5 bebidas calientes exóticas para preparar y disfrutar este invierno

El frío y la lluvia son los responsables de que nos peguemos al sofá, nos acurruquemos bajo la manta y en nuestras manos siempre haya una bebida humeante con la que combatir las temperaturas. Aprovechando la hibernación propia de la temporada, ¿por qué no probar a preparar algo distinto? Olvídese del té y el café que conoce y sorprenda a sus invitados o deléitese usted mismo con algunos de los brebajes más populares al otro lado del charco. Le proponemos unas recetas rápidas y sencillas con las que tomar algo en casa de una forma original para descubrir productos que nunca habían pisado su cocina. Un plan perfecto para explorar nuevas culturas culinarias y ganarle la batalla al invierno llenando el estómago.

 

Bebidas calientes
Una bebida caliente sabe mejor si la preparamos nosotros mismos. Despertamos el paladar con nuevos sabores exóticos para combatir el frío. Foto: Yorkshire Tea

Ponche de tamarindo

El ponche de tamarindo es muy consumido en México y otros países latinoamericanos y, aunque cada región le pone su toque especial, siempre se prepara con frutas secas de invierno y especias. Su producto clave, el tamarindo, es una fruta en forma de vaina de color marrón que proviene de su árbol homónimo, nativo de África, que destaca por su sabor ligeramente dulce y con un toque de acidez.

Para esta receta descubriremos esta particular fruta, de la que necesitaremos 3 tazas llenas de pulpa, y las estrellas de anís, un ingrediente del que usaremos 3 unidades. Estas “estrellas” son muy populares en Latinoamérica y su nombre se debe a su forma, similar a los astros de cinco puntas. También mezclaremos 4 tazas de agua, 2 peras y 2 manzanas cortadas a la mitad, 4 rollos de canela en rama, ¾ de una taza de azúcar moreno y ron al gusto. Dulce, ¿verdad?

La preparación es tan sencilla como dejar que el azúcar y la canela se mezclen en una olla grande con agua caliente 15 minutos y después añadir el resto de ingredientes, reservando el ron. Tras cocinar a fuego lento la mezcla durante aproximadamente 40 minutos, ya podemos servir nuestro ponche de tamarindo, añadiendo el ron al gusto de cada comensal.

Ponche de tamarindo
El ponche de tamarindo es una de las bebidas más populares en Latinoamérica. Con distintas vertientes, su principal ingrediente es la fruta de tamarindo, dulce y ácida a la vez. Foto: QueRicaVida

Champurrado oaxaqueño

Lo más similar a esta bebida que tenemos en España es el chocolate caliente, aunque son muy distintos entre sí. El champurrado es una bebida mexicana que se prepara con maíz y cacao y se consume desde la época prehispánica. Este brebaje era considerado por los aztecas como un alimento sagrado y se usaba en distintos rituales y ceremonias tradicionales.

Para preparar el champurrado necesitaremos ¾ de harina de maíz, 1 tableta de chocolate, 1 L y medio de leche, un toque de canela, 0,5 L de agua y 7 gramos de azúcar moreno. Al igual que con el ponche de tamarindo, colocaremos en una olla el agua, la canela y el azúcar a hervir hasta que se mezclen en una masa. Para evitar que nos queden grumos, disolvemos la masa resultante en una tercera parte del litro y medio de leche y le añadimos el agua que usamos anteriormente. Una vez disuelto, agregamos el resto de leche y la tableta de chocolate, bajamos el fuego y lo dejamos hervir hasta que se integren todos los ingredientes. Y ya podremos disfrutar de este manjar mexicano.

Champurrado oaxaqueño
Este brebaje se consideraba sagrado y proviene de la época prehispánica. Su sabor es muy similar al chocolate caliente. Foto: CocinaDelirante

Latte de calabaza

La cadena Starbucks es la culpable de que conozcamos esta bebida como “Pumpkin Spice Latte” en esta época del año. Este latte destaca por sus toques tibios otoñales y su delicioso sabor a pastel de calabaza que recuerda a la belleza de la luz del invierno y las hojas de los árboles.

