Hotel Salobre, un paraíso para los amantes del golf en Maspalomas

Es como un oasis rodeado por todas partes de un paisaje desértico. Uno no entiende cómo, de repente, sin ninguna transición, puede existir un vergel, un complejo arquitectónico tan singular concebido para el disfrute, en el que caben dos campos de golf de 18 hoyos y unos jardines de ensueño de tamaño colosal. Hablamos del Salobre Hotel Resort & Serenity, uno de los alojamientos mejor posicionados en el sector de turismo deportivo, un hotel de cinco estrellas situado a unos 8 kilómetros de Maspalomas que cuenta con 313 habitaciones y suites, todas con balcón y vistas a las montañas, al océano y los campos de golf, ideales para disfrutar de la serenidad y la calma del entorno.

 

Es el único hotel de las islas Canarias que cuenta con dos campos de golf de 18 hoyos.
Es el único hotel de las islas Canarias que cuenta con dos campos de golf de 18 hoyos.

 

Se da la circunstancia de que el Salobre Hotel se ha escapado del paraguas de la cadena Sheraton, que le ha protegido durante los últimos 11 años, para independizarse y volar por sí mismo. Y medios no le faltan, desde luego. Por ejemplo, cuenta con seis espacios gastronómicos, entre los que sobresalen Sidecar, The S Club y Sens. Aquí, el sentido del gusto se ve plenamente satisfecho con sólo mirar la carta o contemplar el inmenso bufet que brinda al cliente en el restaurante más concurrido y emblemático del establecimiento. Sus fogones se basan en la cocina de mercado, pero las propuestas que llegan al plato tienen influencia de todas las partes del mundo y, en algunos casos, el viajero puede ver de cerca cómo se cocina el plato elegido.

Una piscina escondida

Las siete piscinas distribuidas en las diferentes plantas del complejo (atención a la “piscina escondida” en el piso undécimo, con vistas espectaculares al Atlántico) son otro de los grandes atractivos que ofrece Salobre Hotel, junto con el Be Aloe Wellness Center, una zona concebida para mimar el cuerpo y el alma gracias a su carta de tratamientos faciales y corporales: baño de vapor aromatizado, cabina de oxigenoterapia, sauna seca, fuente de hielo, duchas de contrastes, chorros terapéuticos, circuitos termales, masajes, envolturas, etc.

Pero si hay una propuesta singular en este establecimiento es el golf, ya que es el único hotel de Canarias que ofrece dos campos de 18 hoyos cada uno. El primero, el “Old Course”, fue diseñado por Roland Favré, está concebido para jugadores de todos los niveles y es uno de los más populares de la isla.

El establecimiento es perfecto para desconectar y entregarse a la calma y a la serenidad.
El establecimiento es perfecto para desconectar y entregarse a la calma y a la serenidad.

Presa de riego: compromiso con la tierra

Todo invita a la práctica del golf. El segundo campo, bautizado como “New Course” y completamente integrado en el entorno natural, fue diseñado por Ron Kirby para ofrecer una experiencia basada en la exigencia y la técnica. Y sin olvidar el compromiso con la conservación del clima y el medio ambiente, algo que se puede comprobar al ver la presa de riego con la que se autoabastecen.

Y como el equipamiento es otro aspecto importante a la hora de practicar golf, el hotel cuenta con una tienda donde el deportista encontrará todo lo que necesite. La Pro Shop acaba de introducir la prestigiosa firma norteamericana Oakley con ropa técnica y gafas de sol. Además, el establecimiento también vende prendas y calzado de las marcas Ralph Lauren Golf, Lindeberg, Nike Daily, Ecco o Footjoy.

Dos campos: el campo norte está diseñado por Ron Kirby; y el sur por Roland Favré.
Dos campos: el campo norte está diseñado por Ron Kirby; y el sur por Roland Favré.

Del fútbol al yoga

Aunque el golf es el deporte estrella en Salobre Hotel Resort & Serenity, existen todo tipo de actividades para mantenerse en forma aprovechando, además, el entorno. Se pueden realizar rutas en “mountain bike”, jugar partidos de fútbol en un campo reglamentario de hierba natural, fortalecer músculos en el gimnasio o practicar yoga y ecofitness en las zonas habilitadas. Todo un abanico de posibilidades para los amantes del deporte en un ambiente de relax, calma y bienestar.

La piedra como inspiración

Una nota para aludir a la peculiar arquitectura de este complejo hotelero. Es un proyecto inicial de Allen y Philp Architects, de Arizona, un grupo que tiene como bandera el respeto al medio ambiente, por lo que adaptaron la edificación a las irregularidades del paisaje utilizando piedras naturales procedente del vecino valle de Ayagaures, que se extiende desde Maspalomas hasta las montañas. No en vano Philp Architects ha obtenido, hasta la fecha, un total de 35 premios por sus innovadores proyectos de diseño. Este hotel fue su primer trabajo en Europa.

Un complejo hotelero  firmado por el estudio de arquitectura Philp Architects, de Arizona.
Un complejo hotelero firmado por el estudio de arquitectura Philp Architects, de Arizona.

Más información: www.salobrehotel.com

 

 

ACERCA DE Pilar Ortega

Pilar Ortega
Nací en Madrid un 8 de marzo y prácticamente desde entonces tengo un libro entre las manos. Me licencié en Periodismo y mi trayectoria profesional se ha desarrollado casi siempre en las secciones de Cultura de periódicos nacionales: “El Mundo”, “La Razón” y “Ya”. Ahora colaboro como “freelance" con diversas publicaciones y también he puesto en marcha un proyecto que enlaza los viajes con la literatura. Soy autora de varias guías publicadas por la editorial Anaya Touring con las que me sumergí en países tan interesantes como Ecuador, Bolivia o Costa Rica. www.viajesynombres.com es mi aventura más personal.