El hotel Ritz de Madrid reabre el 15 de abril: ahora como Mandarin Oriental Ritz y con Quique Dacosta al frente de la propuesta gastronómica

El Ritz, emblema de los hoteles de lujo en Madrid, reabre tras tres años de obras, ahora bajo la firma Mandarin Oriental. En concreto será el jueves 15 de este mes y lo hará con el tres estrellas michelin Quique Dacosta al frente de sus cinco espacios gastronómicos

El espacio Palm Court, bajo la recuperada cúpula de cristal del Ritz

6 de abril de 2021,

El Ritz es uno de los grandes hoteles de lujo de Madrid y todo un testigo de la historia de la capital. Desde que abrió sus puertas el 2 de octubre de 1910 se convertió en un referente de la vida social y cultural de la ciudad. Por sus estancias ha pasado una lista interminable de personajes históricos. Desde el rey Alfonso XIII quien inauguró el establecimiento, a Madonna pasando por Ernest Hemingway, Gracia y Rainiero de Mónaco, o estrellas del cine y la música como Ava Gardner, Michelle Pfeiffer y Duran Duran.

En febrero de 2018 cerró sus puertas para someterse a la mayor renovación de su centenaria historia. Y tras tres años largos, las obras han llegado a su fin y reanuda su actividad el 15 de abril. El proyecto ha tratado de preservar el carácter único del estilo Belle-Épôque del edificio y el espíritu original concebido por César Ritz, pero por supuesto creando un hotel completamente renovado. En tres palabras, una mezcla de elegancia y clasicismo con un toque contemporáneo. A partir de ahora lucirá el nuevo aspecto sus 153 habitaciones, 53 de ellas suites, los salones, bares y restaurantes, además del nuevo spa y los indispensables jardines y terraza del hotel.

Los platos del restaurante emblema del hotel, Deessa, también en la terraza

Bajo el sello distintivo de Mandarin Oriental Hotel Group, que opera actualmente 34 hoteles y siete residencias en 24 países, el renovado hotel aspira a convertirse en uno de los destinos culinarios más innovadores de España albergando un total de cinco distintos espacios gastronómicos, creados y dirigidos por el chef Quique Dacosta. Son tres nuevos restaurantes, Deessa, Palm Court, El Jardín del Ritz; y dos nuevos bares, Pictura y Champagne Bar, que irán abriendo sus puertas a partir del día de inauguración del hotel.

Los cinco nuevos universos gastronómicos se complementarán con los renovados salones del centenario hotel que volverán a brillar en todo su esplendor. El Salón Real y el Salón Felipe IV, ambos con vistas al Museo del Prado, han sido cuidadosamente restaurados para volver a acoger los mejores eventos y celebraciones familiares.

El salón Felipe IV

Deessa

El restaurante Deessa es el epicentro de la creación de Quique Dacosta y su jefe de cocina Ricard Tobella. Ambos han partido de un alma mediterránea, pero con un claro protagonismo de la despensa madrileña y el producto de proximidad, y desde una perspectiva totalmente vanguardista.

Con una mirada distinta al universo ya conocido de Quique Dacosta, que abarca todas las facetas de la experiencia gastronómico, desde la alta cocina hasta la sala. Así, Deessa ofrecerá dos menús degustación: Menú Clásicos Quique Dacosta, que incluye un despliegue de los platos más emblemáticos del reconocido cocinero; y Menú Contemporáneo QDRitz, una propuesta con platos exclusivamente diseñados para este nuevo escenario.

El restaurante también contará con el salón privado Condesa Masslov, bautizado con el nombre con el que la espía Mata-Hari realizó su reserva en el hotel en 1916 en honor a la máxima intimidad y exclusividad que ofrecerá este espacio.

Por último, una atractiva iniciativa, la Mesa del Chef escondida en las cocinas del hotel hará las delicias de algunos privilegiados que podrán ver, in situ y muy puntualmente, la perfecta coreografía de todo el equipo de cocina en marcha.

