Bell & Ross, Baselworld y el mundo del viaje

¿Echaban de menos nuestros artículos sobre las fantásticas creaciones de Bell & Ross? Nosotros también. Nos congratulamos de traerles novedades de la relojera franco-suiza más íntimamente vinculada con la aviación. Con motivo de Baselworld, el salón más importante de la industria de la relojería (del 23 al 30 de marzo en Messe Basel, Suiza), la firma presenta dos nuevos relojes-instrumento que nos invitan a viajar y nos obsequian con una legibilidad perfecta.BR03-92 Horograph y BR03-92 Horolum… ¡bienvenidos al mundo!

 

Sencillos y prácticos, así son las dos novedades de la relojera más unida a la aviación.
Sencillos y prácticos, así son las dos novedades de la relojera más unida a la aviación.

 

Las cajas de ambas piezas, el BR03-92 Horograph y el BR03-92 Horolum, recuperan la forma emblemática de la relojera (un círculo dentro de un cuadrado) inspirada, a su vez, en los relojes de cabina de los aviones y en los preceptos de la Bauhaus, que hace casi cien años impulsó el uso de ángulos rectos, líneas limpias y decoración minimalista en el campo del diseño. Estas dos piezas que llegan al próximo Baselworld, son pura sencillez industrial, sí, pero sin perder ni un ápice de carácter a los nuevos relojes.

BR03-92 Horograph, legibilidad perfecta

Si le gustan los relojes que le informan con claridad meridiana, entonces el El BR03-92 Horograph le tentará. Esta nueva pieza emula los relojes de las terminales de los aeropuertos, con una sencilla pantalla que muestra la hora sin complicaciones gracias a su esfera gráfica con índices claros. Llama la atención su caja, cuadrada pero mate por primera vez. Fabricada en acero inoxidable, este efecto se logra gracias a la pulverización a alta presión de canicas diminutas de vidrio sobre la superficie del metal.

 

Detalle de la esfera del BR03-92 Horograph.
Detalle de la esfera del BR03-92 Horograph de Bell &Ross.

 

Esto permite, además de un tono gris muy puro y uniforme, que se eviten las reverberaciones al sol y los molestos reflejos, lo que lo convierte en un instrumento muy práctico. La esfera también es bastante sencilla, con unos índices bastón que facilitan su lectura enormemente. Esta legibilidad aumenta, además, con el efecto de contraste de blanco y negro de los Índices y agujas.

BR03-92 Horolum, un aterrizaje perfecto

Por su parte, el BR03-92 Horolum (una edición limitada a 500 unidades) reproduce los códigos de la iluminación de una pista de aterrizaje, ya que reproduce su luz verde intensa. Su propio nombre evoca la luz (lumen en latín es luz) y facilita la legibilidad al máximo. En primer lugar, y como ya es habitual en la relojera, utiliza el tratamiento Superluminova de larga duración, lo que facilita la lectura de día y de noche de forma continua.

 

Solo hay 500 unidades del BR03-92 Horolum.
Solo hay 500 unidades del BR03-92 Horolum.

 

Su caja, muy similar a los primeros modelos BR-01, está revestida de acero, mientras que su esfera está hecha en rodio de latón y retoma el mismo look de la caja. Esta similitud confiere al conjunto un acabado muy homogéneo y del mismo color. Su construcción es estilo sándwich, y la esfera está formada por dos placas de metal superpuestas: la parte superior, de color gris, está recortada en el lugar que ocupan las cifras y los índices, de forma que se deja entrever el revestimiento fotoluminiscente que recubre la placa inferior. Además solo cuenta con cuatro números (12, 3, 6 y 9), lo que contribuye a aumentar esa elegante sencillez de la que presume la pieza. La correa, en piel de becerro gris verdoso y tela sintética muy resistente, contribuye a ello.