El aeropuerto de Haneda-Tokio cuenta con un práctico servicio de movilidad asistida

Desplazarnos por los interminables aeropuertos cómodamente sentados en un automóvil que funcione de manera autónoma (es decir, sin conductor) y automática suena muy bien. Esto es posible en el aeropuerto de Haneda en Tokio. Se trata de un servicio de movilidad asistida y autónoma, similar a una silla de ruedas, pionero en el mundo, ya que es la primera vez que se implementa en un aeropuerto y está destinado a cualquier usuario

El Aeropuerto Haneda de Tokio

14 de septiembre de 2021,

El aeropuerto de Haneda, uno de los más grandes en Japón, ha sido reconocido en muchas ocasiones por su practicidad y comodidad entre aeródromos de todo el mundo, y ha recibido a un gran número visitantes, alcanzando la quinta posición en el ranking de aeropuertos con mayor volumen de pasajeros.

En este sentido, con la finalidad de superar las expectativas de los usuarios -de primeras pueden pensar que se trate de un lugar caótico y complicado-, Haneda siempre ha apostado por la tecnología robótica para desarrollar nuevos servicios dentro de sus instalaciones que mejoren la eficiencia, la innovación y la seguridad.

Con esto en mente, el proyecto Haneda Robotics Lab se inició en 2016 con el objetivo de promover el uso de esta tecnología, no solo como novedad sino como servicios útiles y prácticos. La última iniciativa que se ha introducido es el WHILL Autonomous Mobility Service para mejorar la movilidad asistida y evitando la expansión de la COVID-19 al minimizar el contacto del usuario con el personal del aeropuerto.

– Los viajeros que pasen por el aeropuerto Haneda en Tokio ya pueden moverse por el aeropuerto con un servicio de movilidad asistida similar a una silla de ruedas y que funciona de manera autónoma y automática –

El WHILL se asemeja a una silla de ruedas común, pero es completamente automático y se mueve sin la necesidad de ser asistido por el personal del aeropuerto, llevando a quien lo use a distintos destinos dentro del aeropuerto.

El servicio está a disposición de cualquier usuario de manera gratuita. Las estaciones WHILL están localizadas en varios puntos a lo largo del aeropuerto, como por ejemplo, cerca de las puertas de embarque una vez pasado el control de seguridad. Las estaciones no cuentan con personal y ofrecen instrucciones en japonés y en inglés.

Su uso, muy sencillo

Para utilizar el servicio, el usuario se sienta en uno de los dispositivos, que cuenta con espacio para el equipaje en la parte trasera. La pantalla integrada ofrece al usuario los destinos disponibles para su elección. Una vez que haya sido seleccionado el destino dentro del aeropuerto, WHILL comienza su marcha tras una cuenta atrás. El usuario puede detener el viaje en cualquier momento pulsando el icono de “pausa” en la pantalla, y reanudarlo cuando considere. Una vez alcanzado el destino, el usuario puede abandonar el WHILL en ese lugar y la silla regresará automáticamente a una estación designada. Asimismo, puede pausar y abandonar el WHILL en cualquier momento antes de alcanzar el destino.

WHILL está equipado con sensores para reconocer obstáculos en el camino, y se detiene automáticamente si detecta a alguien o algo delante. Una vez el camino está despejado, reanudará su marcha automáticamente.

Como comenta el director del departamento de marketing del Japan Airport Terminal Co. Ltd, uno de los grandes retos a la hora de integrar este servicio fue la seguridad. “El aeropuerto está siempre lleno de gente caminando en todas direcciones. Aunque instalar sensores que permitiesen al WHILL detenerse frente a los obstáculos fuese fácil, el problema era lograr que continuase su marcha. Fue extremadamente difícil desarrollar un dispositivo capaz de trazar el camino entre la multitud. Por esta razón, en un principio consideramos la idea de la conducción manual y el retorno automático, pero finalmente concluimos que todo el proceso debía ser automático”.

La respuesta de los usuarios ha sido muy positiva, y algunos han pedido una mayor implementación. El principal objetivo del servicio era asistir a personas con movilidad reducida, pero está disponible para cualquier usuario. Muchas personas lo utilizan de manera espontánea por simple curiosidad hacia esta tecnología. Comparado con la silla de ruedas tradicional, el WHILL minimiza el contacto con el personal del aeropuerto.

En la actualidad, hay dos estaciones WHILL instaladas y funcionando dentro de las Terminales 1 y 2 del aeropuerto de Haneda. El objetivo es contar con cuatro estaciones en cada una de las dos Terminales, sumando un total de ocho, y con tres dispositivos WHILL en cada estación, sumando veinticuatro en total. De momento la interfaz es en japonés y con un número limitado de estaciones, pero el número de idiomas y estaciones puede ser fácilmente incrementado y modificado. En este sentido, la implementación en la Terminal 3 (Terminal Internacional), se pondrá en marcha en colaboración con aerolíneas internacionales en un futuro.

Otros proyectos y servicios que también están ya disponibles en el aeropuerto son robots informativos, de limpieza, o una máscara facial con servicios de traducción integrados.

Más información: https://tokyo-haneda.com/hanedaroboticslab/en.html

ACERCA DE Patricia Palomar