Para cuatro tazas de nuestro “Pumpkin Spice Latte” necesitamos 2 cucharadas de puré de calabaza, 1 taza de leche, azúcar moreno al gusto, 2 tazas de café, 1 cucharada de vainilla, crema batida y 1 pizca de canela, nuez moscada y jengibre molido. El ingrediente a descubrir en esta ocasión es el “clavo de olor”, una especia proveniente del árbol del clavo muy usada en la cocina y de la que añadiremos una pizca. Primero calentaremos la leche, la vainilla, las especias, el azúcar y la calabaza. Una vez mezcladas, las añadiremos al café, repartido previamente en cuatro tazas. La crema batida y la canela en polvo se emplean como decoración para obtener una presentación más colorida (y deliciosa). ¡Y que viva la calabaza!

Latte calabaza
El latte calabaza es la bebida más popular en todos los Starbucks cuando se acerca el frío. Foto: Stern

Sidra caliente con un toque de naranja

Sí, lo sabemos, la sidra no es una bebida desconocida, pero, ¿alguna vez la ha tomado caliente y con sabor a naranja? Lo suponíamos… por eso le animamos a preparar usted mismo este manjar. Como novedad, usaremos pimienta de Jamaica, también conocida como pimienta gorda, pimienta guayabita, pimienta dulce, pimienta inglesa o malagueta. Se trata de una especia aromática para condimentar todo tipo de recetas y se pueden comprar en España a un precio muy asequible (50 gramos son algo más de 2€).

Esta sidra requiere 8 tazas de zumo de manzana, 4 tazas de agua, 2 naranjas, 6 unidades de canela en rama, 2 pimientas de Jamaica y en esta ocasión volveremos a usar los clavos de olor, 12 en concreto. Los clavos se pueden adquirir a un precio que no supera los 5€ por 50g. En una olla grande agregamos el agua, el zumo de manzana, las naranjas cortadas por la mitad y las especias, calentándolo todo hasta que hierva. Reducimos el calor y dejamos reposar durante 2 horas. Una larga espera que merece la pena.

Para preparar esta versión diferente de la sidra tradicional, se usan pimienta de Jamaica y clavos de olor. Foto: OKDiario
Para preparar esta versión diferente de la sidra tradicional, se usan pimienta de Jamaica y clavos de olor. Foto: OKDiario

Atole de coco

El día de Reyes está lleno de regalos y… roscón. Y qué sería de este dulce tan nuestro y tan navideño sin el chocolate caliente o el café donde mojarlo. En México cuentan con su propia tradición y sirven este bollo con su propia bebida, el atole de coco.

El atole necesita 6 tazas de leche, 1 cucharada de esencia de coco (fundamental, claro está), 4 ó 6 cucharaditas de azúcar (al gusto), media taza de agua, 5 cucharaditas de maicena, 1 taza de coco rallado y 2 cucharadas de miel. Para preparar este cóctel explosivo de dulzor colocamos en una cazuela grande la leche, la esencia de coco y el azúcar a fuego lento. En un tazón añadimos el agua y la maicena hasta que obtengamos una mezcla perfecta. Cuando la leche de la cazuela comience a hervir, vertimos la maicena disuelta en el agua y removemos hasta conseguir una consistencia viscosa.

Para la preparación, es aconsejable esparcir el coco rallado sobre las tazas donde serviremos el atole, para lo que extenderemos la miel en un plato y mojaremos ligeramente el filo de las tazas. De esta forma el coco se quedará pegado a la taza y podremos beber un atole inmejorable.

Atole de coco
Una deliciosa bebida en la que el dulce es el sabor protagonista. Esparciendo el coco por el filo de la taza se consigue esta presentación tan original. Foto: QueRicaVida