¿Fikamos? Una “ruta fika” por Estocolmo

Ya hablamos de la “fika”, la pausa especial para el café sueca que no tiene comparación, en el artículo ¿Fikamos? Los mejores lugares para hacerse el sueco y convertir la merienda en un ritual, sugiriendo algunos de los lugares más especiales de toda España donde merendar como un verdadero profesional. Sin embargo, para “fikar” y vivir la experiencia completa, lo mejor es acercarse a Estocolmo y comprobar de primera mano qué tiene de especial “una merienda o pausa para el café”. Le animamos a aprovechar la ocasión, visitar la capital nórdica y “fikar” como un local con esta lista de rincones perfectos para ello.

 

Gast Cafe
Le presentamos la “ruta fika”, una selección de los mejores cafés repartidos por Estocolmo, para experimentar de primera mano el fenómeno de la “fika” como un auténtico sueco. En la foto, el Gast Cafe. Foto: Coffe Blog

 

Antes de comenzar la “ruta fika”, debe tener en cuenta la peculiar división de Estocolmo, y es que esta ciudad no es como cualquier otra. La capital se sitúa sobre 14 islas y cuenta con 57 puentes que permiten circular entre los distintos barrios que la componen. Los más importantes son Gamla Stan, (más conocida como Stadsholmen), Strömsborg, Helgeandsholmen o Södermalm. De este último cabe destacar Hornstull, un área en plena expansión y renovación repleto de cafés donde poder “fikar”. Por lo que si no tiene tiempo de seguir la “ruta fika” que hemos diseñado, siempre puede pasear por Hornstull y entrar en cualquier café, será una apuesta segura.

Kaffekoppen: “La taza de café” (traducido del sueco), es el más típico de Estocolmo y se encuentra en Gamla Stan. El Kaffekoppen es un café acogedor situado a los pies de las casas de colores que inundan las postales de Estocolmo en la gran plaza de la parte vieja de la ciudad. Su oferta gastronómica y sus bebidas calientes se sirven en un edificio cercano al Palacio Real que data del siglo XVII. La comida va desde los sándwiches y focaccias, a los dulces típicos de la zona con cafés servidos en tazones de sopa. Para los más atrevidos, el local ofrece mantas para “fikar” en la terraza, y para quien busca un sitio caliente donde degustar una buena taza de café, puede bajar al piso inferior, que se mantiene tal y como se construyó hace cuatro siglos. Lo más especial de este lugar es su localización, que hace que “fikemos” en una estampa realmente sueca.

Kaffe Koppen
En la plaza de Gamla Stan, a los pies de las casas de colores, se degusta una de las mejores “fikas” de Estocolmo. Foto: Stockholm Guide

 

Vete-Katten: Una de las únicas pastelerías auténticas que se conservan en la capital. Adentrarse en el local es similar a realizar un viaje en el tiempo, cuando el lugar fue fundado en 1928 y el café se consumía en tazas de porcelana. Este es el sitio que busca si lo que quieres es una “fika” de lujo. Vete-Katten es toda una institución en Estocolmo, reconocida por su exquisita bollería, la cual realizan en las cocinas diariamente los mejores chefs del país. A la cuidada gastronomía se le suma un ambiente cuidado, una decoración y un mobiliario que invitan a degustar la “fika” como ningún otro lugar.

Vete-Katten
El lugar idóneo para los más exquisitos. Toda una “fika” de lujo desde 1928. Foto: Vete-Katten

 

Konditori Ritorno: Decorada con un estilo de la década de los 50, Ritorno lleva desde 1934 en el negocio de la repostería y continúa siendo el rey gracias a su oferta de “refill” en sus cafés. La “fika” en Ritorno puede complementarse con un bocata de albóndigas suecas, muy típico de la ciudad y servido en este local como en ninguno otro. Su fachada exterior a día de hoy se mantiene con ese estilo retro del interior y le da un toque especial al café. Trasladarse a los 50 en compañía de un café nunca había sido tan fácil.

