Big Bang Unico Sapphire All Black Rainbow, la belleza cromática de Hublot

Hublot nunca ha sido tímido de llamar la atención y ser el centro de todas las miradas, pero en esta ocasión con este reloj, el Big Bang Unico Sapphire All Black Rainbow revestido de zafiros, rubíes, topacios y tsavoritas sobre un fondo negro, lo requiere. Este modelo es un arcoíris impresionante en el sentido más auténtico de la palabra. La marca relojera suiza celebra el éxito de su desafío cromático mientras que a la vez rinde un homenaje al negro, el color emblemático de la casa.

 

¿Discreto o atrevido?, o ambas apreciaciones
¿Discreto o atrevido?, o ambas apreciaciones

 

Hublot nos tiene acostumbrados a que rompa las reglas estéticas: fue la primera marca que introdujo la pulsera de caucho en los relojes de lujo, hace ya más de 10 años. Y fue la pionera en implantar el concepto “All Black” en los relojes, y después la filosofía “La invisibilidad visible”. El Total Black caló hondo en la relojería, especialmente en los relojes más deportivos. Y la estética de transparencia absoluta por la que lo visible y lo invisible (la maquinaria) entablaban una dialéctica singular, se instaló en Hublot y entró a formar parte también de su ADN. Pronto, más allá del simbolismo y del juego de palabras, esta tendencia atrajo seguidores y pocas son las marcas que se han resistido.

Con el Big Bang Unico Sapphire All Black Rainbow, la marca suiza vuelve  a romper sus códigos otra vez, sobreponiendo en el modelo más transparente de sus relojes de zafiro, el Big Bang Unico Sapphire, un arcoíris de color en degradé que capta poderosamente la atención sobre el fondo oscuro, que a su vez infunde algo de misterio al conjunto.

Es una edición limitada a 50 ejemplares en el que 48 zafiros, rubíes, topacios y tsavoritas se han engastado en talla baguette a lo largo del bisel. Si puede apartar los ojos de los colores, podrá ver los números y las esferas esqueleto, todo acabado en inmaculado color negro.

48 piedras preciosas en degradé cromático
48 piedras preciosas en degradé cromático

 

Las esferas esqueleto están fabricadas en una resina compuesta traslúcida. Y los números árabes están ligeramente sobredimensionados y acabados en un material luminiscente para ser más visibles sobre las también negras esferas esqueleto.

La caja es de cristal de zafiro negro ahumado de 45 mm de diámetro. Recordarles que el zafiro, además de irrayable, es un material de gran dureza, y que por esa razón solo se puede tallar con un diamante. Por su parte, los pulsadores son de titanio con recubrimiento PVD negro satinado, y la corona de caucho y titanio. (El PVD es un recubrimiento de larga duración y muy resistente al rayado). Y el fondo, también en zafiro negro ahumado y en acabado pulido. También está tratado con PVD negro.

Formado por 330 componentes, el cronógrafo está impulsado por movimiento mecánico automático Calibre HUB 1242 Unico (desarrollado por Hublot), función flyback, con doble embrague y rueda de columnas, visible del lado de la esfera, que ofrece 72 horas de reserva de marcha. Es hermético hasta 50 metros.

La pulsera es de caucho con revestimiento translúcido ahumado con relieve de finas líneas.

Su precio es de 90.400€. También está disponible sin las piedras preciosas en edición limitada de 500 relojes, y en cristal de zafiro completamente transparente, con o sin piedras preciosas en el bisel.