Alquilar un barco en verano, una opción muy interesante

Todos los veranos a la hora de planear nuestras vacaciones no tenemos en cuenta otra forma diferente pero igual de divertida, interesante y placentera que un hotel o una casa para pasar nuestros días de asueto, y nos referimos al alquiler de un barco.

Pasar las vacaciones a bordo de un barco asegura tener una experiencia única e irrepetible, pudiendo elegir dónde ir y cómo pasar el tiempo. Visitar playas y calas vírgenes, descubrir millas de costas espectaculares, nadar y bucear en aguas transparentes alejadas de las playas masificadas, y tomar el sol en total calma, ya sea navegando o fondeados en alguna playa o cala… no es mala idea, ¿verdad?

alquiler-de-barcos-online-01

Un barco no es solo navegar, es poder descubrir cada día de un puerto diferente y disfrutar de la vida de los pueblos costeros que encontremos en nuestra singladura, es disfrutar de la gastronomía de la zona al desembarcar… y sobre todo, es poder descubrir rincones y lugares escondidos que no son accesibles por tierra visitando los lugares más bellos de la costa sin tener que pagar un coste adicional de transporte. Además de tener la posibilidad de dormir cada noche en un puerto diferente de la costa.

Puesta de sol en el puerto de Mykonos

Existen varias modalidades de alquileres de barcos, entre los cuales los más comunes son el yate y el velero, con o sin capitán o tripulación. En todas ellas es necesario que alguno de los tripulantes tenga la titulación adecuada y en vigor, además de unas horas de experiencia obligatorias.

Alquilar un barco con capitán o patrón es la opción para todos los que no tengan licencia de navegación y quieran descubrir nuevas zonas con un guía experto, además de tener siempre a bordo a un responsable de la seguridad de la embarcación y de las personas a bordo. Tomará las mejores decisiones para salir o no del puerto, en función del estado de la mar y de la climatología reinante en el momento.

Si te llama más la atención la navegación a vela, lo mejor de tener un patrón a bordo es que estos profesionales siempre comparten sus conocimientos y ayudan a los principiantes a iniciarse en el mundo de la navegación a vela. Podrás conocer de primera mano cómo son estos barcos y poder disfrutar de una navegación dinámica y bastante rápida recibiendo sensaciones auténticas en todo momento que no se experimentan con las embarcaciones a motor.

foto1

Hay multitud de agencias y empresas de alquileres de barcos, pero siempre es recomendable acudir a profesionales que lleven años en el sector y que tengan experiencia demostrable y con una flota de barcos y veleros en propiedad para asegurarnos de tener un verano diferente, divertido y lleno de sensaciones y experiencias únicas sin sospresas no deseadas.

El próximo verano, piensa en esta opción y verás como lo disfrutas. Igual te engancha, empiezas a aficionarte y acabas haciendo el curso de patrón de embarcaciones de recreo que te permite navegar en barcos de hasta 12 metros y capitanearlo tú mismo en la próxima ocasión. Una afición a tener muy en cuenta si disfrutas de la inmensidad de la mar y de la libertad, pero sin duda, sólo para bolsillos desahogados 😉

2

ACERCA DE aircrew

aircrew
Aircrew lo forma el equipo de redacción de la propia revista, el cual genera contenidos en base a temáticas interesantes para el lector.