BR 03-94 Black Matte Ceramic: un reloj de Bell & Ross para ir más allá del tiempo

El hombre siempre ha aspirado al cielo en el sentido más literal de la palabra. Por eso, desde sus comienzos, la aviación ha atraído tan poderosamente la atención del mundo y se ha convertido en una fuente de inspiración y avances tecnológicos muy presente en nuestras vidas. Bell & Ross vuelve a rendir pleitesía a esta cultura con el BR 03-94 Black Matte Ceramic, un elegante cronógrafo que luce orgulloso entre las piezas más deseadas de su colección Aviation. Un oscuro objeto de deseo para dominar el tiempo.

BR 03-94 Black Matte Ceramic: elegancia oscura.
BR 03-94 Black Matte Ceramic: elegancia oscura.

Con el omnipresente color tan característico de la aviación, esta pieza se corona de una caja de cerámica de 42 mm que recuerda, como ya es habitual en las piezas de la colección Aviation, a los acabados antirreflejos de las cabinas de pilotaje de cualquier aeronave. Sus dimensiones lo hacen perfectamente adaptable a cualquier tamaño. Este reloj-instrumento servirá a los propósitos de los profesionales que requieran más control del tiempo con una precisión total, de la misma manera que ha sabido convertirse, por sus prestaciones, diseño y maquinaria de altísima calidad suiza, en una pieza que cualquier coleccionista querrá atesorar. Su cristal de zafiro, con tratamiento antirreflejos, garantiza una legibilidad única y una resistencia a prueba de golpes y sobresfuerzos. Una joya hecha para la vida diaria, refinada sin perder carácter.

La esfera, también negra mate, presenta otra particularidad especialmente útil en las noches o momentos de oscuridad. Sus cifras, índices y agujas de las horas y minutos están cubiertas de Superluminova®, el pigmento luminoso de origen japonés que se activa y nutre de la luz del sol. Creado en 1993, este fosforescente elemento es, de nuevo, un habitual en los instrumentos de aviación. De nuevo, el homenaje está presente en cada detalle.

Una pieza funcional
Dotado de un movimiento mecánico automático, el Black Matte Ceramic acumula un completo número de funciones. Así, se pueden contemplar las horas, minutos y hay presente un segundero pequeño en las 15 horas. Además de mostrar la fecha, dispone de un cronógrafo de tiempos cortos para los más exigentes; el contador de 30 minutos aparece en las 9 horas, y el segundero del cronógrafo está presente en el centro. Su escala taquimétrica, en el realce, es el mejor instrumento para medir la velocidad de un cuerpo en movimiento.

El hermetismo del BR 03-94 Black Matte Ceramic es otra de las características que prueba la fortaleza de esta pieza, ya que llega hasta los cien metros. Su correa, de caucho negro, ofrece una sólida resistencia.

Y su precio, como no podía ser de otra manera, a la altura de una máquina de alta relojería: 4.900€.

Aeronáutica y relojería, unidas
Bell & Ross encuentra en la aviación militar y civil una continua fuente de inspiración para elaborar algunas de sus piezas más bellas. Su colección Aviation es un compendio de más de cien relojes que evocan esta disciplina a través no solo de los diseños y de los materiales, sino de los avances tecnológicos que ha engendrado. No hay que olvidar que Internet o el GPS, revolucionarios instrumentos que han cambiado el mundo y la percepción que tenemos de este, tienen su origen en la industria aérea militar.

En la concepción de gran parte de sus mejores diseños en este campo, Bell & Ross se apoya en Dassault Aviation, mítico fabricante de aeronaves civiles y militares con quien comparte la pasión de la excelencia. Juntos han diseñado jóvenes clásicos como el modelo de reloj Vintage Falcon, alumbrado en 2013 como un merecido homenaje a este avión de negocios, o el bellísimo Rafale, un reloj en recuerdo del polivalente caza francés al que ya hemos dedicado un artículo en AirCrewLifestyle.

 

ACERCA DE Rosalía Martínez

Rosalía Martínez
Aunque mi nombre es Rosalía Martínez, todo el mundo me conoce como Piti. Periodista gastronómica de profesión, tengo igual de inquietos el espíritu y el paladar, así que me apasiona viajar y descubrir sitios fantásticos para comer. Y contarlo y recomendar, claro. Epicúrea convencida. Cuando no como o viajo, leo y veo series.