Estas son las mejores salas VIP de los aeropuertos de Estados Unidos

En AircrewLifestyle hemos tenido tiempo para “catar” varias docenas de salas VIP en los viajes que llevamos desde verano a lo que va de otoño. Nos ha dado lugar a preparar una selección en el país considerado la cuna de este servicio tan icónico de lo que representa el súmmum de viajar en avión, es decir, Estados Unidos. Te contamos además cómo acceder a estos lugares Premium de preembarque.

Un punto de excentricidad y diversión en la sala Clubhouse de Virgin Atlantic en JFK

Ahora con el tráfico aéreo en plena forma, las salas de los aeropuertos vuelven a llenarse. Si buscas un lugar tranquilo para escapar del barullo de la puerta de embarque, puede que incluso en las salas VIP tengas más gentío de lo deseado, pero aun así… para qué andar con miramientos, no hay mejor sitio donde pasar el tiempo antes de coger un vuelo. Mucho mejor que estar sentado sin más en una de las filas de asientos de la terminal del aeropuerto. Hay ventajas indudables en estas salas de espera que hace que valga la pena intentar acceder a ellas sin tener el estatus de “élite” en la aerolínea.

Cómo acceder a las salas VIP de los aeropuertos

Entre las formas que los viajeros más curtidos controlan bien está, por ejemplo, mediante alguna de las tarjetas de crédito que dan a los viajeros acceso a una red de salas VIP una vez que activan su afiliación. Incluso cada vez es más frecuente que las marcas de tarjetas de crédito organicen su propia red de salas VIP. En EEUU están las salas Centurion y Escape de Amex, y próximamente las salas VIP de Chase Sapphire y las salas VIP de Capital One.

También hay aplicaciones como LoungeBuddy, que fue adquirida por Amex en 2019 y ayuda a los usuarios a localizar salas, y programas de membresía como Priority Pass han facilitado el pago de un pase de un día en determinadas salas de los aeropuertos, dependiendo de la disponibilidad -si es que se puede encontrar una instalación que todavía ofrece este beneficio de una sola visita.

Vaya por delante que el acceso no es posible en determinadas salas que están destinadas únicamente, como es de entender por el prohibitivo precio del billete, para los viajeros de primera clase. Entre las últimas de este tipo está la que inaugurará Delta Airlines en 2023 en el aeropuerto internacional John F. Kennedy (JFK) de Nueva York, y que va a formar parte de una nueva línea de salas VIP, llamadas Delta One, reservadas exclusivamente a quienes viajen en la cabina de primera clase de larga distancia de la compañía. Por su parte, American Airlines también tiene un producto más exclusivo de salas VIP, las Flagship First, destinada a los vuelan en primera clase y a algunos de clase business. United está haciendo una importante inversión en las salas Polaris para los pasajeros internacionales de primera clase y de clase business en sus centros nacionales.

Y ahora sí…. lo mejor de lo mejor en salas VIP de aerolíneas en EE.UU.

Sala VIP de Alaska Airlines en el Aeropuerto de Seattle-Tacoma:

Dada su larga trayectoria de vuelos de la aerolínea en Seattle, no es de extrañar que sea la sala VIP más grande de las seis que tiene Alaska Airlines en Estados Unidos; son casi 1500 metros cuadrados y con un a foro de 340 personas.

La parte orientada al oeste ofrece estupendas vistas, no sólo a las pistas de aterrizaje, también a las Olympic Mountains a lo lejos. Hay que sentarse junto a la chimenea con alguna de las 12 cervezas de barril y café, muy propio, por la tradición local de café y cerveza artesana.

Cómo acceder: La afiliación anual estándar en el programa de salas VIP de la aerolínea comienza en 350 dólares para los miembros de élite y en 450 dólares para el resto. También pueden acceder a ella quienes tengan billetes de clase superior en Alaska o con socios de la Alianza oneworld.

Sala VIP y spa de Air France-KLM en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York:

Un espacio amplio donde pasar desapercibido y relajarse antes del vuelo con una copa de buen vino o una comida digna del mejor restaurante francés para ir adentrándose en Francia ya incluso antes de pisar suelo galo. Un detalle más a tener en cuenta, es que ofrece el servicio de cena en los vuelos nocturnos para después poder dormir a bordo a pierna suelta todo el trayecto. Pueden disfrutar de una comida gourmet al estilo francés en la sala VIP, idéntica a la que se sirve a bordo, servida en su mesa.

