El aterrizaje más espectacular de Europa está en Irlanda

El aeropuerto con el aterrizaje más espectacular de Europa está en Irlanda, concretamente en Donegal, en el norte del país. Incluso puede considerarse uno de los más espectaculares del mundo, pues cada año numerosos rankings y listados de medios de comunicación y empresas lo sitúan como el más impresionante del planeta. Por ejemplo, este 2020 ha vuelto a liderar (y ya van tres consecutivos) la popular lista que hacen cada año los usuarios de PrivateFly.

La única pista de despegue y aterrizaje del aeropuerto de Donegal.

13 de octubre de 2020,

Y no es de extrañar; el paisaje, con su variedad y contrastes, que se puede ver desde cielo mientras se realiza el descenso en avión a la bahía de Donegal es digno de contemplar. El azul esmeralda del Océano Atlántico, las verdes islas, la majestuosidad de la montaña y las impresionantes playas de la famosa Ruta Costera del Atlántico dominan un paisaje único que bien merece estos títulos. 

Playa junto a la pista.

Para aterrizar en Donegal lo más fácil es volar desde Londres o Dublín. Por ejemplo, desde Dublín el vuelo no llega a 40 minutos. Luego el aeropuerto está a una hora de la ciudad del mismo nombre.

Al condado de Donegal se va a hacer surf. La localidad de Bundoran fue elegida como una de las mejores ubicaciones para surfear del mundo, un lugar donde la pasión por los pubs, la música y la cultura del surf se aúnan. El surf es solo una de las muchas actividades al aire libre que se pueden disfrutar en esta región. Otros reclamos son sus tradiciones y folclore, como la música y danzas típicas irlandesas, la gastronomía y sus pueblos de cuento.

Pero, sobre todo, la región es conocida por sus paisajes naturales intactos, su entorno marítimo y las islas que salpican la costa, por lo que también se va allí a conocer el Parque Nacional de Glenveagh, donde los montes Derryveagh enmarcan un valle que encajaría a la perfección con leyendas como la de “El Señor de los Anillos” de JRR Tolkien. O los impresionantes acantilados de Slieve League que con una caída de 600 metros hasta la bahía de Donegal, es uno de los más altos de Europa. Y es que Donegal es, después de Cork, el condado más grande de Irlanda, por lo que quizá no es de extrañar la gran diversidad que esconde.

Más información en www.turismodeirlanda.com