Air Europa realiza su vuelo más largo, desde Los Ángeles a Bali

Air Europa ha operado su vuelo comercial de pasajeros más largo en la historia de la compañía: desde Los Ángeles a Bali, sobrevolando el Pacífico de oeste a este y recorriendo más de 7.600 millas náuticas en menos de 17 horas. El vuelo ha formado parte de la operativa de repatriación y carga de material con la que la aerolínea ha dado la vuelta al mundo atravesando en total 20.389 millas náuticas.

Los Angeles-Bali

20 de mayo de 2020,

La operativa, realizada con el Boeing 787-9 Dreamliner, se inició el jueves, 14 de mayo, con un vuelo posicional entre Madrid y Los Ángeles para, posteriormente, operar un vuelo de repatriación con 175 pasajeros hasta Bali. Con este trayecto, la aerolínea alcanzó un hito histórico y se convirtió en la primera compañía aérea española en cubrir esta ruta de oeste a este. 

La siguiente fase enlazó Bali y Singapur, donde el avión con matrícula EC-NEI aterrizó el pasado domingo para recoger carga y transportarla a Madrid en un nuevo vuelo de largo recorrido, sobrevolando la India, Sri Lanka, Arabia Saudita, Omán, Egipto, Grecia e Italia.

Singapur-Madrid

A excepción del trayecto entre Bali y Singapur, de poco más de 1.000 millas náuticas, el resto de vuelos fueron planificados cumpliendo con la certificación ETOPS, con la que cuenta la compañía para vuelos de largo radio con aviones de dos motores, y que exige establecer aeropuertos alternativos en distintos puntos de la ruta. De esta forma, para la primera fase del vuelo se marcaron diferentes opciones como los aeropuertos de Lajes (Azores), St. Johns (Terranova) o Calgary (Canadá).

De Los Ángeles a Bali, se sobrevoló el espacio aéreo de Oakland ATRCC y como aeropuertos alternativos se fijaron en este caso Honolulu, en Hawai, Midway (situado en el atolón del mismo nombre) y la isla de Guam.  Por lo que se refiere al trayecto entre Singapur y Madrid, se marcaron los de Yakarta, Mattala (Sri Lanka) y Dubai.

El Dreamliner, con 6 tripulantes de vuelo y 9 tripulantes de cabina a bordo, aterrizó en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en la madrugada del pasado domingo. Tanto la tripulación como las diferentes áreas que han participado en su programación han calificado la operativa de “gran éxito” al haberse realizado toda la rotación prevista en los diferentes espacios aéreos sin ninguna incidencia.