Palm Court

No podía ser en otro lugar que bajo la recuperada e impresionante cúpula de cristal donde la propuesta más exquisita y característica del Ritz recupere todo el protagonismo. Palm Court, digno heredero de la tradición gastronómica del hotel presenta una carta que mantiene vivos esos sabores clásicos pero añadiéndoles la modernidad, ligereza e innovadoras técnicas de Quique Dacosta de la mano del chef Juan Antonio Medina.

Propuesta gastro de Dacosta y Medina

Y en honor al espacio original concebido por César Ritz, este espacio volverá a lucir su platería siendo el único hotel que posee un departamento responsable de su perfecto mantenimiento.

Será además el lugar donde volver a servir el reconocido Afternoon Tea del hotel, revisitado en esta nueva era por Dacosta pero manteniendo todo el esplendor de la tradición.

Champagne Bar

El Champagne Bar va a ofrecer la experiencia más exclusiva para los amantes del champagne. Con capacidad para únicamente ocho comensales, los clientes del Mandarin Oriental Ritz Madrid podrán maridar una copa de espumoso con delicias expresamente pensadas para crear las más sofisticadas armonías.

En este espacio, a las grandes “maisons” francesas se unirán referencias de espumosos españoles, tanto cavas de toda la península como selectos Corpinnats.

Pictura

La barra de Pictura, respaldada por una galería de retratos en la que han participado conocidos artistas y creadores españoles, evoca la pared de un museo desde una mirada contemporánea y actualizada, acorde a la propuesta de coctelería.

Así, a una propuesta clásica, fiel a combinaciones impecables e inolvidables para los amantes de la coctelería, se unen también creaciones vanguardistas y atrevidas que inauguran una nueva era en la mixología de la casa. Además, Jesús Abia y Quique Dacosta han puesto especial empeño en la creación de un concepto disruptivo: la Liquid cuisine. Una colección de cócteles creados con técnicas culinarias, como infusionado o cocinado a baja temperatura, cuyos ingredientes mantienen un vínculo con los bocados diseñados ad hoc para cada uno de ellos, logrando así el conjunto perfecto.

Por último, la coctelería sin alcohol también cobrará protagonismo en Pictura. La carta de Free-Spirits basada en productos naturales ofrecerá una opción saludable pero igualmente sofisticada y basada en la ciencia de la mixología.

El Jardín del Ritz

Abierto durante todo el año y con un nuevo y espectacular diseño, está pensado para recrear un oasis perfecto en el centro de la capital. El chef Quique Dacosta ha diseñado una carta con la que proponer un viaje de sabores y matices a diferentes cocinas del mundo.

Algunos de los aperitivos en el jardín

La bodega del hotel

Mención aparte merece la carta de vinos y espirituosos del hotel, mimada al extremo por Silvia García, Head Sommelier. En continua colaboración con Dacosta, Silvia ha diseñado un universo líquido propio para cada una de las identidades de los diferentes restaurantes y bares del hotel, creando alianzas tanto con grandes casas como con pequeñas bodegas con producciones muy cuidadas.

Así, Deessa, emblema del hotel, presenta una carta con referencias cargadas de historia y ligadas a la tradición vinícola junto con otras absolutamente vanguardistas además de cervezas artesanales. En Palm Court, se ha respetado el perfil de cocina palaciega y alta restauración en una selección muy detallista con guiños a referencias españolas y madrileñas y apostando, a su vez, por una amplia selección de vino por copas, acorde al espacio que ocupa este restaurante. El Jardín del Ritz, por su parte, tendrá una carta más fresca y desenfadada.

Pâtisserie at Palm Court

No podía faltar el toque dulce en la propuesta de Dacosta. De la mano de Claudia Capuzzo, y apostando por la elaboración artesanal, el chef reinterpreta la tradicional pâtisserie francesa, con técnicas que juegan con texturas y utilizando la medida justa de azúcar para exaltar sabores y crear sensaciones, sin perder el equilibrio. Además, el hotel pondrá a disposición de sus clientes una opción de take-away, un auténtico capricho para los más golosos.

Ya se puede realizar reservas a través de la página web mandarinoriental.es  para disfrutar de estas creativas propuestas que verán la luz el 15 de abril después de la renovación más importante en la historia de este hotel.