Emirates, un “restaurante” con los sabores locales de todo el mundo

Siendo una de “las grandes entre las grandes” aerolíneas globales, Emirates es también uno de los restaurantes más grandes del mundo. Atendiendo los 365 días del año, 24 horas al día, a más de 55 millones de comensales, sirve más de 100 millones de comidas al año. Un restaurante aéreo en el cual se sirve una cocina llena de tendencias culinarias mundiales, inspiradas en el destino final del “comensal”.

 

sabores locales Emirates

De sus cocinas en Dubái sale un total de 12.450 recetas elaboradas por sus 1.200 cocineros para atender a cada uno de sus clientes en 590 vuelos al día. A ello se suma el trabajo de los 25 socios de catering de todo el mundo para proporcionar cocinas locales auténticas que sirvan de muestra de lo que espera al viajero en el destino, y siempre garantizando la misma calidad gastronómica que en sus vuelos con destino a Dubái. Todo ello supone una inversión en catering de mil millones de dólares al año.

Sabores locales

A bordo de los tres “salones” -First Class, Business y Economy Class- de este restaurante aéreo, el comensal dispone de un sin fin de variedades adaptadas a los seis continentes del mundo.

Es cierto que todas las aerolíneas intercontinentales adaptan, en mayor o menos medida, sus menús a la cocina de la ruta en cuestión. Ello depende de que el socio local de catering al que subcontratan el servicio de comidas trabaje un estilo gastronómico más o menos  internacional o regional.

Sin embargo, que Emirates ponga el foco en el sabor local significa que prepara ex profeso menús característicos de cada una de las regiones a las que vuela.

Así por ejemplo en los vuelos a Japón ofrece auténtica cocina Kaiseki y cajas Bento servidas con vajilla y cubiertos  japoneses, y juegos de té para garantizar una experiencia culinaria inigualable a bordo.

O que en sus rutas hacia Australia, después de un proceso de 14 meses trabajando junto con chefs locales, la compañía haya lanzado recientemente un nuevo menú inspirado en la variedad de sabores y cocinas multiculturales del país. En este sentido, ofrece una amplia variedad de platos locales tradicionales como las salchichas de cordero a la menta. El menú también incluye sabores asiáticos y sabores e ingredientes de Oriente Medio dado el multiculturalismo de Australia y la diversidad de pasajeros de Emirates en esta ruta.

La variedad de menús en cada ruta también se refleja en las cestas de pan servidas a bordo. Panes con sabor o panes producidos con una base de masa fermentada son populares en las rutas europeas, mientras que en las nueve  rutas hacia India se sirven parathas, pooris y pan naan. En las rutas de Oriente Medio, los clientes pueden disfrutar de pan árabe –Markook–, un pan ácimo delgado común en la región, y Manakesh, que suele estar cubierto con  zaatar o queso.

Y todo ello siempre impecablemente presentado y servido. En las clases Premium, las comidas se sirven en vajillas Royal Doulton con cubiertos Robert Welch especialmente diseñados para Emirates.

Para mantenerse al día con las tendencias culinarias regionales y de temporada, la compañía aérea cambia sus menús a bordo cada mes y evalúa sus recetas continuamente.

Lo mejor de productos regionales y artesanales a través de los socios locales

Emirates se centra en platos sencillos y bien cocinados donde destacan los ingredientes frescos. La aerolínea lleva a bordo los mejores productos gracias a acuerdos de larga duración en todo el mundo, apoyando a proveedores locales y artesanos. Gracias a ellos ofrece, por ejemplo, 15.000 kilos al año de feta persa del Valle de Yarra, en Australia. El aceite de oliva servido a bordo llega del productor sin emisiones de carbono Monte Vibiano en Italia, un acuerdo que a día de hoy tiene más de 15 años.

Como cualquier restaurante reconocido, Emirates presta especial atención a sus cartas de vinos, en las que dispone de vinos y champán de calidad mundial. Los vinos en cada ruta se seleccionan cuidadosamente para acompañar al menú e incluyen exclusivas que se encuentran únicamente en Emirates, como el champán Dom Pérignon 2005 Rosé y el 1963 Graham’s Colheita Port. Una estrategia de compra a largo plazo que ha llevado a la aerolínea a tener  3,8 millones de botellas de vino almacenadas actualmente en su bodega en Borgoña, Francia, para ser servidas entre los próximos siete a 10 años.

En sus rutas a y desde España en First Class, entre otros vinos como un Dom Pérignon 2006 o un Cháteau Pontet Canet 2007, Pauillac, los viajeros pueden degustar también un vino español: el Murrieta Gran Reserva Especial Ygay 2007 Rioja, que posee un intenso aroma de bayas maduras, dátiles y hierbas aromáticas con toques de especias. Este vino tinto ha madurado durante dos años y medio en barril y tres en botella; su envejecimiento prolongado le permite desarrollar una increíble complejidad y profundidad.

El café y el té son las dos bebidas más consumidas a bordo. Emirates ha servido té Dilmah en todos sus vuelos durante los últimos 25 años. Cada año se consumen más de 9,6 millones de bolsitas de té con una oferta de más de 10 variedades de té, incluida una combinación exclusiva servida en First Class llamada Emirates Signature Tea. El café Illy y Nespresso se pueden encontrar en las cabinas Premium, donde el café expreso y el capuchino son los más solicitados.

Para ofrecer la comida para niños y los menús especiales que cumplan con determinados requisitos médicos o religiosos, todos ellos los diseña junto con un equipo de nutricionistas y chefs. Sin olvidar los menús temporales, como el menú navideño en diciembre o las cajas especialmente creadas para aquellos que ayunan durante el mes del Ramadán.

Datos curiosos sobre las preferencias a bordo

En 2016, los clientes de Emirates consumieron:

  • 3 millones de huevos
  • 70 toneladas de fresas
  • 58 millones de panecillos horneados
  • 110,000 kg de hummus
  • 165 toneladas de salmón
  • 27 toneladas de brócoli fresco

Emirates restaurante datos