliz.

 

The Rooms of Rome es la última apertura de Kike Sarasola.
Recién estrenado, The Rooms of Rome es el último proyecto de Kike Sarasola.

 

PREGUNTA.- Hábleme de esa alianza con Jean Nouvel, uno de los arquitectos más renombrados del mundo. ¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar con él?

RESPUESTA.- La idea partió de la Fundación Alda Fendi Esperimenti, que quería hacer apartamentos en el bellísimo palacio Rhinoceros situado en el corazón de la Roma clásica. Quería que fuese un proyecto único y especial  y yo me subí al mismo hace un año. Ellos se encargaron de que Jean Nouvel se ocupara de la arquitectura  y la decoración de los 24 apartamentos. ¿Por qué me subí yo? Porque tuvieron noticias de mí y valoraron el servicio y la atención al cliente que se ofrece en mi cadena de hoteles. Y es que en Italia no sonríen.

La mano maestra de Jean Nouvel

P.- ¿Por qué son tan revolucionarios estos apartamentos?

R.- No hay ningún inmueble en el mundo que se parezca a The Rooms of Rome. Es arte con mayúsculas, porque Nouvel ha hecho una intervención que es una obra maestra. Ha conjugado todo lo viejo del palacio con escaleras de acero corten, se mezclan grafitis con los frescos antiguos y, en medio del apartamento, ha metido un gran cubo de acero que esconde el baño, el armario y una cocina. Es como un ovni. Y la decoración no se puede llamar minimalista, sino simplista. Ha vuelto a los orígenes de las casas romanas: una mesa, cuatro sillas y dos mesas de noche. Es impresionante. Cada día me gusta más.

Rooms of Rome Kike Saralosa, decoración minimalista
The Rooms of Rome ha sido diseñado por el arquitecto Jean Nouvel, autor de la ampliación el Museo Reina Sofía.

 

P.- En un tiempo el arte se escondía en las iglesias, después surgieron los museos y las galerías. ¿Cree que los hoteles pueden ser los templos del siglo XXI?

R.- Esto es una mezcla de arte y arquitectura. De hecho, hemos patentado la palabra “artchitecture” . En este caso, además, la Fundación Aldi Fendi ocupa la planta baja y funcionará como museo. Hasta el 14 de diciembre se podrá contemplar una exposición de papeles arquitectónicos de Miguel Ángel Buonarroti que nunca se habían visto antes. Más tarde, se exhibirá una escultura, también de Miguel Ángel, que llevaba 300 años sin pisar Italia. Calculamos que tres millones de personas verán esta pieza en sólo un mes. Es un préstamo temporal y muy especial del Ermitage. Sí, estas cosas van a pasar en este hotel.

Exposiciones de Miguel Ángel

P.- O sea, que The Rooms of Rome será un espacio más de la capital italiana abierto al público…

R.- Claro. Además, en la planta superior del palacio ha puesto una sucursal el mítico e histórico restaurante parisino Kaviar Caspia.

P.- Éste es su último proyecto de gran lujo, pero tiene entre manos hoteles boutique, apartamentos, hostales… ¿es que quiere abarcar todo?

R.- Soy  muy competitivo. Viene de mi época de deportista. Hago esto porque oigo al cliente. A mí me encantan los sitios donde percibo que me escuchan y me atienden. Eso sí que es un lujo. Y en Room Mate hemos escuchado al cliente y hay personas que demandan apartamentos y otras que demandan hostales. No se pueden poner vallas al campo. Ahora todos los grandes hoteleros (Hyatt, Marriott, Accor…) están haciendo apartamentos turísticos cuando hace cuatro años me decían que yo me iba con el enemigo.

075IMG_9908
El Palazzo Rhinoceros acoge 24 apartamentos en los que conviven el arte y la arquitectura.

 

El lujo, tener tiempo

P.- ¿Qué es el lujo para Kike Sarasola?

R.- Que me hagan el efecto uauhhhh. El lujo no es que te pongan cinco camareros o las sábanas de seda o algodón. Eso lo doy por descontado. Para mí el lujo es tener tiempo y el uauhhh. O sea, entrar en un restaurante y ver que es espectacular o entrar en un hotel y pensar que nunca has estado en un sitio así.

P.- ¿Cómo cree que serán los hoteles dentro de 20 años?

R.- Mucha gente quiere robotizar todo y yo creo que en Room Mate siempre habrá alguien que te reciba con una sonrisa. Lo demás podrá evolucionar, pero nuestra seña de identidad es que alguien te dará la mano afablemente. Y me niego a que nuestro sector pierda eso. Y no habrá un check-in automático en un Room Mate. Lo demás es negociable, pero la parte humana seguirá siendo el lujo siempre.

kike Sarasola
Kike Sarasola: “Me encanta hacer espionaje industrial”.