Ritorno
Disfrute la “fika” con un ambiente de la década de los 50. Foto: HauteCompass.com

 

Gast Cafe: Situado en el barrio administrativo de Vasastan, al norte de Norrmalm, un pequeño café ha abierto sus puertas recientemente y ha conseguido colarse en la “ruta fika”. Aprovechando al máximo la luz natural, el interior del Gast Cafe está decorado con parades rosas y mobiliario de madera que transmiten un sentimiento de paz con el verde intenso de las plantas esparcidas por todo el local. Las velas y los libros de diseño sueco, cómo no, se distribuyen por las mesas e invitan a una lectura reposada. Su cuidado interiorismo se combina con su magnífica y amplia variedad en el menú, que hará imposible que escoja sólo uno, así que mejor ir con compañía y compartir para probarlo todo.

Gast Cafe
El diseño nórdico, la luz natural y el contraste de sus paredes rosas con el verdor de las plantas del interior, harán de la “fika” una evasión del frío sueco. Foto: Unlocalguides

 

Vurma: Da igual dónde se encuentre, Vurma se sitúa en tres sitios distintos de la ciudad (Kungsholmen, Södermalm y Östermalm) para que no tenga excusa. Su carta se adapta a cualquier comida del día, donde encontrar el desayuno, la comida o incluso la cena perfecta. Son famosos sus sándwiches, que llaman la atención por sus nombres como “buddy”, “stranger” o “scruffy”, así como sus ensaladas, dulces y su amplia variedad de cafés y demás bebidas calientes. Para “fikar” en Vurma es obligatorio pedir su chocolate caliente casero y degustarlo en su peculiar salón, convertible en un mercadillo de segunda mano donde encontrar libros, muebles y ropa.

Vurma
El chocolate casero de Vurma y su mercadillo de segunda mano prometen una “fika” peculiar. Foto: AWelcomeGuest

 

Kaffe Verket: La atención a los detalles y el cuidado por su cocina, han sido los culpable de que el Kaffe Verket esté considerado como uno de los mejores cafés de Suecia. El contraste de blancos y negros en su interior combinan con los muebles de madera para crear el ambiente idóneo donde degustar una auténtica “fika”. El menú es amplio, pudiendo escoger entre smoothies, sándwiches, zumos, ensaladas y repostería, todo hecho a mano en la cocina.

Kaffe Verke
Uno de los lugares preferidos por los suecos para “fikar” y donde todo está hecho a mano. Foto: VisitStockholm

 

Snickarbacken 7: Un café, una galería y una tienda conceptual al mismo tiempo. Snickarbacken 7 es un espacio abierto a toda expresión artística que promete una “fika” muy original. En el local podrá comprar desde moda vintage, música, obras de arte, libros, revistas a los mejores cafés y bollos. Situada en el corazón de Estocolmo, ocupa un edificio de la segunda mitad del siglo XIX antiguamente usado como establo. La zona del café está integrada en el área dedicada a las exhibiciones y sirve desayunos y comidas en una atmósfera relajada. “Fikar” e ir de compras no son incompatibles.

Snickarbacken 7
Tomarse un café admirando una exposición de arte y comprando vinilos o ropa vintage, todo es posible en Snickarbacken 7. Foto: Ignant

 

String: Todo en este lugar está a la venta. Desde tazas de té hasta sillas o marcos de fotos antiguos, String es un local donde poder adquirir cualquier pieza que imaginemos. Decorado con una atmósfera que reproduce los cafés de los 50 y los 60, las bebidas se sirven en enormes termos y los fines de semana ofrecen un desayuno bufé difícil de olvidar. Si busca el dulce para acompañar a su “fika”, aquí encontrará las mejores tortitas con helado y arándonos rojos.

String Cafe
Las mejores tortitas para “fikar” en un lugar donde todo está a la venta. Foto: String Cafe