Air Malta reanudará la ruta Madrid-Malta el 28 de marzo de 2022

Air Malta ha anunciado que reanudará su ruta con Madrid para la próxima temporada de verano 2022. En concreto será a partir del 28 de marzo y lo hará con tres vuelos a la semana.

Foto: twitter de Air Malta

13 de octubre de 2021,

Con la excepción de algunos servicios regulares operados el pasado verano, Air Malta vuelve a Madrid tras 10 años de ausencia. El calendario de los vuelos será cada lunes, miércoles y viernes. Estos servicios se unen a los más de 250 vuelos semanales a 20 destinos que serán atendidos por la aerolínea el próximo verano.

La aerolínea tiene planes de mantener el incremento de capacidad más allá del próximo verano. «Tenemos la firme convicción de que los viajes y el turismo se recuperarán el próximo año. Por ello estamos trabajando en un ambicioso calendario de vuelos. Nuestros planes son duplicar eficazmente nuestra capacidad operativa durante el próximo período de invierno. Continuaremos centrándonos en nuestros principales mercados europeos», comentó el presidente ejecutivo de Air Malta, David G Curmi, al anunciar el programa de vuelos de la aerolínea para la temporada de verano de 2022.

Foto: twitter de Air Malta

Por su parte, Roy Kinnear, Director Comercial de Air Malta, añadió: «Hemos empezado a ver signos de recuperación en todos nuestros mercados europeos, obviamente con algunas regiones respondiendo más rápido que otras». La compañía aérea tiene intención de reanudar los servicios a Londres Gatwick, Madrid y Moscú, tres rutas que tuvieron que suspender temporalmente el año pasado.

Malta, el pequeño país en pleno Mar Mediterráneo entre Europa y África y dividido en tres islas principales y unas cuantas más pequeñas, consiste en únicamente de 312 km2 de territorio teñido de color arena sobre un azul turquesa que no puede ser más sugerente. Y condensa en tan pequeño territorio muchos lugares únicos y auténticos.

Las playas de fotografía, una historia antiquísima -se remonta a más de 7000 años-, su gente encantadora, su capital La Valeta pequeña pero matona -por aquello de tener mucha vida-, y una gastronomía llena de matices e influencias; además de un montón de opciones para el deporte y la aventura, la marcha de noche y, claro, el aprendizaje de inglés, son algunos de los muchos y buenos alicientes que este destino nos ofrece.