Sin perder la sonrisa

P.- Siempre ha sido crítico con las estrellas como indicador de la categoría de un establecimiento hotelero, pero… ¿usted se considera una estrella?

R.- La estrella es Room Mate, porque tengo la suerte de tener un gran equipo. Yo soy el director de la orquesta, sí, pero es que tengo una gran orquesta. Tenemos 40 hoteles ahora mismo y sé que voy a llegar a 100 sin ningún problema. Lo que me preocupa es no perder la filosofía de la atención al cliente mientras crezco. El 60% de mi tiempo y el 90% del de Carlos, mi marido, se dedica a mantener la filosofía de empresa, la actitud con el cliente. Si logro mantener eso, seguiremos siendo la estrella del sector. Hemos llegado a tal velocidad de crucero que yo ya soy prescindible.

Cruce de culturas

P.- ¿Cómo es su equipo?

R.- En Room Mate tenemos 51 nacionalidades. El 60% lo forman mujeres, y el 40% hombres, y tenemos una media de edad de algo más de 40 años.

P.- Desde que usted era un niño, siempre tuvo la maleta lista. ¿Cómo es Kike Sarasola viajero? ¿Qué manías tiene? ¿Cómo se enfrenta a un destino?

R.- ¿Manías? A mí me gusta dormir con muchas almohadas en la cama y que la sábana de abajo esté totalmente estirada. Me gusta dormir con frío, siempre viajo con mi mochila y un troley. Odio los edredones. Me gusta dormir con manta. Soy de la vieja usanza. El edredón me da calor, me destapo y me tapo y al final no duermo bien. Hay muchos hoteles que no tienen manta. Y es un desastre.

P.- ¿A qué tipo de hoteles va cuando no está en los suyos?

R.- Me encanta hacer espionaje industrial y ser crítico constructivo. En muchos sitos no me reconocen. Y si veo a alguien que no esta haciendo las cosas bien, se lo digo porque creo que ayudo al sector y es algo bueno para todos. La competencia buena me encanta. Tener un hotel bueno al lado es muy bueno porque nos sube el nivel a todos.

kike sarasola-1453
Sarasola afirma que no hay ningún inmueble en el mundo que se parezca a The Rooms of Rome. “Es arte con mayúsculas”, dice.

Con la maleta a cuestas

P.- ¿Cuántos aviones aproximadamente coge al mes?

R.- Sólo en los primeros siete meses del año he hecho más de 300.000 millas. Eso sí, los fines de semana son sagrados para mi familia y siempre que se puede, voy yo donde están mis hijos y mi marido o vienen ellos a mi encuentro.

P.- ¿Y a qué dedica su tiempo libre en las ciudades que visita?

R.- Me gusta caminar y mirar tendencias, detectar lo que está de moda. Caminar y sentir.

P.- ¿En qué lugares se pierde cuando se toma vacaciones?

R.- En Cartagena de Indias, Ibiza o Nueva York.

P.- ¿Le contacta mucho el sector del turismo LGTB?

R.- Nos contactan, pero yo digo que el maricón soy yo pero no mis hoteles. Yo no creo en los guetos. No me gustan y yo quiero toda la tarta, porque soy muy ambicioso. Somos “people friendly”. Siempre he querido normalizar el tema. Seas lo que seas, es tu problema. Nosotros estamos abiertos a todos.

Gustos en la mesa

P.- ¿Cuáles son sus gustos gastronómicos?

R.- Me encanta la pasta, pero últimamente estoy super “healthy” comiendo poca carne roja y consumiendo productos de kilómetro cero. El estroganoff de Horcher me fascina. Llevo 40 años yendo a este restaurante y siempre pido ese plato.

P.- ¿Un hotel que le haya gustado?

R.- El Public de Nueva York.

P.- ¿Y en España?

R.- El Cotton House de Barcelona.

P.- ¿Se considera una persona feliz?

R.- Me considero una persona afortunada. He tenido mucha suerte, pero siempre me ha pillado trabajando. Hemos trabajado muy duro hasta llegar aquí, pero doy gracias por todo lo conseguido.

Más información:
www.theroomsofrome.com
www.room-matehotels.com

ACERCA DE Pilar Ortega

Pilar Ortega
Nací en Madrid un 8 de marzo y prácticamente desde entonces tengo un libro entre las manos. Me licencié en Periodismo y mi trayectoria profesional se ha desarrollado casi siempre en las secciones de Cultura de periódicos nacionales: “El Mundo”, “La Razón” y “Ya”. Ahora colaboro como “freelance" con diversas publicaciones y también he puesto en marcha un proyecto que enlaza los viajes con la literatura. Soy autora de varias guías publicadas por la editorial Anaya Touring con las que me sumergí en países tan interesantes como Ecuador, Bolivia o Costa Rica. www.viajesynombres.com es mi aventura más personal.