Gran Hotel Miramar: glamour, lujo e historia en el corazón de Málaga

Con una biografía casi centenaria, el Gran Hotel Miramar de Málaga mira de frente al mar Mediterráneo y tiene tanta solera como la historia que alberga entre sus muros. Estamos ante un palacio de los de antes, obra cumbre del arquitecto Fernando Guerrero-Strachan, en el que todos sus elementos nos susurran un pasado de lujo y esplendor. Sin embargo, desde que fue inaugurado en 1926 por el rey Alfonso XIII, su trayectoria está jalonada de incidencias, muchas de ellas vinculadas a la historia del siglo XX en España. Hoy luce de nuevo todos sus encantos para goce y placer de los malagueños y de quienes buscan, desde muchos puntos del mundo, sus exclusivas dependencias.

 

Gran Hotel Miramar · Malaga
El hotel, con 9.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas, se halla en el corazón de Málaga.

 

Aunque nació como Hotel Príncipe de Asturias, este establecimiento fue rebautizado como Hotel Miramar durante la República, pero por poco tiempo, porque su función de alojamiento quedó interrumpida por la Guerra Civil y sus grandes salones acabaron acogiendo un hospital de campaña para atender a los heridos. Hasta que, por fin, acabó la contienda y se recuperó de nuevo el hotel. Pero sólo hasta 1967, año en que cerró sus puertas.

Palacio de Justicia

¿Y qué pasó desde entonces? Pues que, en 1987, a alguien de la Administración se le ocurrió reutilizar el desolado y emblemático edificio como Palacio de Justicia y sede de la Audiencia Provincial de Málaga. Y así estuvo durante dos décadas. Hasta que el inmueble fue adquirido por Hoteles Santos, empresa que se empeñó en recuperarlo como el gran hotel de lujo que un día fue y por el que pasaron personajes tan ilustres como Elizabeth Taylor, Ava Gardner, Orson Welles, Jean Cocteau, Anthony Quinn o Ernest Hemingway.

Así que, después de la gran rehabilitación acometida por el estudio del arquitecto José Seguí y la contribución especial del pintor Enrique Jaraba, el Gran Hotel Miramar vuelve a lucir palmito como cinco estrellas gran lujo, desde octubre de 2017, y con Mariola Valladares en la dirección del mismo.

Foto: Miguel A. Muñoz Romero RVEDIPRESS
Todas las estancias del hotel susurran un pasado de lujo y esplendor. Foto: Miguel A. Muñoz Romero RVEDIPRESS.

Americanos y británicos

Convertido ya en un símbolo de Málaga, el Gran Hotel Miramar es miembro de The Leading Hotels of the World y esta distinción le hace muy apetecible para los exigentes clientes americanos y británicos, que son los que más demandan las 190 habitaciones (de estilo árabe,  mediterráneo o modernista) de este establecimiento de lujo que también es, lógicamente, un punto de encuentro social de los malagueños.

El hotel se halla en el corazón de Málaga, en el número 22 del paseo Reding, junto a La Caleta, enclavado en un terreno de 13.000 metros cuadrados de superficie, de los que 9.000 son jardines con especies y árboles centenarios. Además de su atractiva terraza “chill out” Media Luna en la séptima planta, cuenta con un exclusivo spa y seis cabinas para recibir tratamientos, masajes o rituales personalizados.

Entre las 29 exclusivas suites, destacamos “la del arquitecto”, en la que se combinan diseños de las dos épocas del hotel; “la circular”, con una magnífica terraza que mira a Gibralfaro; “la de los toreros”, como tributo a los grandes acontecimientos taurinos vividos en el coso de La Malagueta, decorada con colores albero, vino, fucsia y aplicaciones de pasamanería, cordones, borlones y bordados en oro, o la Suite Real, la más lujosa, distribuida en dos pisos en los torreones del palacio y en cuya decoración se pueden advertir hasta piezas de Swarovski.

Gran Hotel Miramar · Malaga
En sus dependencias se han alojado Liz Taylor, Ava Gardner, Orson Welles, Jean Cocteau, Anthony Quinn o Ernest Hemingway.

 

Cinco espacios gastronómicos

¿Y qué decir del apartado gastronómico? Pues que hay para todos los gustos y sabores, por muy exigentes que éstos sean, en los cinco restaurantes del establecimiento, entre los que destacan el Príncipe de Asturias, con el chef Diego Nicas al frente, y la terraza con vistas al mar y al paseo marítimo.

Por supuesto, cuenta con piscinas exteriores, aparcamiento privado, gimnasio, un espacio para guardería, los últimos avances tecnológicos…, sin contar con otros exclusivos servicios que hacen de este alojamiento una experiencia única, digna de recordar. No en vano está catalogado como uno de los 22 mejores hoteles del mundo.

Restaurante Gran Hotel Miramar de Málaga
El hotel fue inaugurado en 1926 por el rey Alfonso XIII. Foto: Miguel A. Muñoz Romero RVEDIPRESS.
Más información: https://www.granhotelmiramarmalaga.com/

ACERCA DE Pilar Ortega

Pilar Ortega
Nací en Madrid un 8 de marzo y prácticamente desde entonces tengo un libro entre las manos. Me licencié en Periodismo y mi trayectoria profesional se ha desarrollado casi siempre en las secciones de Cultura de periódicos nacionales: “El Mundo”, “La Razón” y “Ya”. Ahora colaboro como “freelance" con diversas publicaciones y también he puesto en marcha un proyecto que enlaza los viajes con la literatura. Soy autora de varias guías publicadas por la editorial Anaya Touring con las que me sumergí en países tan interesantes como Ecuador, Bolivia o Costa Rica. www.viajesynombres.com es mi aventura más personal.