Alentejo, el refugio discreto (de celebrities)

La región portuguesa de Alentejo es uno de los lugares escogidos por famosos en busca de paz y anonimato. Algo tendrá cuando pudiendo ir a cualquier parte del mundo, aposentan sus maletas en este lugar. Te lo contamos…

Playa de Almograve

27 de diciembre de 2021,

Portugal es un destino que está en el radar de muchas celebridades del mundo. Aquellos que tienen el mundo a sus pies, que bien podrían ir a Maldivas, a las Seychelles si es playa, o a la Toscana o la Provenza si lo que buscan es una refinada vida de campo, en algún momento de sus vidas -adineradas y ajetreadas-, deciden visitar el país luso. Ya hablamos en su momento de Comporta como uno de esos destinos discretos de Alentejo elegidos por celebrities de la talla de los Casiraghi, el matrimonio Sarkozy-Bruni, Madona, Christian Louboutin y el entrenador de fútbol José Mourinho, algunos de ellos con casa en propiedad allí. Pues bien, ahora toca el turno al Alentejo en su totalidad.

De playas kilométricas, unos pueblos de interior con encanto, casitas blanquiazules o en tonos ocre, preciosos atardeceres y una singularidad indescriptible. Esto es parte de lo que Alentejo significa para los visitantes. Y esta región, situada en el centro-sur de Portugal a tan solo una hora de Lisboa, es uno de esos lugares en los que con toda su bella naturaleza y un rico patrimonio histórico y cultural, sea ideal para pasar desapercibido afortunadamente por el momento.

Tampoco faltan los famosos españoles como Tamara Falcó, Vicky Martín Berrocal, Eugenia Silva, Luis Medina… que escogen la zona de Comporta, ya conocida como los “Hamptons europeos” para disfrutar de sus vacaciones eco-chic.

Comporta en concreto, y el Alentejo, en general, se afianzan cada día más como una de las mecas europeas del Slow Travel. Un estilo de viaje reposado que no renuncia a lo sofisticado y selecto, y por supuesto a lo sostenible. Una región extensa -31.566 km²- y principalmente rural que acoge con los brazos abiertos a viajeros y familias que buscan lujo y sencillez.

Aunque su costa es uno de sus grandes atractivos, la región cuenta con grandes joyas en el interior, todavía poco conocidas para el turista español.  El capítulo de la gastronomía también debe ser mencionado. Cocina tradicional y gastronomía sostenible son parte de sus reclamos. Restaurantes estrella Michelin no faltan. Recientemente, se ha unido a este selecto “club” de “estrellados” el restaurante Do Esporão, del chef Carlos Teixeira y situado en Reguengos de Monsaraz, que ha recibido la Estrella Verde Michelin, un distintivo que reconoce el compromiso con la sostenibilidad, el respeto a los tiempos de la naturaleza y la innovación para el respeto de los recursos y medio ambiente.

Évora, Beja y Portalegre son algunas de las localidades más conocidas, pero en el Alentejo rural hay otros cuantos rincones que fascinan a todos aquellos que los visitan: como Arraiolos y su castillo medieval, Monsaraz y sus increíbles vistas del lago Alqueva o Estremoz y sus adoquines de mármol.

El pueblo medieval de Monsaraz
Paisaje de encinas

Algunas buenas direcciones de hoteles rurales donde alojarnos cuando visitemos Alentejo para vivir la experiencia en un estilo country chic pero sin renunciar a la autenticidad de la región.

Tivoli Évora Ecoresort. Situado a pocos kilómetros de Évora, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y única localidad portuguesa miembro de la «Red de Ciudades Europeas más Antiguas», este resort es el destino ideal para quienes busquen una experiencia sensorial asociada al confort, los sabores y los colores del paisaje alentejano. Dispone de Spa con un sinfín de tratamientos y ofrece una experiencia enogastronómica única en el Restaurante & Bar Cardo. Además, es un establecimiento comprometido con la sostenibilidad y la eficiencia energética. De hecho fue el primer hotel ecológico certificado en Portugal.

Montimerso Skyscape Countryhouse. El lago de Alqueva, la tierra pura que lo rodea y un cielo inmenso componen la estampa que ofrece este espacio mágico. El hotel, a diez minutos en coche de la localidad de Monsaraz, ofrece una experiencia muy personal, con desayunos que se alargan casi hasta la hora de la siesta y noches que se extienden entre copas de vino, para descansar de la rutina y respirar la calma que baña el Alentejo.

Torre de Palma Wine Hotel que estando situado a las afueras de la villa de Monforte, es perfecto para disfrutar de un retiro rural con la familia. Ofrece una amplia variedad de actividades como montar a caballo, viajar en globo aerostático o realizar picnics en el campo, para después relajarse en su lujoso spa. Imprescindible visitar su restaurante Palma para descubrir la esencia del Alentejo a través de su gastronomía, disfrutando de las delicias preparadas por el chef Miguel Laffan, galardonado con una estrella Michelin.

Más información en: www.visitalentejo.pt/es/