Pero es que además este lugar es lo mejor para mimarse uno porque hay un spa gestionado por la marca francesa Clarins. El spa se ha reabierto tras la pandemia ahora este 2022 y es de acceso únicamente para quien vuele en clase La Première, Business y en Flying Blue Elite Plus.

Cómo acceder: Con un billete de clase superior de Air France o de las compañías afiliadas. Priority Pass también le permitirá entrar y hay pases de un día disponibles.

Sala VIP Flagship First de American Airlines en el Aeropuerto de Miami:

Donde mejor se come y se bebe de entre todas las salas VIP de esta aerolínea es en este aeropuerto. Salas Flagship hay en Chicago, Dallas-Fort Worth, Los Ángeles y el aeropuerto JFK de Nueva York, pero es el de Miami el que recibe las valoraciones más altas por su servicio de comida y bebida.

Cómo acceder: Viajar en primera clase o en clase business en un vuelo internacional, transcontinental u otro vuelo nacional operado por American y también en vuelos de JetBlue operados por American.

Sala VIP Polaris de United en el Aeropuerto O’Hare de Chicago:

La sala Polaris de United para pasajeros internacionales de Primera y de Business en el O’Hare, de Chicago es realmente impresionante. Suele estar muy llena y será porque bien merece la pena. Cuando no está tan ocupada, esta sala VIP es un verdadero placer.

Desde el propio espacio hasta los servicios, supera a todas las demás salas VIP de este aeropuerto. En lo relativo a atmósfera, destaca por los buenos acabados, como el cuarzo blanco, y por una iluminación elegante. Y a nivel servicios, la zona con camas de día es perfecta para una siesta rápida y con duchas privadas que bien podrían ser las de un hotel de lujo.

Cómo acceder: Las salas Polaris están reservadas exclusivamente para los viajeros internacionales de larga distancia en clase ejecutiva de United, así como para los viajeros de primera y segunda clase de las compañías aéreas asociadas a Star Alliance.

Delta Sky Club en el Aeropuerto de Los Ángeles:

Si estar al aire libre es un bien escaso en la mayoría de los aeropuertos, que una sala VIP tenga una terraza es difícil de superar. Con un bar y un techo retráctil y calefactores para poderse utilizar todo el año.

Y en Estados Unidos, no hay mejor lugar para disfrutar de las vistas y del sol que el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX), que tras una enorme renovación y ampliación cuenta ahora con algunas de las salas VIP de aerolíneas mejor valoradas del país.

La terraza forma parte de uno de los Sky Clubs más nuevos y grandes de Delta, inaugurada en la primavera de 2022, en la Terminal 3. El enorme espacio, con casi 2800 m2 y un aforo de 500 viajeros. Otro aeropuerto donde Delta tiene también espacio al aire libre es en su Sky Club de del aeropuerto JFK de Nueva York, ideal para ver toda la acción en pista.

Cómo acceder: Hay varias maneras de acceder a los Delta Sky Clubs, incluyendo la compra de una membresía anual del club -las tarifas comienzan en 545 dólares al año-; ser titular de una tarjeta Platinum de American Express o de ciertas tarjetas de crédito de la marca Delta; o volar en clase ejecutiva o primera clase con Delta.

Sala Senator de Lufthansa en el Aeropuerto John F. Kennedy:

Una sala sobria, cómoda, espaciosa y bien diseñada, todo a la vez. Las opciones de comida y bebida reciben una alta calificación por parte de los viajeros, el ambiente es muy tranquilo y cuenta con unas vistas preciosas desde las cristaleras, todo ello estando sentado en asientos amplios y cómodos.

Cómo acceder: Vuele en clase business o primera con Lufthansa o sus compañías asociadas. Dependiendo de la ocupación de la sala en un día concreto, puede haber pases de un día disponibles. Un Priority Pass también le permitirá entrar.

Clubhouses de Virgin Atlantic en JFK:

Las salas VIP de Virgin Atlantic -conocidas como Clubhouses- son una extensión de la marca de la aerolínea, que presume de diversidad y un punto de excentricidad de su creador Richard Branson.

En el aeropuerto JFK, el espacio está decorado en los tonos rojos y morados característicos de la aerolínea, e incluso hay una mesa de billar de color morado. La compañía aérea también cuenta con clubes igualmente atractivos en Boston, Los Ángeles, San Francisco y Washington, D.C., además de su buque insignia en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Cómo acceder: Hay que volar en clase Superior, en Business o Primera. Si tienes tarjeta Amex Platinum también puedes acceder.